22 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El FC Barcelona detuvo una recaudación de fondos de 1.500 millones de euros tras negarse a los términos del acuerdo con sus inversores

Al Barça no le salen las cuentas con la turca Limak: Frenan la financiación de la reconstrucción del Camp Nou

El concepto del nuevo Camp Nou
El concepto del nuevo Camp Nou
En medio de la polémica por la presunta compra de árbitros, afloran los posibles problemas que está teniendo el FC Barcelona para financiar el nuevo estadio. Según el periódico 'The Financial Times', el club detuvo una recaudación de fondos de 1.500 millones de euros por negarse a los términos del acuerdo en medio de un aumento en los costos de endeudamiento de Estados Unidos. Sus principales inversores actualmente son Goldman Sachs y JP Morgan.

Las malas noticias no cesan de asomar a la cúpula del FC Barcelona. Y es que, en medio de la polémica por la presunta compra de árbitros, salen a la luz los posibles problemas que están teniendo para financiar el nuevo estadio. Según ha publicado The Financial Times, "el FC Barcelona detuvo una recaudación de fondos de 1.500 millones de euros tras negarse a los términos del acuerdo en medio de un aumento en los costos de endeudamiento de Estados Unidos, lo que obligó al club de fútbol a sopesar acuerdos de financiación alternativos, según tres personas con conocimiento de los planes". 

Según el diario británico, una de estas tres personas conocedoras del asunto aseguró que el precio del acuerdo se convendría a finales de la semana pasada, pero que "las negociaciones con inversionistas privados se estancaron debido a que los datos de inflación recientes elevaron los costos de endeudamiento de Estados Unidos a niveles de 2007". Según otra de las personas, "el Barcelona pronto podría decidirse por un nuevo método de financiación destinado a pagar la renovación de su estadio Spotify Camp Nou", apunta el diario. 

23647_6359a8b5eef38

El presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta.

De hecho, el “Caso Negreira” podría estar repercutiendo en estos problemas extradeportivos, pero a pesar de ello la postura del Barcelona es firme. "Estamos trabajando para optimizar los términos y la flexibilidad de la estructura de financiación final", explican desde la directiva culé al ser preguntados por este tema. La realidad es que el club catalán registró una pérdida de 500 millones de euros tras la temporada 2020/21, aunque volvió a obtener ganancias en 2021/22 por primera vez desde antes de la pandemia. La deuda neta ascendía a 608 millones de euros a finales de junio de 2022. 

Como ya se contó en elcierredigital.com, el FC Barcelona no quiere hipotecar el Camp Nou ni condicionar el magro de las cuentas culés para acometer una serie de inversiones que también incluyen la urbanización y construcción del campus, que ronda los 100 millones de euros. El resto de pagos, 200 millones, en principio van a ser sufragados con un préstamo bancario que los blaugranas tienen pensado solicitar.

Goldman Sachs y JP Morgan buscan una inversión sostenible

Las entidades inversoras Goldman Sachs y JP Morgan han fijado como objetivo alcanzar la cifra de 1.500 millones al menor precio posible. El pasado mes de mayo, la junta que preside el presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, se reunió, tanto en la Ciudad Condal como en territorio norteamericano, en diversas ocasiones con las compañías estadounidenses de Apollo Pricoa Private capital y Voya Financial, así como las aseguradoras Met Life, New York Life y Barings.

23786_laporta

Joan Laporta.

En la inversión que realicen dichas compañías entrará en juego el cálculo de los criterios de sostenibilidad que hará variar el interés final al que finalmente conceda sus recursos. A la hora de realizar este tipo de operaciones son cada vez más las financieras que operan bajo los criterios ESG, es decir, aquellos que engloban factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Remodelación del Camp Nou por la turca Limak Holding

Estos últimos años han marcado la agenda las remodelaciones de los estadios de fútbol más emblemáticos de España. La carrera comenzó con las obras del Santiago Bernabéu —unas que, como ya contamos desde elcierredigital.com, traerán mejoras para el Real Madrid, pero también parecen acarrear problemas para los vecinos de la zona— y ahora siguen con la renovación del Camp Nou del Barça. Mientras que el Real Madrid escogió a la empresa FCC —con sede en España, requisito exigido por el equipo—, el Barça ha elegido a la turca Limak Holdings para su nuevo Espai Barça.

La elección del club blaugrana no ha estado exenta de polémica desde el inicio. Y es que, según apuntan medios turcos, Limak Holdings es una de las constructoras de la denominada “banda de las cinco”. Este nombre es el que en Turquía se ha dado a las cinco compañías constructoras encargadas de la mayoría de las obras públicas bajo el gobierno de Recep Tayyip Erdoğan, del partido AKP.

Laporta2

Cartel de Laporta durante la campaña que le llevó a la presidencia del Barça.

Estas empresas son Cengiz Holding, Kalyon Grup, Makyol Grup, Kolin Holding y Limak Holding, la encargada de la remodelación del Camp Nou. Las cinco compañías, según clamaba el miembro de la oposición Kemal Kılıçdaroğlu —del partido republicano CHP—, “fueron recompensadas con trabajos por valor de 203.000 millones de dólares en los últimos 18 años. Se llevaron su dinero a Inglaterra, a paraísos fiscales. Os prometo que vamos a devolver todo el dinero a la nación”. Así recogía sus palabras, pronunciadas en agosto del pasado año, el diario Turkish Minute.

COMPARTIR: