22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ALGUNOS DE LOS EDIFICIOS MÁS EMBLEMÁTICOS DE LA CAPITAL CERRARON LAS PUERTAS A LA CULTURA PARA CONVERTIRSE TAMBIÉN EN BANCOS O TIENDAS DE ROPA

Un paseo por el Madrid de los míticos cines y teatros hoy reconvertidos en supermercados

Los Cines Roxy de Madrid fueron sustituidos por un supermercado de la empresa Aldi
Los Cines Roxy de Madrid fueron sustituidos por un supermercado de la empresa Aldi
La capital española ha sido un ejemplo del maltrato al patrimonio arquitectónico, cinematográfico y teatral. En la actualidad muy pocos cines y teatros históricos siguen activos. En los años 80, en la ciudad de Madrid existían 500 cines pero ante la disminución del número de espectadores y de la recaudación apenas resisten quince de ellos. Muchas de estas instalaciones culturales han sido transformadas en supermercados y viviendas o destinadas a otro tipo de usos.

Aunque Madrid puede sentirse orgullosa por la buena acogida que tuvieron los teatros a finales del siglo XIX y principios del XX, ya en la década de 1940 habían desaparecido bastantes de los históricos. Tan solo una veintena seguían funcionando como tales. Otros, se habían convertido en cines o alternaban las dos actividades, el cine y el teatro. No obstante, a partir de esta década y hasta hoy en día, hemos visto cómo han desaparecido algunos de los más míticos teatros madrileños transformándose en apartamentos, oficinas, supermercados u otro tipo de negocios.

Las consecuencias del coronavirus no han sido inanes para estos y otros establecimientos, sumándose a la insostenibilidad económica que ya venían sufriendo algunas de estas salas. Las más afectadas se han visto obligadas a echar el cierre o a traspasar su local a otros negocios, sufriendo reconstrucciones que en nada ya recuerdan a los locales que un día fueron. En este artículo vamos a traer algunos de los ejemplos de esta destrucción del patrimonio cultural madrileño.

Teatro Apolo

Imagen del Teatro Apolo inaugurado en 1873

Este teatro, situado en el número 45 de la calle de Alcalá, se construyó con capacidad para 2.200 espectadores en marzo de 1873. En sus mejores años mantuvo una actividad frenética haciendo popular el “Teatro por horas”. La demolición de esta catedral del género chico tuvo lugar en 1929 y el local fue reconvertido en un banco. En la actualidad, el número 45 de la Calle de Alcalá es la sede del Área de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Madrid

Teatro Novedades

Los Guardias vigilando el incendio acontecido en este teatro de Madrid

Fue uno de los teatros más populares de la ciudad de Madrid. Se inauguró en 1857 tras el derribo del circo que estaba instalado allí. Situado en la calle Toledo, número 83, el 23 de septiembre de 1928 sufrió un incendio en el que murieron más de 80 personas. Esta desgracia provocó el fin de este teatro. Actualmente está ocupado por un bloque de viviendas y en el bajo se encuentra una oficina bancaria.

Teatro Infanta Beatriz

El Teatro Infanta Beatriz presentando Tiempo de Espadas de Jaime Salóm

Este teatro comenzó su andadura el 16 de octubre de 1925 en la esquina de las calles Hermosilla y Claudio Coello, en pleno barrio de Salamanca. En este espacio se estrenó en 1933 con gran éxito “Bodas de Sangre”. En este edificio se alternaron cine y teatro, siendo la comedia el género más representado. En 1990 su finalidad cultural se vio sustituida por la gastronómica, convirtiéndose en el afamado restaurante "Teatriz”, diseñado por Philippe Starck . En la actualidad, el espacio lo ocupa un local comercial.

Teatro Eslava

Imagen de la entrada al Teatro Eslava

La actual discoteca situada en la calle Arenal de Madrid, Joy Eslava, fue entre 1871 y 1981 un teatro dedicado a géneros populares como la revista o la zarzuela. Antes de convertirse en esta sala de fiestas, fue local de cabaret donde actuaron estrellas como Concha Velasco y Norma Duval.

Teatro Martín

La fachada del Teatro Martín junto al cartel de presentación de la obra "Mami, llévame al colegio"

Situado entre las calles de Santa Brígida y Santa Águeda, en pleno Chueca, se inauguró en 1874. No fue un teatro de los que llaman "con personalidad", funcionando a lo largo de su extensa historia como "teatro por horas", de variedades, cine y sala de conciertos. Inició una remodelación profunda en 1911 que le hizo vivir una época dorada, donde se presentaron los estrenos de revistas como “Las corsarias” o “Cinco minutos nada menos”. Tras su etapa como sala de cine, renace a finales de los 70, acogiendo grupos y dramaturgos del teatro independiente y compañías extranjeras. También funcionaba como local de conciertos. El cierre de sus puertas se consumó en 1998 y se levantó un edificio de apartamentos que debía albergar una sala de espectáculos que aún sigue sin abrirse.

Cine Salamanca

La puerta del Cine Salamanca que ha sido transformada por la tienda de Primark instalada en este lugar

Este edificio fue diseñado por el arquitecto Francisco Alonso Martos que se inspiró en el cine Barceló. En los años 30 se culminó esta obra convertida en una de las más importantes del racionalismo de Madrid. Este cine echó el cierre en 1987 y el edificio pasó a manos de la cadena de moda C&A que rehabilitó la distribución original del edificio y sus adornos. En 2018, la multinacional Primark tomó las riendas de este edificio eliminando completamente la histórica marquesina del Cine Salamanca. 

Cines Lido, Roxy y Sala Canciller

Entrada a los cines Lido en la que se presenta "Superman"

La mayoría de los edificios que ocupaban estas salas de proyección, de conciertos o de teatro han sido ocupados por locales comerciales. Este es el ejemplo de Cines Lido, Cines Roxy y Sala Canciller, un templo del heavy madrileño. Los tres locales fueron sustituidos por la marca de supermercados Aldi.

COMPARTIR: