19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A partir de 2015 pudimos casarnos ante notario pero el expediente matrimonial debía de realizarse en Registro Civil lo que generaba retrasos

Las nuevas bodas ante notario: Los datos para iniciar así el expediente matrimonial y casarse de esta manera

Lleva 10 años gestionándose un cambio del Registro Civil que pretende unificarlo y que aún no se ha llevado a la práctica y aplicado de manera efectiva. Se ha anunciado a bombo y platillo que desaparece el libro de familia. Se permitió a partir de 2015 casarse ante notario, pero en cambio, el expediente matrimonial debía de realizarse en Registro Civil, lo que retrasaba la celebración del matrimonio durante meses. Ahora, a partir del 30 de abril de 2021, se pueden realizar bodas ante notario.

El expediente matrimonial previo se debe de tramitar en la notaria de nuestra ciudad que nos asigne el Colegio Notarial, pudiendo después celebrar el matrimonio en la notaria que nosotros elijamos. A continuación, daremos más información práctica que nos ayude a entender mejor qué supone actualmente iniciar el expediente matrimonial y otorgar matrimonio ante notario.

La petición de matrimonio no se realiza en la Notaria que nosotros elijamos, no, sino que debe realizarse la petición ante el Colegio Notarial, de manera que este nos remitirá y asignará a una notaria de nuestra ciudad de residencia donde tramitar el expediente matrimonial necesario para contraer matrimonio.

Por tanto, no podemos elegir la notaría para tramitar el expediente matrimonial, nos la asignan. Eso sí, una vez que esté resuelto el expediente matrimonial, los contrayentes podrán elegir la que prefieran para otorgar y elevar a público su unión matrimonial.

En estos momentos las notarías están recibiendo cursos de formación para tener las pautas y conocimientos necesarios como para poder tramitar el expediente matrimonial, que es la gran novedad de 2021.

Alberto García Cebrián. 

Está previsto que cada notaría en España, de media, gestione unos 50 divorcios anuales. ¿Esto es mucho o es poco? Aproximadamente supone uno a la semana, pero algunos notarios ven en este aumento de competencia un verdadero reto, pues consideran que el expediente matrimonial va a suponer gran dedicación por parte de la notaría y consideran que es un volumen elevado de trabajo.

Mi opinión es que con el tiempo se acabará liberando la obligación de comunicar al Colegio Notarial nuestra petición de divorcio para que nos asignen una notaría concreta. En este momento, en el que el trámite es nuevo, puede ser razonable que se repartan los expedientes matrimoniales para que todas las notarías tengan el mismo volumen de tramitación, pero con el tiempo se debería quitar este requisito previo pues no tiene sentido y razón de ser, una vez que se haya normalizado la tramitación.

Para casarnos en España debemos realizar dos trámites, el primero es el expediente matrimonial y el segundo la celebración del matrimonio. Podemos optar por tramitar el expediente matrimonial tanto en el Registro Civil como en Notaría, pudiendo igualmente decidir si después la celebración del matrimonio se otorga ante notario, o ante la autoridad competente que elijamos, firmar el divorcio en el Juzgado, en el Ayuntamiento… etc.

Así que es posible gestionar el expediente matrimonial en el Registro Civil y casarnos en el notario. De igual manera es posible realizar las gestiones de expediente matrimonial en el notario y optar por casarnos en el Juzgado.

Evidentemente la gran ventaja que supone el divorcio ante notario es que es más rápido, evitando retrasos que en algunos Registros Civiles pueden llegar a los 6 meses perfectamente. Por ello el matrimonio ante notario es mucho más rápido, depende de lo que tarde cada notaria, pero aproximadamente una o dos semanas y el coste puede oscilar entre los 100 y los 200 euros.

Rápido y barato

Si una pareja de novios está pensando en casarse deberá valorar sus prioridades pero en la gran mayoría de los casos merecerá la pena optar por el matrimonio ante notario pues es mucho más rápido y el coste no es elevado. Si tenemos en cuenta el coste medio de una boda en España, que se calcula sobre los 16.500 euros y el coste de otorgar dicho matrimonial ante notario que puede calcularse en 150 euros, supone que el coste de matrimonio ante notaría suponga de media menos de un 1% del coste de la celebración nupcial.

Colegio de Notarios de Madrid. 

Está previsto que en 2021 se produzca una avalancha sin precedentes de peticiones de matrimonio ante notario condicionado por los siguientes factores:

- Haber aprobado la posibilidad de tramitar todos los trámites de la boda ante notario, tanto expediente matrimonial como celebración del matrimonio.

- Haber suspendido y pospuesto en 2020 muchos matrimonios que están ahora realizando los trámites para su enlace.

- Las previsiones de crecimiento que existe en los próximos años para España.

La posibilidad de tramitar el expediente matrimonial ante notario no está exenta de retos, pues uno de los principales es la detección de los matrimonios simulados. Hasta ahora todos los expedientes matrimoniales se tramitaban ante el Registro Civil y el juez competente era el que aprobaba o rechazaba el expediente matrimonial.

Ahora tanto notarios como Registros Civiles compartirán la competencia de aprobar o rechazar el expediente matrimonial y por tanto tendrán el cometido de revisar que se cumplen todos los requisitos y detectar los coloquialmente llamados matrimonios por conveniencia.

Preparación notarios

En la práctica, en los Registros Civiles se venía realizando con un “test” que debían de rellenar ambos miembros de la pareja para comprobar si efectivamente han mantenido una relación sentimental y por tanto descartar que se trate de un matrimonio simulado por mero interés.

Esta cuestión es controvertida y en el sector existen opiniones diversas. La novedad, será tener que realizar ante notario los “test” para que sea este el que bajo su criterio apruebe o rechace la petición de matrimonio.

- Se suelen preguntar cuestiones simples como: Nombres, fecha de nacimiento, lugar o modo en el que se han conocido, tiempo de relación…

- Pero también complejas como: En qué lado de la cama duerme cada uno, nombre de familiares del otro miembro de la pareja, qué perfume usa, costumbres, gustos, aficiones…

COMPARTIR: