16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los dos amores de su vida están inmersas en un conflicto legal y pelean por librarse de pagar 300.000 euros de la hipoteca de un piso

Guerra por la herencia de Carlos Marín de Il Divo: Su madre y su exmujer inician una batalla judicial

Carlos Marín y su exmujer, Geraldine Larrosa.
Carlos Marín y su exmujer, Geraldine Larrosa.
Tan solo siete meses después de la muerte del cantante Carlos Marín, líder de Il Divo, su herencia ha provocado que pasase lo que él jamás hubiera querido que ocurriese. Los dos amores de la vida de Il Divo, su madre y su exmujer, e intima amiga hasta que falleció, se han enzarzado en una guerra judicial por culpa de una hipoteca de 300.000 eurosde un piso, que está pendiente de pagar, que Carlos Marín dejó a la que fuese su esposa durante casi 20 años, y esta se niega a pagar.

El pasado 19 de diciembre el cantante Carlos Marín, líder y componente de Il Divo, falleció a los 53 años. Su propio grupo de música confirmó la nefasta noticia en sus redes sociales. "Con gran pesar les hacemos saber que nuestro amigo y socio Carlos Marín ha fallecido. Sus amigos, familiares y fanáticos lo extrañarán. Nunca habrá otra voz o espíritu como Carlos", escribía el propio grupo. Ese día, dejaría de sonar una de las voces más maravillosas de este mundo, dando comienzo a una guerra entre sus familiares y su exmujer por su herencia.

Al conocerse la fatídica noticia de su muerte, varios medios publicaron que el cantante dejaba en vida una fortuna valorada en 18 millones de euros, que ira aumentando gracias a los derechos de autor de su música. Además, también se reveló que Il Divo tenía varias empresas entre las que destacaba la sociedad “Espectáculos Tercer Mileno”, que se dedica a la representación artística.

Está empresa fue fundada por Carlos Marín y que el mismo administraba tenía como accionista a su exmujer y, hasta su muerte íntima amiga Geraldine Larrosa, cuyo nombre artístico es Innocence. Además, la apoderada de la sociedad era su hermana Rosa María.

Sin embargo, a pesar de que cuando el líder de Il Divo escribió su herencia solo pensó en ayudar a sus seres más queridos, en la actualidad esta ha servido para empeorar y tensar la relación entre Geraldine y su familia, en especial con la madre de Carlos. Provocando lo que Carlos Marín menos querría ya que está claro que en la vida del cantante siempre hubo dos grandes amores, el de su madre y el de su exesposa.

Ahora, tan solo tras siete meses después de su muerte, los dos amores de su vida se encuentran en una guerra judicial por la herencia e incluso los familiares del cantante han denunciado públicamente el acoso que Geraldine Larrosa estaría ejerciendo sobre ellos.

En la herencia que dejo Carlos Marín la heredera principal es la madre de líder de Il Divo y el artista le dejó a Geraldine un piso tasado en 700.000 euros. Este inmueble es el que ha traído problemas, ya que tiene una hipoteca pendiente de 300.000 euros. La exmujer del cantante entiende que ese piso le tiene que llegar ‘limpio’, sin deudas pendientes y así lo ha explicado su abogado: "Como en el documento no se especifica, la beneficiaria quiere que la casa se le entregue libre de cargas, que sea la madre de él quien pague los atrasos y el monto total”.

Por ello, Larrosa no para de intentar contactar con la madre de su exmarido por este asunto y Rosa, hermana de Carlos, confiesa: "Ella le llama continuamente por teléfono y le ha provocado varias crisis de ansiedad, no es justo. Tal es el volumen de llamadas que yo solicité una orden de alejamiento que no se concedió porque la tenía que pedir mi madre. Después de todo lo que ha hecho mi madre por ella... A esa mujer solo le mueve el dinero, cada sonrisa entregada a mi hermano la pagó con creces en efectivo”.

Carlos Marín.

Carlos Marín.

Geraldine, por su parte, añade más leña al fuego con publicaciones en Instagram en las que hace alusión a la situación que se vive desde que Carlos falleció con textos como: “Sigo intentando cumplir la promesa que te hice ese fatídico día 14 de diciembre de 2021, pues ya sabes que ‘The show must go on’, pero aquí abajo no me lo están poniendo fácil. Pero tu Gerarda lo va a conseguir, ya sabes que nadie me gana en obstinación”.

Finalmente, la justicia es la que tendrá la última palabra y determinará si es la exmujer de Il Divo quien tiene que hacerse cargo de la hipoteca del piso o si por el contrario es la madre de Carlos, que ha heredado una verdadera fortuna.

La historia de Il Divo

Carlos Marín de 53 años de edad y nacido en Alemania, es de ascendencia española y se crio en Madrid desde los doce años. Su grupo, Il Divo siempre ha destacado por su peculiar mezcla de ópera y pop en canciones de diferentes géneros, y es el referente más importante del mundo de los grupos crossover de música clásica. Desde su debut en 2004, Il Divo ha triunfado en los escenarios más importantes de todo el mundo y ha vendido más de 30 millones de discos.

Descubiertos y unidos por Simon Cowell en 2003, el grupo integrado por el español Carlos Marín (baritono), el suizo Urs Bühler (tenor), el francés Sebastien Izambard (tenor) y el estadounidense David Miller (tenor), se convirtió en pionero de un género musical hasta entonces desconocido cuando en 2004 lanzaron su álbum debut “IL Divo”.

Desde entonces, el grupo internacional de cuatro miembros se ha convertido en el líder mundial en su género y ha logrado un éxito sin comparación en todo el mundo, actuando ante personalidades como los expresidentes de Estados Unidos, George Bush, Bill Clinton y Barack Obama, o ante la Reina Isabel II de Inglaterra.

COMPARTIR: