10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC) denuncia que esto es la primera consecuencia de la política de vacunación de la Generalitat

Quince guardias civiles de la central nuclear de Vandellós II en cuarentena por COVID

GRS de la Guardia Civil.
GRS de la Guardia Civil.
La AEGC ha denunciado que este contagio masivo que afecta a una unidad entera de GRS de la Guardia Civil, en concreto a 15 de los 17 miembros, es la primera consecuencia de, según la AEGC, "la discriminación que sufrían los guardias civiles destinados en Cataluña a los que el gobierno autonómico negó la vacuna mientras se aceleraba el proceso de vacunación en los mossos".

Para la AEGC "la irresponsabilidad de los dirigentes sanitarios de la Generalitat, dejando a más del 90% de los miembros de la Guardia Civil allí destinados sin vacunar, ha tenido ya sus consecuencias: la unidad del GRS de Barcelona que hizo el relevo en la seguridad de la Central Nuclear de Vandellos II está en cuarentena por positivo en Covid-19".

Son en total 15 de los 17 agentes contagiados. Guardias a los que se les ha negado la vacuna a pesar de ser personal de riesgo al tiempo que si se estaba vacunando a todo el personal de los Mossos, de las policías locales y de la guardia urbana de Barcelona. Así mientras en estos últimos ya esta protegida el 80% de la plantilla, la Generalitat solo ha suministrado el antiviral a menos del 10% de los guardias civiles, a los que ahora si se está procediendo a vacunar por orden judicial.

GRS desplegados en Cataluña.

Para AEGC con esta discriminación se ha expuesto "no solo la salud de nuestros compañeros sino también la de sus familias, con quienes conviven y a los que cada día que salen a cumplir con su deber ponen en riesgo". Además desde AEGC "señalamos al secretario de Salud Pública de Cataluña, por dejar indefensos a nuestros compañeros". Este consejero, tras la decisión judicial de obligar a la Generalitat a vacunar a los guardias, los acusó de retrasar la vacunación de “gente de 70”.

Pero para AEGC esta irresponsabilidad, "por parte de aquellos que deben velar por la salud de todos los ciudadanos con independencia de su profesión, también ha puesto en riesgo la seguridad de un enclave importante del país ya que toda la unidad ha tenido que ser puesta en cuarentena y ahora habrá que movilizar a otros agentes para que cubran el servicio. Agentes que deberían estar en otros cometidos y que ahora no podrán realizar".

La Asociación Española de Guardias Civiles junto a su gabinete jurídico va a valorar las consecuencias jurídicas de esta "grave irresponsabilidad" por parte de las autoridades catalanas y estudiará que medidas se pueden tomar para que los responsables respondan de estos actos.

COMPARTIR: