24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'Distrito 14', que protagonizó la batalla en Moratalaz contra la cacerolada, es sólo uno de los 77 que están "fichados" en España

La España dividida: Estos son los grupos antifascistas de izquierda preparados para tomar las calles

Los problemas de Moratalaz del miércoles pueden recrudecerse.
Los problemas de Moratalaz del miércoles pueden recrudecerse.
España está dividida, cada vez más polarizada por la gestión del coronavirus. El Gobierno español no ha querido o no ha sabido atajar las protestas en las calles y eso ha generado que partidarios de uno y otro signo, radicalizados, tomen la calle y resuelvan sus diferencias políticas a insultos y puñetazos. Los colectivos antifascistas de izquierdas esperan el momento para incendiar las calles.

Distrito 14 es "un colectivo de jóvenes de Moratalaz cuya principal tarea es organizar a la clase obrera en el barrio, para de esta manera poder crear una respuesta eficiente a las agresiones que las trabajadoras sufrimos día a día", según se definen ellos mismos.

Esta asociación que ahora salta a la fama por el conflicto originado este pasado miércoles en el madrileño barrio de Moratalaz donde manifestantes contra el Gobierno de Pedro Sánchez y jóvenes de colectivos de izquierda se enfrentaron en la calle con el saldo de un herido que necesitó asistencia médica.

La crisis del coronavirus desatada el pasado 14 de marzo con el confinamiento real y obligatorio de los españoles ha polarizado a la sociedad española, cada vez más dividida entre quienes apoyan al gobierno y quienes no y salen a las calles españolas a protestar. El incendio comenzó hace una semana en la madrileña calle Núñez de Balboa, una zona "rica" de Madrid votante del Partido Popular (PP) y ahora cada vez más de Vox.

Podemos, partido socio del Gobierno de Pedro Sánchez, ha sido especialmente beligerante con las manifestaciones en las calles, buscando defenderse de la gestión llevada a cabo desde el Gobierno. El problema es que lo ha hecho en muchas ocasiones atacando a sus rivales políticos, como es el caso de los ataques a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso.

Cuenta de la Secretaría de Igualdad señalando a Díaz Ayuso como culpable de la situación

Las caceroladas que empezaron en la calle Núñez de Balboa de Madrid se han extendido no solo por la Comunidad, sino que han alcanzado otras regiones como Cataluña. Con la extensión de las protestas también se han extendido los problemas y la Policía está preocupada.

Según ABC, el joven de 34 años de Moratalaz podría haber sido herido con un objeto contundente y sus agresores pertenecerían a la organización antifascista denominada Distrito  14 (D-14), quienes definen sus acciones en su página oficial de Twitter de la siguiente manera: “Haciendo barrio contra el capitalismo, el patriarcado, el fascismo y racismo”. Distrito 14 solo es un ejemplo de las 77 organizaciones anticapitalistas que se calculan existen en España. Sólo en Madrid hay unas 40 de estas asociaciones, la mayoría sin actividad reconocida y repartidas por todos los barrios de la capital, incluso en Moratalaz existe otra similar llamada "Moratalaz Despierta", en el cercano barrio de Vallecas hay unos cinco o seis de estos colectivos.  Algarada Tetuán, Aluche Obrero, Antinazis Getafe, Barajas Zona Este, Colectivo Obrero de Coslada y la UCFR son algunos de los más conocidos en la capital.

La mayor parte de estos movimientos están ligados en toda España a equipos de fútbol y no solo se encuentran en barrios obrero. Majadahonda Rebelde, Ciempozuelos Antifascista y Colectivo 1984 (Aravaca y Pozuelo) pertenecen a barrios más pudientes de Madrid. Los siguientes por tamaño y actividad se encuentran en Barcelona y las Fuerzas de Seguridad ya los conocen bien por los incidentes protagonizados por independentistas en las calles de Barcelona, donde ha formado un "ejército" de unas 4.000 personas según la Policía. En Cataluña muchos de estos pequeños grupos como Col·lectiu Jove de Nou Barris, Plataforma Antifeixista de Barcelona,Unitat Contra el Feixisme i el Racisme se han acabado aglutinando en otras mayores como Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural, Tsunami Democràtic, Anonymous Catalonia, Assemblea, CDR Catalunya  o PícnicxRepública entre otros. En el resto de España son activos en Asturias, País Vasco, Andalucía y Cantabria como Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión, Errekaleor bizirik!, Fuengirola en lucha o LIBRES: Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión, aunque muchas ya están inactivas.

Todos los grupos de izquierdas o casi todos tienen canal de Youtube, página de Facebook y son activos en Twitter, las redes sociales son su ámbito perfecto de actuación y en ellas captan seguidores y se manejan como peces en el agua.

D-14 con respecto a lo sucedido en Moratalaz

Ante las acusaciones en redes sociales, D-14 publicó un tuit como respuesta que decía: “Respecto a lo sucedido ayer en Moratalaz. Si los extremos se tocan, ¿por qué unos luchamos por una sanidad pública y accesible para todas las personas y otros golpean cacerolas por la sanidad privada dejando fuera a personas migrantes o sin recursos? #MenosCacerolasMásSanidad”.

Manifestaciones en toda España

La manifestación de Moratalaz no es la única que ha contado con la presencia violenta de los antifascistas. El pasado martes una manifestación en el Parque de Lisboa de Alcorcón en contra del Gobierno de Sánchez fue finalizada por la presencia de un grupo de personas al grito de “Alcorcón antifascista”. Debido al enfrentamiento directo que se sostuvo entre manifestantes y los llamados “antifascistas”, la Policía Nacional tuvo que intervenir y acordonar la zona entre los dos grupos para evitar que el conflicto avanzase hacia un cauce más violento. A pesar de haber sido separados, ambos grupos decidieron seguir con sus respectivas protestas desde la distancia.

Durante el segundo día de enfrentamientos en las manifestaciones los cánticos por parte de la izquierda antifascista se hicieron evidentemente más violentos y algunos medios como Okdiario se han hecho eco de algunas de las frases más explícitas y de naturaleza más agresiva como “¡Muerte al Rey y a sus hijas!”

Pablo Iglesias.

Ante estos enfrentamientos la alcaldesa de Alcorcón solo pudo emitir unas declaraciones donde pedía que se mantuviese la paz y aprovechó para recordar el carácter ilegal de las manifestaciones que habían tenido lugar en el municipio. “Hacemos un llamamiento a la convivencia en la ciudad. La ciudadanía de Alcorcón es tolerante y respetuosa saliendo todos los días a aplaudir a los profesionales sanitarios. Las concentraciones ilegales de estos días, ambas, están poniendo en riesgo la salud de los vecinos”, declaró la alcaldesa, Natalia de Andrés.

Estas manifestaciones propiciaron que se clausurara la Plaza de los Príncipes, el mayor foco de enfrentamientos entre los antifascistas y los manifestantes que pedían la dimisión de Pedro Sánchez. Esta decisión de clausura inició otra batalla, pero esta vez en las redes sociales entre los miembros del PP, PSOE y Unidas Podemos. De esta manera la portavoz del PP explicaba con respecto a la decisión de clausura de la Plaza: “¿Por qué Alcorcón grita que se vayan la alcaldesa y Pedro Sánchez? Así elimina la libertad de expresión de los vecinos”. Por otro lado, el portavoz de Unidas Podemos en Alcorcón, Jesús Santos, defendió las actuaciones de la Alcaldía con las siguientes declaraciones: “La derecha está lanzando a la gente contra la salud para generar un problema de orden público. Se creen con derecho a ocupar las calles, boicoteando todo el esfuerzo nacional contra el virus. Los aplausos demostraron que esto era una causa de país y se la han cargado”.

Incitación desde el Gobierno

La polémica se ha servido además con las declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias tras las concentraciones delante de su casa, así como en la del ministro de Transporte, José Luis Ábalos. El vicepresidente ha manifestado que estas protestas solo contribuyen a la crispación y que: “Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros o de la casa de Abascal”. Estas declaraciones han sido interpretadas por otros políticos y medios de comunicación como amenazas de la izquierda de continuar las protestas. Es como echar gasolina al fuego.

En una entrevista concedida para La Sexta, Iglesias explicó que no estaba en contra de las manifestaciones y que es un derecho que hay que proteger, pero “evitando situaciones de crispación que nadie deseamos”.

Abascal responde a las declaraciones de Iglesias

 Por supuesto, estas declaraciones no pasaron desapercibidas por otros políticos como es el caso del líder de Vox, Santiago Abascal, quien decidió responder con un tuit a través de su cuenta de Twitter oficial en la que explicaba: “El vicepresidente del gobierno amenazando con mandar a su partida de la porra a nuestras casas. ¡Pero si el jarabe democrático lo inventó él! En mi tierra ya me lo hicieron sus amigos de ETA. Y aquí estamos”. Estas declaraciones hacen referencia a las declaraciones de Pablo Iglesias en 2013 durante el programa “Fort Apache”, donde defendía los escraches y los denominaba “el jarabe político de los de abajo”.

La mecha está encendida y será complicado apagarla mientras los líderes políticos no llamen todos unidos a la calma. La calle es ahora de la España dividida.

COMPARTIR: