30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Francisco Javier Carpio fue el malagueño que dijo que la elección de candidatos por la web en 2018 estaba manipulada

El informático que advirtió del primer "pucherazo" de Ciudadanos denuncia en el Juzgado su expulsión de la formación

Francisco Javier Carpio, el denunciante de Ciudadanos.
Francisco Javier Carpio, el denunciante de Ciudadanos.
El informático malagueño Francisco Javier Carpio Navarro, que fue el primer denunciante de irregularidades en el sistema de votación telemática de Ciudadanos y sufrió por ello una expulsión disciplinaria, ha denunciado su expulsión de este partido en el juzgado. Pide ser readmitido en Ciudadanos y una indemnización de 3.000 euros por "daños morales".

Francisco Javier Carpio Navarro, el informático malagueño que fue el primer denunciante de irregularidades en el sistema de votación telemática de Ciudadanos ha denunciado su expulsión de este partido y lo ha hecho ante el Juzgado.

Hay que remontarse a 15 de julio de 2018 cuando Carpio acudió al Juzgado para denunciar el sistema de votaciones primarias en la página web del partidopara elegir candidato a la comunidad de Andalucía. Aquellas elecciones fueron ganadas por Javier Imbroda, un candidato apenas conocido por la militancia y solo por ser el  exseleccionador de España de baloncesto. Imbroda ganó con el 65 por ciento de los votos al resto de candidaturas que se presentaron y tuvo que ser autorizado por el Consejo General de Ciudadanos a concurrir a las primarias, puesto que no contaba con la condición de afiliado.

Primera página de la denuncia presentada por Carpio.

Tras la denuncia de Javier Carpio la Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos le abrió un expediente el 17 de julio, apenas dos días después. Primero lo suspendieron de militancia y procedieron a abrir expediente de expulsión. El afectado pidió a este organismo de Ciudadanos el día 23 de ese mismo mes que le levantasen la sanción y el 30 de julio envió una serie de alegaciones pidiendo el sobreseimiento del expediente disciplinario por entender que "en dicho Expediente no se acredita ningún acto o declaración de D. Javier Carpio que conculque alguna norma estatutaria y/o reglamentaria", aseguraba en su denuncia.

 

A pesar de todo ello, el 4 de octubre de 2018 Ciudadanos acaba expulsándolo del partido, argumentando que la denuncia de "pucherazo" de Carpio no aportaba pruebas, ni otros militantes habían denunciado hechos similares. Tras su denuncia estallaron escándalos similares en las elecciones de Castilla y León y Murcia. En esta segunda comunidad autónoma incluso el asunto terminó en el Juzgado número 5 de Cartagena.

Francisco Javier Carpio.

La denuncia contra esta expulsión, presentada en Málaga el pasado 28 de febrero, y lo que pide Carpio es que "tras los trámites legales que procedan, condene al partido a la readmisión del afiliado Francisco Javier Carpio Navarro con todos sus derechos, así como a la reparación de las consecuencia derivadas del acto, con la indemnización por daños incluidos los morales, que esta parte cifra en la cantidad de cuantía de 3.000 euros".

Francisco Javier Carpio denunció en elcierredigital.com en octubre de 2018 estas irregularidades en el sistema de elección con el voto telemático, que fueron formalizadas en el juzgado de Instrucción número 6 de Málaga. Carpio resumió su expulsión:  “Me han echado por ir a la Prensa y acudir a la Justicia a denunciar un fraude, un derecho que tengo como ciudadano”.

Las denuncias de este informático malagueño se basaban en que las urnas web donde los militantes andaluces depositaban su voto "son urnas sin auditar y sin ninguna garantía para los candidatos ni electores por parte del partido como ellos mismos aseguraron". Además Carpio aseguraba que durante una reunión interna del partido celebrada en la sede provincial "interpeló a los candidatos sobre si habían recibido garantías sobre la auditoría del recuento y los votos telemáticos, respondiéndole que no".

Pero su denuncia fue finalmente archivada, pero Carpio insistía entonces en que la web de Ciudadanos no poseía las garantías exigibles para un proceso electoral interno. Desde el partido rechazaron las acusaciones del entonces afiliado y afirmaron que "todo el proceso electoral fue transparente".

 

COMPARTIR: