25 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La dirigente socialista no fue sancionada por comer el pasado 17 de noviembre en el Palacio de Navarra con una decena de empresarios

María Chivite se saltó sus normas al montar una comida ilegal en la sede del Gobierno de Navarra

/ María Chivite
María Chivite guarda silencio tras ser acusada de haber montado una comida que infringiría las normas que ella mismo dictamina. La presidenta socialista habría organizado un evento gastronómico el pasado martes 17 de noviembre, según denuncia el periódico Navarra.com.

María Chivite guarda prudente silencio tras salir a la luz que se saltó las propias normas que ella dictamina. La presidenta de Navarra por el PSN-PSOE ha sido acusada por el periódico Navarra.com de haber infringido "su propia normativa en el interior del Palacio de Navarra, donde en los últimos días ha celebrado una comida con una decena de personas no convivientes, algo completamente prohibido". 

Comida ilegal en el Palacio de Navarra el pasado 17 de noviembre

La socialista, según el citado medio, "convocó el martes 17 de noviembre" a un grupo de empresarios "después de que ella misma decretara el cierre de bares y restaurantes por considerarlos peligrosos, al tiempo que los señaló como causantes de la segunda ola de la crisis del coronavirus". 

"Chivite se saltó todas las normas posibles y lo hizo con la policía en la puerta, sin que nadie la sancionase, mientras ella y su Gobierno ordenan a los agentes que sancionen sin compasión a los ciudadanos con durísimas multas por reuniones de más de 6 personas, beber en la calle o reunirse personas no convivientes en espacios privados", añade. 

Palacio de Navarra

Navarra.com recuerda que "la comida ilegal organizada por María Chivite en el Palacio de Navarra le hubiera costado a cualquier grupo de ciudadanos más de 9.000 euros en multas, algo que no ha ocurrido con la presidenta y sus invitados, a pesar de que se hizo en un edificio público y custodiado por la Policía Foral, que debe velar por la legalidad y el cumplimiento de las normas". 

Gobierno de coalición que está saliendo adelante con algunas dificultades

María Chivite, que ha salvado los presupuestos de 2021 gracias a la abstención de EH Bildu, explicó en Público que comanda "un Gobierno de coalición, en minoría y en medio de una pandemia global (. . . ) Pero tengo que decir que como Gobierno de coalición hemos funcionado muy bien, nos hemos coordinado como equipo y  estamos colaborando entre todos. De hecho, hemos llevado ocho decretos forales al Parlamento para su convalidación y han salido los ocho sin ningún voto en contra, y cinco por unanimidad. Teníamos claro al inicio de esta legislatura que el diálogo iba a ser el instrumento para sacar las cosas adelante, y en esta pandemia más".

La presidenta navarra asegura que "España está haciendo una estrategia de detección precoz, rastreo y seguimiento, y con estas actuaciones salen a la luz un número importante de casos positivos. Es verdad que nuestro modo de vida influye, también nuestros modelos familiares que son más extensos que en otros países, y nuestro modo de relacionarnos. Eso nos está afectando negativamente. Pero creo que esa estrategia de detección precoz está haciendo aflorar muchos casos positivos, pero que son asintomáticos". 

EH Bildu ha protestado por el seguidismo de Chivite hacia La Moncloa. Pero ella guarda silencio... y también lo hace sobre su comida ilegal. Tampoco andan demasiado 'dicharacheros' en Geroa Bai, ya que su consejero Manu Ayerdi, exlíder del PNV en Navarra y máximo responsable de Desarrollo Económico, también habría participado en la comida. 

 

COMPARTIR: