21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El rey Abdalá II señala que su implicación es fruto de una "campaña contra Jordania" y el presidente de Chile que no tiene sociedades en el extranjero

Esquivar a Hacienda: Los implicados en los 'papeles de Pandora' se defienden por "no haber cometido ilegalidad alguna"

El Cierre Digital en
Los 'papeles de Pandora' salpican a personalidades de todos los rincones del planeta, incluidos más de 330 políticos de 90 países. El ex primer ministro británico Tony Blair, el presidente de Ecuador Guillermo Lasso, el exdirigente del FMI Dominique Strauss Khan o el Rey Abdalá II de Jordania son algunos de los nombres que han recurrido a la ingeniería fiscal de las offshore en algún momento de sus vidas. Su uso, aunque no es ilegal,debe cumplir ciertos requisitos para operar conforme a la Ley.

Más de 11,9 millones de documentos confidenciales han salido a la luz y destapado los negocios offshore de algunas de las personas más poderosas del mundo. Los 'papeles de Pandora', como se ha denominado a este filtración fruto de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) -que encabezó un equipo de más de 600 periodistas de 150 medios-, salpican a personalidades de todos los rincones del planeta, incluidos más de 330 políticos de 90 países.

Por la lista de la "desvergüenza" fiscal desfilan, entre otros, el entrenador del Manchester City Pep Guardiola, el ex primer ministro británico Tony Blair, el presidente de Ecuador Guillermo Lasso, el exministro francés de economía y exdirigente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss Khan, la modelo alemana Claudia Schiffer, el cantante Julio Iglesias, el Rey Abdalá II de Jordania, los Legionarios de Cristo o el escritor y Premio Nobel Mario Vargas Llosa

El Rey Abdalá II de Jordania. 

Los hasta ahora señalados por los 'papeles de Pandora', no obstante, niegan la ilegalidad. El rey Abdalá de Jordania, por ejemplo, ha desmentido cualquier incorrección en su compra de casas de lujo en el extranjero: "Desgraciadamente, hay una campaña contra Jordania, y todavía hay gente que quiere sabotear nuestras relaciones y crear sospechas, no hay nada que ocultar", ha excusado. 

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, también ha negado que exista un conflicto de intereses tras verse implicado por la venta de una empresa minera en 2010 a uno de sus amigos más cercanos. "Ni mi familia, ni yo tenemos sociedades de inversión constituidas en el extranjero".

Sebastián Piñera. 

No han sido los únicos en apresurarse a salir del paso. La cantante Shakira, a la espera de juicio por defraudar presuntamente 14,5 millones de euros a la Hacienda española entre los años 2012 y 2014, ha asegurado que las sociedades que abrió en las Islas Vírgenes Británicas fueron "debidamente declaradas". 

Las offshore, un mecanismo para esquivar a Hacienda

Una offshore es un instrumento administrativo que opera, generalmente, desde paraísos fiscales. Sin embargo, este tipo de sociedades no tienen porqué ser ilegal. De hecho, es habitual que grandes empresas las declaren y usen de forma legal como mecanismos de ingeniería fiscal. En este sentido, para operar conforme a la ley, es necesario informar a los países de residencia. Expertos consultados por elcierredigital.com señalan que "es perfectamente legal que una persona posea una empresa en el extranjero que simplemente mantiene cuentas bancarias o un fideicomiso extranjero con cuentas, acciones, etc." El problema, indican, "es tener cualquiera de estos tipos de cuentas o empresas sin informar a las autoridades" y añaden que, en el caso de las fortunas particulares, lo habitual es recurrir a este tipo de instrumentos para tratar de ocultar ingresos. 

Y es que, además de no pagar impuestos, los poseedores de sociedades offshore tienen la ventaja de que los países en los que se crean estas empresas no brindan información a terceros sobre quiénes son sus propietarios, por lo que las transacciones se mantienen lejos del foco de bancos centrales y autoridades tributarias. Muchos, incluso, tampoco exigen declarar de dónde proviene el dinero. En consecuencia, ello las convierte en una de las principales fuentes de corrupción y blanqueo de capitales. 

Por lo tanto, si una persona desea abrir una cuenta offshore o formar una sociedad en cualquier parte del mundo, desde el punto de vista legal, si se informa de forma pertinente a las autoridades, no debería haber ningún problema. Que este sea el caso de los nombres que en los últimos días se han visto señalados por la filtración de los 'papeles de Pandora', no obstante, es algo que tendrá que esperar a la determinación de la Justicia. 

COMPARTIR: