08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'Se levanta la sesión ¿Quién manda de verdad?', su nuevo libro de memorias con el que intenta otro pelotazo que no es el primero ni el definitivo

Los otros negocios de José Bono, el gran gurú del viejo socialismo

José Bono durante su etapa como politico socialista.
José Bono durante su etapa como politico socialista.
El veterano político socialista José Bono publicará en los próximos días su tercer tomo de memorias. Se titula: 'Se levanta la sesión ¿Quién manda de verdad?', que cierra su trilogía autobiográfica editada por Planeta por las que cobró 800.000 euros. Una cantidad nada desdeñable, que es todo un pelotazo literario. Pero este no es el único éxito en los negocios del que fuera Presidente del Congreso de los Diputados, de la Junta de Castilla-La Mancha y exministro de Defensa con Rodríguez Zapatero.

José Bono, el siempre polémico y veterano político socialista, expresidente del Congreso de los Diputados y de Castilla-La Mancha, está a punto de publicar su nuevo libro. Se trata de Se levanta la sesión ¿Quién manda de verdad?. Este trabajo cerrará la su trilogía de libros firmada con la editorial Planeta, que arrancó en 2012, y en la que ya ha publicado sus ensayos autobiográficos Les voy a contar y Diario de un ministro.

En este libro se centra en la última etapa de su vida política, es decir los años que ejerció como presidente de la Cámara Baja en el último mandato de su camarada José Luis Rodríguez Zapatero. Entre los episodios que el libro recuerda destacan la historia de cómo se reformó en dos horas el artículo 135 de la Constitución Española, así como datos inéditos sobre la intentona golpista del 23-F o la de abdicación Rey Juan Carlos I.

Con esta publicación el exministro de Defensa cierra su contrato con la editorial propiedad de José Manuel Lara que la que firmó un extraordinario contrato en 2012. Planeta desembolsaba 800.000 euros por la publicación de los tres libros. Todo un gran negocio literario, solo superado por los expresidentes de Gobierno José Luis Rodríguez-Zapatero y José María Aznar que se embolsaron un millón de euros cada uno por sendos libros autobiográficos. Mucho más que lo percibido por el actual presidente  Pedro Sánchez con su Manual de Resistencia, publicado hace este año por la Editorial Península y escrito por la consabida "negra" Irene Lozano.

El nuevo libro de José Bono supone otro pelotazo para el político manchego que ha sabido sobrevivir en las procelosas aguas de la política nacional tan bien como lo ha hecho en el terreno de los negocios.

Propiedades inmobiliarias por toda España

Son varias las diferentes propiedades inmobiliarias que Bono tiene repartidas por España. Además del ostentoso centro hípico a las afueras de Toledo, cuyo nombre comercial es Hípica de Toledo, han figurado en su declaración oficial tres viviendas en Madrid, dos en Toledo y una en Albacete.

Además, habría que sumar el apartamento junto al hotel Wellintong de Madrid, donde vive actualmente el ex presidente del Congreso. En la localidad natal del político socialista, en Salobre (Albacete), éste posee una vivienda de 196 metros cuadrados y dos fincas rústicas de dos hectáreas, todo ello herencia de sus padres. 

José Bono y su exmujer Ana Rodríguez en la boda de Felipe VI y Letizia Ortiz. 

Desde que José Bono alcanzó la presidencia de la Junta de Castilla La-Mancha en 1983 fijó su residencia, junto a su entonces mujer Ana Rodríguez Mosquera y sus hijos, en el Palacio de Fuensalida, en Toledo. Allí se criaron y formaron sus tres hijos. Amelía, Ana y José. Luego llegaría años más tarde Sofía, la niña adoptada de Chile. Como también su separación  por cansancio, según cuentan amigos, de la mujer que le acompañó durante gran parte de su vida, la gallega Ana Rodríguez, con la que se casó en 1980 y se  separó en 2010, tras 29 años de matrimonio.  

El que fuera despacho presidencial de Bono durante 21 años, disponía de altísimos muros y techos de rico artesanado, con una señorial chimenea incluida. Fue en su día dormitorio de Carlos V, cuando Toledo era capital de la corte. Pero tras la llegada a Madrid de José Bono en 2004 para ostentar la cartera de Defensa en el gobierno socialista  de Rodríguez Zapatero, el matrimonio adquirió una vivienda de lujo en la capital de España.

Se trataba de un piso de trescientos metros cuadrados, en la madrileña calle de Pintor Rosales, una de las zonas residenciales más caras y privilegiadas de la capital de España, y paralela a la calle Ferraz donde el PSOE tiene su sede central. La vivienda se calculaba que valía entre dos y tres millones de euros, o sea, entre los 300 y 500 millones de pesetas. Ya con anterioridad, en el año 2000, el matrimonio Bono había adquirido otra vivienda más pequeña en Madrid, de 95 metros cuadrados.

La expansión de su negocio

Sin embargo, el matrimonio Bono comenzó muy pronto su expansión inmobiliaria. Fue a comienzos de los años noventa. Así,  en 1992 compraron una vivienda de 142 metros cuadrados en la ciudad de Toledo, a la que más tarde, en 1995, sumaron una gran parcela de 1.870 metros cuadrados de superficie en la urbanización “Los Olivos”, de Olías del Rey, situada a unos 10 kilómetros de Toledo capital.

Dicen que la construcción de su magnífica mansión de Olías de Rey se financió, en parte, con el dinero de la venta de varias fincas heredadas de la madre de Bono, y así consta en su propia declaración de bienes publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Esta casa de Olías del Rey fue adquirida al 100 por 100 por José Bono Martínez por aportación en escritura pública otorgada en Madrid ante el notario Miguel García Gil el 22 de febrero de 2006 (siendo Ministro de Defensa) e inscrita en el Registro de la Propiedad nº 2 de Toledo el 19 de junio de 2006 (ya habiendo cesado como Ministro de Defensa el 27 de abril de 2006). Está tasada para subasta en 300.500 euros. Sobre ella pesa una hipoteca del Banco Popular por valor de 652.493 euros (más de 108 millones de pesetas), dicen que para financiar las obras de mejora en el centro hípico de la familia Bono.

La Hípica de Toledo

Pero su gran joya es el centro ecuestre, denominado Hípica de Toledo. Esta situado en el kilómetro 7,2 de la carretera N-400 que va de Toledo a Ocaña. Unas grandes puertas de color verde dan entrada a la hípica, que se comunica con una gran avenida perfectamente asfaltada, de dos carriles, con señales de tráfico, aceras y badenes. A la derecha se encuentra un gran aparcamiento preparado para dar cabida a 60 camiones de transporte de caballos, y a la izquierda zonas variadas en las que pastan los caballos. Al final de la avenida se encuentra otro aparcamiento para los turismos de los usuarios y empleados del centro, con rayas pintadas para delimitar las plazas.

José Bono Jr. montando a caballo en la Hípica Almenara. 

Un edificio enorme alberga las cuadras, la oficina, la cafetería, los guardarneses… Otro inmueble acoge viviendas para los trabajadores y, por último, la familia Bono se ha construido una casita para su descanso. En las proximidades del refugio se encuentra el edificio que alberga las cuadras de concurso y que está hecho de obra, no portátil como suele acontecer en este tipo de instalaciones. También hay una pista de concurso con una enorme grada patrocinada por Medio Ambiente Gestión de Castilla-La Mancha.

Con Paco ‘El Pocero’

Fue a finales de 2003 y comienzos de 2004 cuando las máquinas y los empleados del promotor Francisco Hernando Contreras, más conocido como “Paco El Pocero”, entraban a trabajar en el complejo hípico de la familia de Bono con el fin de acondicionar el recinto por encargo del entonces presidente castellano-manchego.

Este episodio coincidía en el tiempo con el respaldo del ejecutivo manchego al proyecto de “El Pocero” en Seseña (Toledo). Lo hicieron a través de una de las empresas de Hernando, ONDE 2000 S.L., según la denuncia que presentó en su día Izquierda Unida ante la Fiscalía Anticorrupción, que incluye fotografías y vídeos de los camiones de Hernando dentro de las propiedades de la familia Bono.

Este informe de Izquierda Unida fue sacado en privado por determinados grupos de influyentes socialistas molestos por algunas faltas de tacto de José Bono con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, en concreto, con su rechazo a ser candidato a la alcaldía de Madrid. Dicen que una de las que más ha usado este informe de la “unión profesional” entre Bono y “Paco El Pocero” fue la entonces ministra socialista de Medio Ambiente Cristina Narbona y hoy presidenta  del PSOE, con Pedro Sánchez.

La familia Bono se ha defendido indicando que pagó las obras a “Paco El Pocero” a precio de mercado. Aseguran que pagaron 600.000 euros (100 millones de pesetas) y que pueden presentar las facturas.

Sin embargo, siempre planearon sombras en cuanto a la forma de pago, ya que se afirmó que se emitieron dos facturas: una a la sociedad de la familia de José Bono (Hípica Almenara SL) por valor 150.000 euros; y otra, de 450.000 euros “a otras empresas y patrocinadores”, pero sin concretar quienes eran los patrocinadores que abordaron la cuantía de los trabajos.

El entonces coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara comprobó in situ que estas obras se estaban realizando en marzo de 2004, siendo todavía José Bono presidente de Castilla-La Mancha. “Contrató a mi empresa, como podría haberlo hecho con cualquier otra”, aseguró el constructor Hernando en su día al diario ABC. Casualmente, la empresa de "Paco El Pocero", denominada ONDE 2000, era una empresa que se dedicaba a “obra nueva” y no a hacer reformas en edificios, según la información publicitada.

Los técnicos consultados opinan que las obras están más cerca de los tres millones de euros que de los 600.000 euros que dice Hernando que le pagó la familia Bono y que investigó la Fiscalía Anticorrupción.

Paco 'El Pocero'. 

Dicen que el político socialista, que durante cinco legislaturas ininterrumpidas fue presidente de Castilla La-Mancha, conoció al constructor Hernando por primera vez en la fiesta del Corpus en Toledo, en junio de 2002, y que fue el ex ministro del PP,  Eduardo Zaplana, el que los presentó, ya que era gran amigo de ambos con los que compartía más que mesa y mantel,

Hay que resaltar que Bono siempre ha tenido muy buenas relaciones con determinados personajes del Partido Popular como Zaplana y Alberto Ruiz Gallardón, que fuera ministro de Justicia con Mariano Rajoy. Con ellos se ha reunido en secreto en algunas ocasiones en los salones privados del Hotel Hesperia, situado en el Paseo de la Castellana de Madrid, o en los salones privados del Hotel Wellington, su 'casa de negocios' en Madrid.

Bodas y salidas del armario

José Bono no sólo es noticia por la publicación del nuevo tomo de sus memorias. También en su entorno privado se han producido novedades. Su hijo José Bono Junior ha anunciado recientemente su boda con el vasco Aitor Gómez. El jinete de 35 años y su pareja, un periodista como él de 24 años, se casarán en el próximo mes de junio de 2020 en la ciudad imperial de Toledo.

Este anuncio nupcial ha provocado que la socialité Carmen Lomana haya sacado del armario al político socialista. Ocurrió durante un programa matinal de televisión donde comentaban la noticia del futuro enlace de su hijo en la sección rosa del magazine. Mientras María Eugenia Yagüe hablaba de la naturalidad con la que Bono Jr ha tratado su homosexualidad. su compañera Carmen Lomana ante el estupor del resto de colaboradores, señalaba : “Pues igual que su padre”.

COMPARTIR: