17 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

NUESTRO PAÍS ES EL TERCER CONSUMIDOR DE COCAÍNA DENTRO DE LA UNIÓN EUROPEA Y EL QUINTO DONDE MÁS DROGAS SE TOMAN

España sigue consumiendo demasiada droga: el cannabis encabeza la lista seguido de la cocaína y el éxtasis

España, uno de los mayores consumidores de drogas ilegales en la Unión Europea
España, uno de los mayores consumidores de drogas ilegales en la Unión Europea
El consumo de sustancias de carácter ilegal sigue creciendo en España, con el cannabis, la cocaína y el éxtasis, en ese orden, copando el podio del consumo. Tras estas drogas están las anfetaminas y la heroína, aunque estas últimas no tienen tanto relumbrón como las tres anteriores. Esta es la lista de las principales drogas que se consumen en España y en el resto de Europa, sus efectos y las consecuencias de su consumo.

España es el quinto país de la Unión Europa en la clasificación de consumo mensual de drogas ilegales. Por delante de España están Francia, Dinamarca, el Reino Unido e Italia, como recoge el informe de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

El documento ‘’España – Informe del país sobre drogas 2017’’ deja patente que España está situada en el tercer lugar en consumo de cocaína dentro de la Unión Europea, es quinta en consumo de cannabis, décima en anfetaminas, duodécima en MDMA y quindécima en opiáceos.

En cuanto a la tasa de la mortalidad a causa de las drogas, España se coloca en el puesto 17, mientras que en número de infecciones por VIH está en el duodécimo lugar. Por otro lado, España se sitúa en la segunda posición, sólo por detrás de Portugal, en las estimaciones de inyección de droga, algo que provoca que prevalezca los anticuerpos de Virus de la Hepatitis C (VHC).

Drogas legales peligrosas

Las calificadas como drogas legales, como son el tabaco, el alcohol y los tranquilizantes, también alteran la conciencia. Pero debido a que son legales, muchas personas no las asocian con los peligros que presentan su consumo. Sin embargo, estas drogas, si se consumen en cantidades superiores a las recomendadas pueden ser tan peligrosas como las que están prohibidas por la ley.

Por el contrario, entre las drogas calificadas como ilegales en España que se consumen de manera frecuente destacan el cannabis, la cocaína y el éxtasis, en ese orden, la cuales tienen cada vez más entusiastas.

Cannabis

El cannabis es la sustancia ilegal más consumida en España. Según el Ministerio de Sanidad, el uso de esta droga ha aumentado en nuestro país entre en la población de 15 y 64 años. Además, muchas personas ven en la marihuana una sustancia inofensiva, a pesar de que sus efectos secundarios pueden ser muy severos.

El cannabis es la primera droga ilegal consumida en España.

En el último año la prevalencia entre adultos jóvenes (15-34 años) es del 17,1%, lo que coloca a España como quinto país de la Unión Europea en consumo de esta droga por detrás de Francia, Italia, República Checa y Dinamarca.

Pese a que no se registran muertes producidas directamente por el consumo de cannabis, esta droga se la ha relacionado con efectos a largo plazo como el deterioro cognitivo, la pérdida de memoria, la esquizofrenia, y enfermedades del pulmón, el hígado y el corazón. El peligro de esta droga es que puede generar adicción extrema en las personas que la consumen de forma habitual.

Cocaína

Según el ‘’Informe Europeo sobre Drogas 2017: Tendencias y novedades’’, al menos el 9,1% de la población española ha consumido esta peligrosa sustancia, la cual tiene varias variaciones. como es la cocaína rosa o tucibi, que cada vez tiene más tirón en España, sobre todo en la denominada alta sociedad como ya informamos.

La cocaína consume lentamente a quien la toma y sigue siendo un estupefaciente muy extendido.

Se trata de una sustancia extremadamente adictiva que puede dañar gravemente la salud. Una sobredosis de cocaína puede ocasionar la muerte, y si el individuo no fallece, las secuelas que deja esta droga pueden ser de carácter psicológico.

En la prevalencia de consumo de entre personas de 15 y 34 años en el último año, la cocaína pone a España con 3% como tercer país de la UE que más consume este tipo de estupefaciente, sólo por detrás de Reino Unido y Holanda.

Un alto uso de esta droga está asociado a irritabilidad, paranoia e inquietud pudiendo la persona llegar a desarrollar un episodio de psicosis o como en el caso de ‘’tucibi’’ miedo extremo o constantes ataques de pánico. Cuando el ser consume cocaína pierde totalmente el sentido de la realidad y puede llegar a sufrir alucinaciones, especialmente auditivas.

Éxtasis

El éxtasis, también conocido como MDMA, es una droga de las más consumidas en España a pesar de que ha bajado su incidencia. Su cota más alta se dio en 2015, cuando alcanzó el 1,7% de uso entre las personas de 15 y 34 años, mientras que el año pasado bajó para situarse en el 1,3%. España está colocada en la posición 12 del este ranking que lidera Holanda.

El éxtasis tuvo su gran momento de apogeo hace años pero sigue siendo una droga muy consumida por jóvenes. 

Un alto consumo de esta sustancia puede llegar a causa la muerte debido al aumento elevado de la temperatura del cuerpo (hipertermia). Si la persona no muere, los estragos que deja el éxtasis a largo plazo pueden influir en el factor psicológico alterando la mente con depresión, ansiedad y apatía.

Anfetaminas

El consumo de anfetaminas sigue aumentando en España. En el año 2012 la encuesta anual de Sanidad indicaba que el 0,6% de los españoles tomaron esta droga en ese año. Pero, según el ‘’Informe del país sobre drogas 2017’’ especifica un aumento de consumo de este estupefaciente.

La prevalencia en el último año entre personas de 17 y 34 años indica que el porcentaje de uso ha subido al 1% colocando a España en décimo lugar en la Unión Europea. Al igual que en la clasificación del MDMA, Holanda también comanda la tabla de consumo de anfetaminas.

España ocupa el décimo lugar en la Unión Europea en  consumo de anfetaminas.

Si se toma de forma frecuente, este fármaco da lugar a depresiones severos. Asimismo, también puede aparecer un cuadro llamado psicosis tóxica anfetamínica, que menudo se confunde con esquizofrenia. Un abuso sustancial de las anfetaminas provoca aparición de acné y trastornos en pelo, uñas, dientes y encías.

Opiáceos, heroína

El consumo de los opiáceos también va en aumento en España. Uno de los opiáceos más conocidos es la heroína. En 2012 Sanidad señalaba que al menos el 0,1% de los españoles la llegó a consumir.

En 2017 la tasa/1000 de consumo de opiáceos indicaba un 2,1/1000 (2 personas por cada 1000) situando así a España en posición 15 de la tabla, la cual lidera el Reino Unido con un 8,1/1000.

Heroína, vuelve a ser muy consumida y tiene efectos devastadores en el organismo.

Utilizar de manera continuada esta droga puede producir alteraciones de la personalidad, trastornos de la memoria, de ansiedad y depresión. Si se consume se manifiesta una enorme dependencia que hace toda la vida del consumidor gire en torno a la sustancia.

Su consumo puede causar otros efectos graves como alteraciones de la nutrición, afecciones gastrointestinales, dolencias cardiovasculares, alteraciones hepáticas y renales. Además, pueden aparecer problemas dentales, patologías ginecológicas y abortos espontáneos.

Mortalidad e infecciones por VIH y VHC

El uso elevado de estas drogas puede provocar la muerte. La tasa de mortalidad a raíz de un alto consumo de estas sustancias dentro de las estimaciones nacionales entre personas de 15 y 64 años señala que España está situada en la posición 17 con 14,8 muertes por cada millón de personas. El ranking lo lidera Estonia con 102,7 por millón.

En el ‘’Informe de país sobre drogas 2017’’ se puede apreciar como España está en la duodécima posición en infecciones por VIH, tras los nuevos diagnósticos atribuidos al consumo parenteral, con 2,1 casos por cada millón. Letonia lidera esta clasificación con un 44,3 por millón.

Por su parte, tras hacer estimaciones nacionales entre las personas que se inyectan drogas, la prevalencia de anticuerpos de VHC indica un peligroso dato para España, pues se sitúa segunda esta tabla con un 66,6% de casos, sólo por detrás de Portugal, que comanda la tabla con un 83,5%.

COMPARTIR: