17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El tenor tuvo que desembolsar dos millones de dólares a la organización para poder tener contacto con su hijo Plácido jr. y sus tres nietas

El drama de Plácido Domingo: su familia sometida y controlada por la Iglesia de la Cienciología

Plácido Domingo, su esposa Marta Ornelas y su hijo pequeño, Álvaro.
Plácido Domingo, su esposa Marta Ornelas y su hijo pequeño, Álvaro.
El tenor Plácido Domingo vive atemorizado por la Iglesía de la Cienciología. Durante años sufrió una tragedia que le impedía ver a su hijo Plácido y a sus tres nietas, que militaban en la Iglesia de la Cienciología, una organización denunciada y prohibida en muchos países. Pero no en España. Su exnuera, Samantha, ha afirmado al periódico británico The Daily Mirror que Domingo tuvo que pagar dos millones de dólares para que sus familiares fueran a un cursillo especial para así poderlos ver.

La exnuera de Plácido Domingo, Samantha Domingo, destapó la semana pasada la caja de los truenos al afirmar en una entrevista publicada por el periódico británico The Daily Mail que el tenor español fue obligado a pagar dos millones de dólares a la Iglesia de la Cienciología para poder ver a sus hijos Plácido Jr. Domingo y José Domingo, así como a sus nietas, hijas del primero. Precisamente Sam conoció a Plácido Domingo Jr. dentro del Centro de Celebridades de la Cienciología, en Gran Bretaña, y se casó con él. Fruto de esta relación nacieron tres nietas, a las que el cantante español no podía ver por prohibición de la organización religiosa, hasta que pagó los dos millones de dólares.

Ese dinero habría sido pagado en concepto de cursos educativos a Samantha, a su propio hijo y a sus nietas. Todo con el fin de poder verlos de vez en cuando al acudir a los cursillos. En total, el cantante dio más de dos millones de dólares a esta supuesta Iglesia, denunciada en muchos países. Estos cursos los impone la organización a quienes tienen familiares fuera de la misma y desean tener contacto con ellos, según explicaba Sam en la misma entrevista.

Cuando en 2008 el matrimonio se rompió, Plácido Domingo comenzó a ayudar a su hijo para salir de la Iglesia de la Cienciología, algo que consiguió definitivamente en 2011. Años después también Sam y sus tres hijas se apartaron de estas creencias.

El tenor rodeado de parte de su familia. / Instagram

Sin embargo, José Domingo, primer hijo del tenor, fruto de su corto matrimonio con Ana María Guerra Cué que duró solo un año, continúa formando parte de la controvertida organización, según dijo su ex cuñada, Samantha, a The Daily Mirror. "A José le encanta y le gusta seguir formando parte de la pandilla de famosos de Los Ángeles, es parte del atractivo", según reveló la ex mujer de Plácido Jr., quien también explicó que su sobrino, Dominic, se pasa todo el tiempo hablando de la Cienciología y que han intentado reclutar también a su hermano, Álvaro Domingo, el hijo del tenor.

Sin embargo, Álvaro Domingo, el hijo menor del cantante, nunca ha mostrado ningún interés en formar parte de la Cienciología. Tampoco la actual mujer de Plácido Domingo, Marta Ornelas,  la matriarca del clan,  jamás lo habría permitido. "Ella está rabiosamente en contra de esta iglesia", aseguró Sam sobre la segunda esposa del tenor.

Cuando Plácido Jr. abandonó la Iglesia tras dos décadas siguiendo al pie de la letra su doctrina, reveló que la Iglesia de la Cienciología se vengó de forma "espantosa y patética", no solo con un llamamiento a otros miembros para que lo vetaran en las redes sociales sino con una campaña de desprestigio y ataques personales, llegando incluso a publicar detalles de su vida personal. Para sacar a su hijo de la organización Plácido Domingo decidió dejar de financiar a la Iglesía de la Cienciología, una organización activa en España con más de 11.000 seguidores. Fue sólo así cuando  los mandatarios de la Cienciología perdieron el interés por él.

La vida del tenor

Plácido Domingo tiene 78 años y se casó en 1957 con la pianista mexicana Ana María Guerra Cué, un matrimonio que apenas duró unos meses y con la que tuvo a su hijo José Plácido, en 1958, que ejerce de fotógrafo profesional.

Cuatro años más tarde, en 1962, se casó con la soprano Marta Orlenas, con quien tuvo a Plácido Jr., en 1965 y a Álvaro en 1968. Tras el segundo matrimonio vivió en Israel y luego se estableció en Teaneck, en el estado americano de Nueva Jersey. Después adquirió residencias en Manhattan, Nueva York, Barcelona y Madrid. En marzo de 2010 se sometió a una cirugía por cáncer de colon. En julio de 2013, ingresó en un hospital de Madrid después de sufrir una embolia pulmonar y en octubre de 2015, fue ingresado en un hospital por una colecistectomía.

Samantha y Plácido Jr., el hijo mediano del tenor, tuvieron a su vez tres hijos, convirtiéndose ambos en miembros muy importantes de la Iglesia de la Cienciología. "Los jefes de La Cienciología querían desesperadamente captar a Plácido padre, pero eso jamás ocurrió", llegó a decir en un momento dado de la entrevista al periódico británico su exnuera Samantha. "Marta Orlenas, mi suegra, nunca lo hubiese permitido. Está completamente en contra de la Iglesia. También intentaron captar a Álvaro, pero ella lo frenó a tiempo", ha asegurado la exnuera del tenor.


Plácido Domingo rodeado de buena parte de su familia

Hace unos años Plácido Domingo pudo por fin reconciliarse con Ivonne Domingo de Aldecoa, conocida artísticamente como Ivonne Armant, una de sus nietas más "rebeldes". La mexicana había protagonizado la portada de las revistas Playboy e Interviú y participó en el reality televisivo Supervivientes e incluso ganó GH VIP.

La Iglesia de la Cienciología desembarcó en España a finales de la década de los 80,  pero el acto oficial de su instalación definitiva fue cuando el actor Tom Cruise, conocido cienciólogo, inauguraba en 2004, la flamante sede de esta organización en Madrid, en la calle Santa Catalina 7, en pleno Barrio de las Letras de la capital de España, casi enfrente del Congreso de los Diputados. Una organización que todavía persiste en España, aunque está prohibida en muchos países de la Unión Europea por su carácter de secta.

COMPARTIR: