28 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación profesional Jucil ha pedido explicaciones a Grande-Marlaska a quien acusan de usar "criterios políticos para la toma de decisiones"

El ministro del Interior destituye fulminantemente al coronel jefe de Madrid, Diego Pérez de los Cobos

El coronel Pérez de los Cobos.
El coronel Pérez de los Cobos.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha decidido destituir de manera fulminante al coronel Diego Pérez de los Cobos al frente de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. El coronel, que estuvo al mando del dispositivo en Cataluña tras el art. 155, ha sido destituido en paralelo a la investigación sobre la actuación del delegado del Gobierno, Juan Manuel Franco, en los actos del 8-M y que haya sido criticada su actuación de protección en el chalet de Pablo Iglesias y Montero.

El Ministerio del Interior ha decidido destituir fulminantemente como responsable de la Comandancia de Madrid al coronel Diego Pérez de los Cobos en medio de la polémica generada por el dispositivo de seguridad en Galapagar (Madrid), en la vivienda del vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero. El coronel Pérez de los Cobos era uno de los mandos más conocidos y respetados dentro de la Guardia Civil por el operativo realizado por la Benemérita en los incidentes en Cataluña del 1 de octubre. Algo que nunca gustó a los partidos nacionalistas e independentistas catalanes.

El Ministerio de Grande-Marlaska ha argumentado la "pérdida de confianza" como único motivo para su destitución. Durante la última semana, el despliegue de efectivos en la localidad madrileña ha sido más grande de lo normal. Incluso, se han destinado efectivos de los GRS. La presencia de media docena de vehículos del Instituto Armado alrededor de la vivienda de Iglesias y Montero ha generado, además, un importante malestar en el seno del Instituto Armado, que no estaban de acuerdo con esas medidas tomadas por orden de la Directora General, María Gámez. 

Cierre de la calle de Galapagar donde vive Pablo Iglesias e Irene Montero.

Lo cierto es que el coronel estaba considerado "un verso libre" dentro de la Guardia Civil, ya que no hacía partícipe de las investigaciones de sus hombres a sus superiores jerárquicos en el Ministerio de Interior, como la investigación judicial sobre los actos del 8 M, donde estaba investigado el delegado del Gobierno en Madrid, Jose Manuel Franco.

Al parecer el coronel se negó a facilitar cierta información a un superior argumentando el secreto judicial de las actuaciones y en ese mismo momento se le comunicó su destitución de manera verbal, algo que habría ocurrido este pasado domingo por la noche.

Desde la Dirección General el malestar había ido creciendo en los útimos días, ya que al parecer el coronel no se plegaba a las directivas oficiales dictadas por María Gámez y por el ministro Grande-Marlaska y sus hombres de Interior. Desde el principio los responsables políticos señalaron directamente al coronel Diego Pérez de los Cobos como ese "verso suelto" de quien dependía toda la seguridad en esta zona estratégica de la Comunidad de Madrid.

Ahora ya ha sido destituido y el control de la Guardia Civil en esta zona significativa, política y judicialmente, vuelve de nuevo a poder de Grande-Marlaska, María Gámez y sus hombres del Ministerio de Interior.

Durante muchos años Pérez de los Cobos estuvo destinado en la lucha contra ETA, donde participó en importantes operaciones. Ya como capitán, mandó la Jefatura de la Policía Judicial de la entonces 112 Comandancia de la Guardia Civil, con base en Tres Cantos, al mando de José Manuel García Varela, quien fue luego DAO (Director Adjunto Operativo) de la Guardia Civil y primer teniente general de la Benemérita, figura clave en su carrera. Luego hizo el curso de Estado Mayor.

Jucil pide explicaciones

La Asociación Profesional de la Guardia Civil Jucil ha lamentado hoy la decisión del Ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska de cesar al coronel de los Cobos, alegando “pérdida de confianza”. Para esta asociación, esta medida responde una vez más a “una forma de eludir responsabilidades por parte del señor Marlaska”.

El secretario general de Jucil, Ernesto Vilariño ha asegurado que “el ministro intenta exonerarse de su responsabilidad, haciendo que otro cargue con la culpa de algo que probablemente haya salido de él”. Desde Jucil, "seguimos exigiendo a los responsables políticos del Ministerio del Interior que “no usen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para otro fin que el encomendado por mandato constitucional y por los conductos establecidos al efecto”.

Vilariño denuncia además la “completa inactividad” que mantiene en estos días la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, “que ni está, ni se la espera en la defensa de la imagen y los intereses de la Guardia Civil”.

La Asociación Profesional de la Guardia Civil, Jucil solicita por estos motivos que se aclaren de forma urgente “los motivos reales que han llevado al Ministerio del Interior a cesar de manera fulminante al coronel de los Cobos”. Jucil considera que el ministro del Interior “se ha basado únicamente en criterios políticos para la toma de decisiones relacionadas con la Guardia Civil, sin tener en cuenta las tareas encomendadas a este cuerpo en el régimen constitucional”.

El secretario general de Jucil, ha añadido que “nuevamente se utiliza a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la puesta en marcha de medidas políticas, encaminadas únicamente a la protección de los intereses del Gobierno”. Desde esta asociación, se recuerda que “la Guardia Civil debe en todo momento de velar por los derechos e intereses de todos los ciudadanos y no por los intereses partidistas del Gobierno o de algún partido político en concreto”.

Jucil además ha indicado su sorpresa al conocer este cese poco después de que se hiciera público el informe enviado por el coronel de los Cobos a petición del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, en el marco de una investigación por prevaricación al delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. Un proceso en el que a su vez se incluyen graves acusaciones contra el doctor Fernando Simón.

La juez responsable de la investigación encargó a la Guardia Civil que averiguara datos sobre el informe del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades, sobre la expansión del virus y cuál era el uso de dicho informe dentro de las instituciones del Estado.

Vilariño ha indicado que “si estos son los motivos que han llevado al cese del coronel de los Cobos, supone un nuevo ataque a la división de poderes del Estado por parte de este Gobierno y un nuevo intento de hacer un uso político de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Desde Jucil "no cejaremos en nuestro empeño de denunciar cualquier hecho que pretenda manipular el buen nombre de la Guardia Civil y su labor para con los ciudadanos y la defensa del Estado de Derecho desde un punto de vista apolítico como no puede ser de otra manera", han añadido.

 

COMPARTIR: