24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se ha encontrado cerrado y se analizan trazas de ADN y sustancias en su interior, aunque se cree que "es imposible que pudiera descargar en la ría"

Hallan un semisumergible en Galicia tras localizar dos narcolanchas: “Está hecho para mover droga y abandonarlo”

El Cierre Digital en Semisumergible encontrado en las costas gallegas.
Semisumergible encontrado en las costas gallegas.
Se ha encontrado un semisumergible usado para el narcotráfico en la costa gallega de Vilagarcía, en la ría de Arousa (Pontevedra), apenas dos semanas después del hallazgo de dos narcolanchas. Según fuentes de la investigación, las embarcaciones no habrían “interactuado”, ya que las narcolanchas “no llegaron a salir porque estaban llenas de combustible”. El semisumergible ha sido encontrado cerrado. Ahora falta analizar las trazas de ADN y la droga de su interior.

El pasado lunes aparecía a un kilómetro de la costa gallega de Villaxoán (Vilagarcía), en la ría de Arousa (Pontevedra), un semisumergible utilizado para el narcotráfico, comúnmente denominado “narcosubmarino”, pese a que no tiene capacidad para hundirse completamente como lo haría un submarino. El hallazgo —del que alertó un pescador— ha tenido lugar apenas dos semanas después de que se encontraran dos narcolanchas varadas en las playas gallegas de Espiñeirido y O Vilar.

Aunque fue encontrado el pasado lunes, no ha sido hasta el martes cuando se consiguió reflotar el semisumergible de 15 metros de eslora llamado Poseidón —como se puede apreciar en una pintada que figura en un lateral de la embarcación—. Según informan fuentes de la investigación a elcierredigital.com, no será hasta mañana cuando comiencen las “labores de inspección del barco”. Por el momento, se ha certificado que el barco está “vacío y cerrado” y se está a la espera de “saber el combustible que tiene, si ha navegado, las trazas de ADN que pudiera haber —que nos dirá cuánta gente había— y las de la droga”, según explican nuestras fuentes.

A pesar de que muchos medios apuntan a que hay una relación existente entre el hallazgo de las narcolanchas y del semisumergible, según las fuentes de la investigación consultadas por este medio, ambos “no llegaron a interactuar” según las evidencias que muestran las embarcaciones. “Las barcas no llegaron a salir, porque estaban llenas de gasolina, por lo que tenían previsto salir, pero no pudieron hacerlo. Y el semisumergible no se dejó abandonado, porque cuando los narcotraficantes quieren dejar abandonado un semisumergible, lo hunden abriendo las escotillas. Pero este estaba cerrado”, explican las fuentes de la investigación consultadas por elcierredigital.com.

Detalles sobre el semisumergible hallado

De nombre Poseidón, el semisumergible que se utiliza para el transporte de droga es el tercero hallado en las costas gallegas. “El primero fue un barco que se fabricó en Galicia para hacer pruebas y que se abandonó. El segundo se llamaba Che y fue hallado en 2019”, relatan nuestras fuentes. El tercero es el Poseidón que, a diferencia del Che, que tenía 20 metros de eslora, tiene 15 metros de eslora.

Buzo trabajando en la reflotación del semisumergible Che.

“Está pensado para navegar 5.000 millas; no es de fabricación española; tiene una capacidad de carga que rondaría los 3.500 kilos y espacio para tres personas; caben alimentos y gasolina para un mes y podría hacer una vez y media el trayecto Colombia-Rías”, explican fuentes de la investigación a elcierredigital.com sobre las características del semisumergible hallado.

Este tipo de barcos, según nuestras fuentes, suelen “llegar cargados” y están hechos principalmente por “ingenieros rusos, ucranianos, polacos… a los que les pagan muy bien”. Son barcos de “fibra, con tanques de agua que permiten que el barco no se vaya al fondo y con un motor que va por fuera soltando humo. Por eso navegan a un metro del mar, semisumergidos. Están pensados para cargar la droga y abandonarla. En cuanto lo han vaciado, el barco se abandona, porque no está pensado para volver”, explican.

El precio de este tipo de embarcaciones, que podría rondar los 800.000 euros, no supondría un problema para los narcotraficantes, que quieren “asegurarse de que la droga llegue a su destino”, según las fuentes consultadas.

Una de las posibilidades que las autoridades competentes investigarán y que “no pueden descartar”, tal y como explican estas fuentes, es el hecho de que los semisumergibles hayan podido ser remolcados a través de “relevos”. Es decir, los barcos se enganchan a otras embarcaciones que les transportan. De una a otra embarcación pueden transportarse navegando por su cuenta. También podrían llegar escoltados por barcos que pudieran relevarlos.

Posibles teorías sobre el “abandono” del semisumergible

Las citadas fuentes de la investigación comentan a elcierredigital.com que lo que hace extraño el hallazgo del semisumergible es la circunstancia de que se encontrara cerrado y que los narcotraficantes no lo hundieran para deshacerse de él. Por otra parte, igual de extraño sería que se hubiese hecho una descarga de droga en la ría de Arousa. Según estas fuentes, “una descarga en esta ría es imposible” porque “es la ría gallega que tiene más tráfico de barcos, de bateas, de barcos de paseo, de furtivos…” y porque, además, es la que tiene más vigilancia por parte de las autoridades.

Ante estas extrañas circunstancias, nuestras fuentes establecen que lo más probable es que el barco “por alguna razón —que haya perdido la maniobra, que ya no pueda navegar— lo hayan soltado cerrado para que se lo llevara el agua mar adentro. Estos días ha habido temporal y en vez de irse a donde ellos pensaban, que se haya ido a la ría”.

Las teoría oficial que explicaría que el barco se encontrase cerrado, sin intento aparente de hundirlo, es “la precipitación” de los narcotraficantes tras descargar la droga. Nuestras fuentes explican a elcierredigital.com que una posible teoría es que el semisumergible descargara la droga “en un barco grande. Un barco de pesca o de recreo, pero grande”.

Una de las narcolanchas incautadas el pasado mes de febrero.

En esta teoría, sí tendría vinculación con el caso las planeadoras (también denominadas narcolanchas) halladas el pasado mes de febrero: “A lo mejor las planeadoras estaban pensadas para que fueran a por la mercancía. Como no fue posible, el plan B podría ser irse al barco grande. Una vez descargado, cerraron el semisumergible e hicieron una especie de ‘plátano de aire’ para que la marea lo llevase mar adentro. Pero al no conocer la costa ni las corrientes, lo que hizo fue llegar a la ría más visitada. Se vio la punta, un pescador lo vio y avisó a las autoridades”, explican nuestras fuentes.

Previsiones favorables

El hallazgo del semisumergible, al igual que el de las dos planeadoras, forma parte de una operación de largo recorrido en la que participa Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera. Según nuestras fuentes, la Infantería de Marina también se personó en el puerto cuando se encontró el semisumergible.

Debido a las buenas relaciones, que ya comentó este diario, entre los tres organismos —coordinados por un Centro de Coordinación que “funciona muy bien”, según nuestras fuentes— disponen de “numerosos datos” a los que se añadirán los resultados del semisumergible una vez se analice el interior con detenimiento. Estos datos podrían completar el puzle que los grupos contra el narcotráfico necesitan para poner fin a esta operación de largo recorrido y por eso, “las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tienen muchas esperanzas” puestas en los resultados que se puedan obtener, que añadirían información a la operación abierta con la que se podría detener a los presuntos integrantes de las narcolanchas y el semisumergible.

Estas mismas fuentes alertan que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ya tendrían en su poder fotografías sobre las personas que llevaban las planeadoras encontradas en febrero, un total de seis individuos que iban “con trajes de neopreno y pasamontañas negros”, lo que significa que estaban listos para salir y que no querían ser identificados.

COMPARTIR: