22 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Declaró como testigo ante Manuel García Castellón en la Audiencia Nacional para reafirmarse sobre sus dos escritos anteriores

Villarejo señala ante el juez a los servicios secretos marroquíes y franceses detrás del 11-M

Una imagen de los trenes del 11 M.
Una imagen de los trenes del 11 M.
El excomisario José Manuel Villarejo declaró durante dos horas el jueves 28 de marzo ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón como testigo. Villarejo confirmó ante el magistrado sus dos escritos presentados referidos al 11-M en los que acusaba a los servicios secretos marroquíes, con conocimiento de los franceses, de haber adiestrado a los terroristas que atentaron el 11 de marzo de 2004 en Madrid, donde murieron 191 personas.

El excomisario José Manuel Villarejo prestó declaración este jueves durante algo más de dos horas en la Audiencia Nacional sobre la información que dice poseer en relación a la "autoría real" de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Villarejo solicitó al juez que analice su documentación intervenida cuando se le detuvo e ingresó en prisión en 2017, porque puede corregir "líneas de investigación erróneas", declaró.

Su abogado, Antonio García Cabrera, explicó que "hay líneas de investigación que Villarejo considera que pudieran modificarse en función de la información" que ha trasladado a la Audiencia Nacional y "otras que considera que son erróneas" y "especialmente, sobre la autoría del atentado. Si el tribunal quiere seguir avanzado en esta investigación, lo que debe hacer es analizarse el material que le fue intervenido en su domicilio y si es susceptible de esclarecer los hechos, pues que se haga". Al excomisario se le intervinieron 40 terabytes de información encriptada.

El excomisario José Manuel Villarejo.

Sobre el hecho de que ahora quiera aflorar datos relevantes sobre los atentados, 15 años después, el abogado ha afirmado que "Villarejo es un policía, su única misión es de información". "Ha ido recabando la información y siempre la ha puesto a disposición de sus superiores de forma verbal y escrita. El uso concreto que se hiciera de esa información no es responsabilidad de Villarejo", ha apostillado.

El letrado presentó el pasado 27 de febrero dos escritos en la Audiencia Nacional en los que exponía que el 11-M no se investigó como debía por negligencia, intereses espurios o desidia, dado que tras los atentados habrían estado servicios secretos franceses y marroquíes y no se siguió aquella línea.

García Cabrera ha añadido que Villarejo se ha ratificado en la versión que volcó en aquel escrito y ha "añadido algunos datos", si bien sobre los detalles del documento "no se le ha preguntado porque ya están identificadas las personas que se considera que podrían transmitir algún tipo de información, especialmente de servicios secretos extranjeros, suficiente para esclarecer estos hechos".

En este caso, Villarejo estaba llamado a declarar como testigo y, según El Español, dio nombres y apellidos, ratificando toda la información contenida en sus escritos anteriores al juzgado. El excomisario ha afirmado ante el juez que le resulta muy difícil declarar sobre hechos de 2004 sin poder revisar la información que atesora. Por eso, se ha ofrecido a guiar a los investigadores para encontrar entre los 40 terabytes de información que le requisaron en los registros la que afecta al atentado del 11 de marzo a explicarla y, si los investigadores lo ven oportuno, que reabran la investigación. 
 
Asimismo,  el juez ha aprovechado la comparecencia del excomisario para preguntarle si espió a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, a lo que VIllarejo ha admitido que disponía de "información policial" sobre Iglesias, pero negó haber sustraído ningún teléfono móvil al político.
COMPARTIR: