23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SOLO EN AGOSTO, HAN SIDO DENUNCIADOS CASOS DE HOMBRES QUE ENSeÑaBAN SUS GENiTALES EN PÚBLICO EN ANSOÁIN, LUGO, PEGUERA Y VALDEMORO

Aumentan las denuncias por exhibicionismo: Una detención y múltiples casos en toda España

Un coche de policía.
Un coche de policía.
La llegada del verano no solo genera cosas positivas. El buen tiempo en muchas ocasiones también provoca la consecución de hechos que pueden considerarse lamentables. Este verano de 2021 ha servido para conocer el verdadero problema que tiene España con respecto al exhibicionismo. El aumento de casos registrados en este período de hombres detenidos por mostrar sus genitales en público se convierte en algo preocupante.

Este mes de agosto la policía de diferentes puntos de España ha tenido que llevar a cabo la detención de diversos exhibicionistas. Estos curiosos casos se suman a los registrados desde la llegada del buen tiempo en mayo de este año. La mayoría de ellos son hombres que en ocasiones intimidan a sus víctimas con comentarios obscenos para posteriormente enseñarles sus genitales en un lugar apartado de la vista de terceros. El delito de exhibicionismo solo se contempla cuando la persona afectada es menor o presenta alguna discapacidad. Esto supone un problema real para poder controlar este tipo de actos.

En la primera semana de agosto tuvo lugar la primera detención de un joven de 23 en Ansoáin. El aviso de un ciudadano provocó que varios coches de policía fuesen a la localidad con la intención tomar medidas. Las víctimas eran menores de edad. Como presunto autor de un delito de exhibicionismo a menores fue detenido por la Policía Foral de Navarra en una calle cercana al lugar donde habían tenido lugar los hechos.

En la tercera semana de agosto se produjo otra denuncia por exhibicionismo. Un turista alemán de 50 años, en la playa de La Romana en Peguera, se encontraba completamente desnudo. Un testigo avisó a la Policía local de Calvià que este hombre estaba tocándose los genitales en la zona de rocas de esta playa. Cuando llegó la Unidad de Playas pudo comprobar los hechos. No obstante, no fue detenido al no haber ningún menor de edad ni persona discapacitada cerca, condición indispensable para considerarse delito.

Esta penúltima semana, en Lugo, la Policía Local denunció a un varón por atentar contra la seguridad ciudadana y por realizar actos de exhibición obscenos en la vía pública. En la Plaza Maior, un individuo vestido con pantalón corto se sentó delante de una mujer con los genitales a la vista. Comenzó entonces a realizarse tocamientos con gestos obscenos hacia ella. La llamada de la mujer facilitó a los policías encontrar al acusado que negó los hechos. Una fotografía hecha por la víctima corroboró lo sucedido.

Para una mujer puede ser un problema caminar sola por la calle ante este tipo de individuos

La comunidad de Madrid se ha visto sorprendida por la cantidad de casos registrados de este tipo de delito. En el polideportivo municipal de Barajas un hombre de origen español de 40 años sorprendió a una joven vestido completamente de negro. Cuando se cruzó con la joven comenzó a masturbarse y a intimidar a la víctima con comentarios obscenos que no fueron a más.

En Valdemoro, otro hombre de mediana edad intentó agarrar a una mujer mientras le enseñaba el pene. La mujer salió corriendo para intentar huir del varón. La afectada tuvo la suerte de encontrarse con una amiga suya y entre las dos hicieron frente al acosador. El individuo, al ver que eran dos, dejó de perseguir a la mujer y se fue corriendo para evitar la llegada de la policía.

COMPARTIR: