27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Expertos en sectas alertan sobre el peligro de los "rituales y prácticas mágicas” tras el hallazgo de una muñeca con clavos en las calles de Zamora

La santería, utilizada en España por proxenetas y traficantes de personas: “Cada vez se ven más prácticas de vudú”

El Cierre Digital en Muñecas encontradas en Zamora que podrían pertenecer a algún rito de la santería.
Muñecas encontradas en Zamora que podrían pertenecer a algún rito de la santería.
Las creencias relacionadas con la santería ganan cada vez más 'adeptos' en España. Consumo de sustancias como la ayahuasca e incluso la sangre y el ritual del vudú son algunas de las prácticas que derivan de esta creencia. Sobre esta última, el experto en sectas Luis Santamaría y la representante de la Asociación de Víctimas de la Santería, Victoria Vélez de Guevara, explican a elcierredigital.com sus peligros y presencia en nuestro país para la prostitución y trata de personas.

Una muñeca con multitud de clavos atravesando su figura de plástico. Una ataviada con una red que impediría el movimiento de sus brazos. Otro muñeco con manchas de sangre. Esa es la descripción de la fotografía que el miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) Luis Santamaría ha publicado en su cuenta de X —antiguo Twitter—. Una fotografía hecha en Zamora hace unos días y que podría esconder, supuestamente, un problema subyacente: la práctica de vudú.

Luis Santamaría explica en una conversación con elcierredigital.com que aunque en este caso no se sabe con exactitud “si se trata realmente del hallazgo de una muñeca utilizado para un rito de magia negra, o si es simple gamberrismo”, afirma que es “cada vez más habitual encontrar en los sitios más dispares de nuestra geografía nacional restos de rituales y prácticas mágicas, ya sean procedentes de cultos afroamericanos (vudú, santería, umbanda...), ya sean de cualquier otra práctica de brujería de cualquier tipo. Calles y plazas de ciudades y pueblos, cruces de caminos, bosques y otros entornos naturales... ¡hasta cementerios!”, sostiene.

En su publicación en la red social, Santamaría hacía alusión a las “historias reales —con niños incluidos— de sufrimiento, miedo y hasta esclavitud” que podría haber detrás de estos juguetes que podrían haber sido utilizados como parte de un ritual.

Historias de sufrimiento, como él mismo dice, que recibe semanalmente la Asociación de Víctimas de Santería. Historias no solo de españoles, sino de personas de todo el mundo que comparten sus vivencias con estas creencias que tienen su origen en Nigeria. Victoria Vélez de Guevara, representante de esta asociación, explica a elcierredigital.com que “cada semana” les pueden escribir unas “30 personas” para contar su testimonio.

Al igual que Santamaría, Vélez destaca que aunque todo lo relacionado con la santería “es grave en conjunto”, se debería “poner el foco en los niños que están pasando todo esto”.

El vudú, utilizado en la prostitución y la trata de personas

Según Victoria Vélez, “hay muchísima presencia en España del vudú, que es como una rama de la santería. También sale de Nigeria”. Aunque afirma que todas las ramificaciones de la santería tienen diferentes matices —en el caso del vudú, la utilización de muñecos que se utilizan como representación de la persona a la que se querría someter o hacer daño—, también tienen elementos comunes. Uno de ellos, los “sacrificios de sangre”, según explica.

Es común en los rituales de santería utilizar sustancias como la ayahuasca y distintos tipos de hierbas “como la dormidera”, continúa relatando la representante de la asociación de víctimas, y es aún más común utilizar la sangre. “Hay rituales de sangre, pero dentro de los rituales comunes, ellos suelen tomar sangre para entrar en éxtasis”, cuenta Vélez.

En el caso del vudú, como hemos explicado anteriormente, se utilizan muñecas como las de la foto que ha publicado Luis Santamaría. En este tipo de ritual hacen con la muñeca lo que quieren hacer con la persona a la que pretenden, supuestamente, someter. Algo que, según Vélez, utilizan mucho “en la trata de personas y en la prostitución”.

Muñeco de vudú.

“En el caso de las tratas de personas, a las muñecas les atan las manos delante de las chicas, para inducirlas miedo y que ellas hagan todo lo que les dicen. En la mayoría de casos el vudú se hace para meterles miedo. En otros casos, para decir que ellos [los proxenetas y encargados de traficar con personas] las van a defender. Utilizan las creencias de esas personas para meterles miedo y en base a eso consiguen lo que ellos quieren”, explica Vélez. No obstante, la práctica comúnmente conocida de utilizar juguetes para hacer vudú no es la única. Existe también el llamado polvo de vudú o polvo zombi.

Sustancias utilizadas en la santería

“Muchas de estas personas utilizan polvos de vudú o también llamados polvos zombi, porque dejan a quien los consume en una especie de coma. Se vende en algunos frentes de España. Yo he denunciado en varias ocasiones su venta, pero todavía no he obtenido respuesta”, continúa relatando Vélez.

Este polvo, según el libro titulado The Serpent and the Rainbow, escrito por el antropólogo y etnobotánico canadiense Wade Davis, se compone de polvo de lagarto azul, polvo de sapo y tejido humano. Aunque el más relevante de todos los ingredientes es el polvo de pez globo, ya que contiene tetrodotoxina (TTX). Esta sustancia sería la encargada de anular a los que la consumen, ya que entre las consecuencias de su ingesta se encuentran la descoordinación a la hora de hablar, la parálisis y problemas de respiración, entre otros.

Otra de las denuncias que Vélez habría interpuesto es relativa a la venta de la hutía, un tipo de roedor en peligro de extinción que suele utilizarse para este tipo de rituales. “Denuncié el mes pasado, porque en pleno centro de Madrid hay una tienda que vende la hutía. Todo esto está sucediendo, aunque no parece que le importe mucho a nadie. Estas tiendas siguen existiendo, se siguen extendiendo y nadie parece que le esté poniendo atención”, sostiene Victoria Vélez.

La santería en España

Según Victoria Vélez, la mayoría de personas que suelen verse envueltas en este tipo de prácticas son “personas vulnerables, que lo han pasado muy mal”. Ya sea gente con enfermedades o dificultades económicas, los captadores buscarían un perfil de este tipo, supuestamente. “También hay gente que simplemente tiene curiosidad y se encuentran enganchados en infinidad de rituales que no conocen y que les acaban controlando. Se ven metidos de tal manera que no pueden salir fácilmente”, continúa explicando Vélez.

Algunos elementos que se utilizan en el rito de la santería.

Esto otorga a los supuestos “líderes” de este tipo de rituales “poder, tanto económico como mental, sobre las personas. Lo utilizan también a nivel sexual”.

Para Luis Santamaría, “un error habitual es achacar estas prácticas a la población de origen extranjero, ya sean latinoamericanos o africanos. Es cierto que su presencia aquí ha influido mucho en la normalización de estas prácticas, pero la población que podríamos llamar 'española de toda la vida' tiene una responsabilidad igual en la difusión y práctica de estos rituales macabros. La publicidad de brujos y videntes, así como la existencia de tiendas esotéricas y de santería, son factores que alimentan una corriente importante... Tanto en términos de población afectada como en términos del dinero que mueve”, sostiene ante elcierredigital.com.

No se trata simplemente de una estafa económica, sino que habitualmente tras ese gran desembolso económico (que lleva a la ruina a muchas personas) se esconde detrás una ruina mucho peor. Hablo de familias enteras sometidas a la voluntad arbitraria y autoritaria de un vidente que se ha convertido en gurú, quien determina cada detalle de la vida corriente, sometiendo las voluntades de forma arbitraria y autoritaria... Muchas vidas se han convertido en una verdadera película de terror a partir de una simple llamada telefónica, de un 'amarre' o de la visita a una tienda para comprar una vela o un incienso”, continúa explicando Santamaría.

Es por ello, afirma el experto en sectas, que insiste en “destacar estos hallazgos” —como el de las muñecas que expuso en su red social—. “Por mi experiencia en estos últimos años, cada vez son más las personas y familias afectadas por estos temas. Lo que podría parecer algo anecdótico en la línea de la superstición y del pensamiento mágico, en realidad se convierte para muchas de sus víctimas en un sufrimiento atroz y prolongado en el tiempo”, cuenta el experto.

Algunos casos de detenciones por santería en España

En España, ha habido diversos casos de abusos sexuales en los que se utilizaba la santería para ejercerlos. Uno de los más recientes tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria en julio del pasado año, cuando un padre fue llevado a juicio acusado de abusar sexualmente de su hija mayor de edad haciéndola creer que era víctima de la santería. Acabó reconociendo los hechos ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

Unos meses más tarde, en Fuerteventura, también detuvieron a un autodenominado “santero” de 62 años que afirmaba hacer rituales santeros tras los que aprovechó para tocar sin su consentimiento a una de las víctimas, que denunció la situación.

En el año 2017 también llegó a los medios la detención de siete personas en Lorca (Murcia) que tendrían un entramado de prostitución, explotación laboral y tráfico de drogas. Para ello afirmaban que usaban la santería y que practicaban magia negra, blanca e incluso sacrificaban animales.

También están intrínsecamente ligados a la santería y a sus rituales algunos de los ingresos en urgencias del pasado año. Según informó la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), aumentaron los ingresos a causa del “chamanismo, consumo de sustancias alucinógenas o cocaína rosa”.

Una serie de noticias que aumenta con el paso del tiempo, del mismo modo que parece hacerlo este tipo de prácticas que, en ocasiones, se quedan en la sombra.

COMPARTIR: