14 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esther e Isabel acuden al Tribunal Constitucional en petición de amparo para solicitar la mitad de la herencia de su madre

Las hijas del extraficante gallego Laureano Oubiña reclaman la mitad de la propiedad del pazo Baión

El pazo Baión.
El pazo Baión.
Esther y Lara Oubiña Lago, hijas de Laureano Oubiña y Esther Lago han acudido al Tribunal Constitucional, en petición de amparo tras recibir respuestas negativas en sus sucesivas demandas ante el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Pontevedra, la Audiencia Provincial y el Tribunal Supremo, reclamando la parte correspondiente a su herencia tras la incautación del pazo Baión por el Estado.

El pazo fue intervenido judicialmente en enero de 1995 por orden del juez Carlos Bueren y en 1999 fue el juez Baltasar Garzón quien terminó de embargar el patrimonio de los Oubiña para ejecutar la deuda de 15 millones de euros, precio por el que se vendió el pazo Baión en 2008, que el matrimonio arrastraba desde que el Tribunal del caso Nécora los condenó por delito fiscal en abril de 1994, dentro de la sentencia del caso Nécora.

Las hijas de Oubiña, Esther y Lara, reclaman la herencia del 50 por ciento del pazo Baión, al entender que el matrimonio estaba casado en régimen de bienes gananciales y que, por tanto, la mitad del pazo era de la fallecida Esther Lago, segunda esposa de Oubiña. Laureano Oubiña explicó a Elcierredigital.com que "esta lucha es muy antigua, mis hijas comenzaron a pelear en 2002 y son cabezotas como su padre, aunque las hicieran caso no se iban a conformar".

Laureano Oubiña.

Las jóvenes argumentan en su último recurso ante el Constitucional que "sufren vulneración de su derecho a la tutela judicial efectiva" y recuerdan que "se decretó el comiso de un bien cuya titularidad le correspondía al 50 por ciento junto con su hermana por título hereditario, al haber fallecido su madre, lo cierto es que ni la Sala de Instancia, ni la de apelación ni, mucho menos el Tribunal Supremo han querido entrar en el fondo de la cuestión planteada, limitándose todas las resoluciones a remitirse, de forma difusa, a la institución del comiso" del Pazo Baión.

En el nuevo recurso planteado ante el Tribunal Constitucional asegura Esther Oubiña que "se me arrebató el 50 por ciento de la propiedad", ya que "el Ministerio Fiscal no sostuvo responsabilidad civil alguna frente al patrimonio de Esther Lago, circunstancia esta que determinó que su patrimonio quedase extramuros del procedimiento penal que finalizó mediante sentencia de 31 de enero de 2002 de la Audiencia Nacional". Esther Lago falleció en un accidente de coche antes de ser juzgada y por tanto, no fue declarada culpable de ningún delito fiscal.

Los abogados de las hijas de Oubiña recuerdan en su escrito que "en ningún momento fue llamada al proceso como heredera de la cuota de titularidad del 50 por ciento del Pazo Baión viene a ahondar en nuestras tesis, pues lo cierto es que si se entiende que no se dirige la acción de responsabilidad civil frente al patrimonio de la señora Lago por parte del Ministerio Fiscal, no era preciso la personación de sus herederas. No obstante, y de forma sorprendente, se acordó el comiso del referido bien inmueble, también en el 50 por ciento de cuota de titularidad indivisa que correspondía a las legítimas herederas", finalizan antes de pedir al Tribunal Constitucional que repare esta actuación "claramente anticonstitucional", en su opinión. Laureano Oubiña explicó que "no tengo mucha fe en la justicia española y si no nos dan la razón acudiremos a Estrasburgo y La Haya".

COMPARTIR: