05 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trasladaron desde Madrid a la isla caribeña bajo falsas promesas de curación de una enfermedad que sufre

La madre y la hija de Cordoba desaparecidas hace una semana halladas en Cuba secuestradas por una santera

Alba y Ana María, las dos desaparecidas
Alba y Ana María, las dos desaparecidas / SOS Desaparecidos
Ana María y Alba, las dos españolas que desaparecieron en Madrid, han sido halladas en Cuba "secuestradas" por una santera. La investigación apunta a que la madre fue embaucada por la sanadora

Ana María Linares Romero, de 43 años, y su hija, Alba Romero, de 6, fueron encontradas en Cuba ‘’recibiendo’’ tratamiento de una santera en Cuba. Las dos, naturales de Palma del Río (Córdoba), pero residentes en Fuerteventura, desaparecieron el pasado 11 de septiembre sin dejar rastro.

Las dos mujeres han sido encontradas 9 días después ‘’retenidas’’ por una santera, que presuntamente las había estafado. La Policía cree que esta especie de sanadora habría estafado a más personas con ‘’rituales sanatorios’’.

El hermano de Ana María, Pablo Linares, ha dicho: ‘’lo que en principio parecía una fuga voluntaria de mi hermana con mi sobrina ha desembocado en secuestro y en un delito económico de estafa".

Hay que recordar que el día de la desaparición de ambas, el hermano siempre creyó en todo momento que su hermana había sido embaucada por una tercera persona.

Por su parte, los familiares han afirmado que la santera era una persona ‘’tóxica y manipuladora’’ y que lo único que buscaba con esto era ‘’sacarle dinero’’ a Ana María. La santera ha pasado a disposición judicial mientras que las dos mujeres cordobesas han regresado a España.

Desaparición de Ana María y Alba

Ana María y Alba llegaron a Madrid con la promesa de un nuevo trabajo para la madre, pero nada más aterrizar en el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez su pista fue perdida.

Según Pablo, su hermana viajó a Madrid para hacer un curso de maquillaje, pero las alarmas saltaron cuando el hermano llamó al supuesto lugar del curso y este le contestó con que no existían tales clases.

COMPARTIR: