23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La acumulación de cargos de la exministra de Sanidad está siendo criticada a nivel interno por parte del exconsejero de la Comunidad de Madrid

'Guerra de batas' en el PP: Pelea entre Ana Pastor y José Ignacio Echániz por el liderazgo sanitario del partido de Casado

/ José Ignacio Echániz. Foto: RTVE.
José Ignacio Echániz ambiciona una oposición más crítica a Pedro Sánchez a cuenta de la gestión sanitaria. El exconsejero de la Comunidad de Madrid y el Gobierno de Castilla-La Mancha estarían deslizando críticas hacia Ana Pastor, que acumula cargos y apuesta por una oposición de baja intensidad.

La manera de hacer oposición ante la gestión sanitaria del Gobierno de España está provocando una guerra subterránea dentro del Partido Popular que está poniendo en aprietos a Pablo Casado, que no gana para disgustos.

José Ignacio Echániz, exconsejero de Salud del Gobierno de Madrid con Alberto Ruiz-Gallardón y el Gobierno de Castilla-La Mancha con María Dolores de Cospedal, no sintoniza con la 'oposición de baja intensidad' que propone Ana Pastor, exministra de Sanidad y vicesecretaria de Política Social del PP.

El diputado, según cuenta el digital temático Sanifax, estaría intentando 'hacer la cama' a Pastor por su acumulación de cargos. La exministra, que ejerce como vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, ostentaría más poder del que a Echániz le gustaría.

Cierto es que un cargo institucional como la vicepresidencia del Congreso dificulta el radio de acción para hacer una oposición combativa en un asunto tan delicado como el sanitario. Pero Pablo Casado parece seguir confiando en Pastor, a la que promocionó en las últimas elecciones generales para recuperar a los sectores más centristas.

Pastor denunció que Illa gestionaba contra Madrid

La exministra de Sanidad en rara ocasión levanta la voz, pero en ciertas ocasiones ha agriado su discurso contra los ministros del ramo, primero Salvador Illa y ahora Carolina Darias. Echániz, amante de las privatizaciones de los servicios públicos, le estaría acusando de compadrear con la gestión socialista.

Ana Pastor. 

Pero hace unos meses, Ana Pastor acusó a Salvador Illa de hacer gestiones contra la Comunidad de Madrid que gobierna Isabel Díaz-Ayuso: "Hacen indicadores ad hoc dependiendo del interés político. De hecho, los tres indicadores que fijaron para Madrid, que fueron hechos ad hoc para esta comunidad, no tenían ni el aval de los científicos ni el de los técnicos".

Mil grietas en el PP

Pablo Casado no está siendo capaz de contener la crisis que sufre el Partido Popular que prepara mudanza para dejar Génova 13, y no deja de caer en las encuestas al tiempo que Vox asume que antes del verano le dará caza en las mismas.

El líder de la oposición está en pleno pulso interno con Alfonso Fernández Mañueco por el control del PP de Castilla y León y también chocará contra Juanma Moreno por el control del PP en la provincia de Sevilla.

Casado podría perder fuerza en los Congresos Regionales que se sucederán en 2021. Y además está viendo con desagrado cómo varios "versos sueltos" le dejan en mal lugar, véase las críticas abiertas del concejal barcelonés Josep Bou tras la debacle del candidato catalán Alejandro Fernández.

Feijóo, con su habitual tono paternalista, también pone en duda el liderazgo de Casado. Y a este parece no haberle quedado más remedio que fiar su suerte a los quehaceres internos de Teodoro García Egea, cada vez más criticado en el seno del partido, y al apoyo institucional que le proporciona una política tan controvertida y alejada del centro como Isabel Díaz-Ayuso.

No puede descuidar Casado las horas bajas que pasa el Partido Popular en varios territorios: en La Rioja aguardan en la oposición tras haber perdido todo el poder, en Aragón no están para tirar cohetes, en Cantabria el partido está dividido en dos mitades y en Navarra prácticamente no tienen visibilidad dentro de una coalición gestionada por UPN.

 

COMPARTIR: