17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los conflictos con el traslado del cadáver y la propiedad del Pazo de Meirás abren más divisiones entre los familiares del dictador

Quién es quién y a qué se dedican los siete nietos y herederos del holding y la fortuna forjada por Francisco Franco

Franco, su esposa, su hija y su yerno junto a cinco de sus nietos.
Franco, su esposa, su hija y su yerno junto a cinco de sus nietos.
La batalla legal por el Pazo de Meirás entra en fase crítica tras la decisión del Juzgado de Primera Instancia de La Coruña que decidió que se constase en el Registro de la Propiedad que la heredad se encuentra en proceso judicial, para evitar así una posible venta por parte de la familia Franco, que mantiene la titularidad. Este proceso judicial ha dividido a los nietos del dictador, titulares a partes iguales del Pazo. Repasamos la vida de sus siete nietos y herederos de la fortuna forjada.

El conflicto abierto entre los siete nietos de Franco con el Gobierno de Pedro Sánchez por el traslado de los restos mortales del dictador ha extendido el debate a las propiedades heredadas por los descendientes del General Francisco Franco Bahamonde,  en concreto con sus siete nietos descendientes del matrimonio entre Carmen Franco Polo y Cristóbal Martínez-Bordiú, marques de Villaverde. Aquí contamos quién es quién entre los herederos.

Francis Franco: Es el gran ideólogo y promotor del holding Franco S.A. Nacido en el Palacio de El Pardo, el 9 de diciembre de 1954, fue el primer hijo varón de Carmen Franco, hija del dictador, el tercero después de sus hermanas mayores. Al ser el primer nieto varón, el empresario decidió invertir su apellido para mantener el linaje, así lo ha hecho, ya que durante muchos años fue el administrador de los negocios familiares.

Ha figurado y figura en el consejo de administración de once sociedades muy diversas desde inmobiliarias, parkings o clínicas médicas, siempre dentro de sus diferentes cargos: Promociones del Suroeste S.A. (antes Valdefuentes SA), Montecopel S.A., Aparcamientos Atocha 70 S.A., Premohi S.L., Prístina S.L., Estacionamientos Urme S.L., Ficeme S.A., Comercia Soluciones Integrales de Comercio Electrónico S.L., Caspe 99 S.L., Centro Médico del Láser Pío XII S.L. y Oceans Eleven S.L.

Francis mantiene el título de Marqués de Villaverde y es Señor de Meirás. Aunque tuvo que pelear por el primero, ya que su hermana mayor, Carmen, lo reclamó por ser ella la primogénita. No obstante, la solicitud no prosperó y ella se quedó con la herencia del ducado de Franco. En 2012 se enfrentó a problemas con la justicia siendo condenado en primera instancia a 30 meses de cárcel por conducción temeraria y atentado contra la autoridad; no obstante, la Audiencia Provincial de Teruel revocó la sentencia por no considerar suficientemente probados los hechos.

Carmen Martínez-Bordiú: la hija mayor de Carmen Franco nació en 1951 es la más mediática de los siete nietos y de eso vive. Se casó primero con Alfonso de Borbón y luego con el anticuario Jean Marie Rossi, instalándose en París. A la muerte de su padre heredó, junto a sus seis hermanos, muchas de las propiedades inmobiliarias, propiedad del Marqués de Villaverde.

Destacan las herencias que recibió junto a sus hermanos: 28 hectáreas en La Hacienda Arroyo-Vil, en Baeza (Jaén). Así como varias parcelas en la urbanización La Florida , en el término madrileño de El Pardo, algunas de ellas vendidas posteriormente a la familia constructora San Román y a la empresa Inversiones Refinsa S.L., consiguiendo, según declaración registral, unas ganancias de cerca de 5 millones de euros.

La “nietísima” ha estado fuera de la vida política y ha tratado de no intervenir. Su primera declaración ante la cuestión del Pazo de Meirás fue que no tenía ni idea y que se mantendría alejada. En 2018 anunció que se mudaría a Portugal para mantenerse lejos de los escándalos de su familia.

María de la O Martínez-Bordiú: más conocida como Mariola, nació en 1952, siendo la segunda nieta del dictador. Se licenció como arquitecta, pero no ha ejercido. Se casó con Rafael Ardid abogado dedicado al mundo inmobiliario. Aparece como consejera en las inmobiliarias CM 16 y Domarma 3 SL. Su noviazgo no gustó al dictador, ya que Ardid era nieto de un general republicano que estuvo condenado a trabajos forzados en La Coruña.

La familia Ardid domina muchas de las principales zonas inmobiliarias de Madrid, por ejemplo, son los dueños del Hotel Velázquez en el céntrico barrio de Salamanca.

Mariola no aparece mucho en prensa, salvo en cuestiones puntuales y siempre junto a alguno de sus hermanos. La nieta de Franco fue consejera de la empresa agrícola Arroyo de La Moraleja, junto a sus hermanos José Cristóbal y Francis.

María del Mar Martínez-Bordiu: más conocida como Merry, nació en 1956. Fue bautizada como la nieta "rebelde" del dictador. Restauradora de muebles y profesora de inglés. Se casó con el periodista Joaquín "Jimmy" Jiménez-Arnau del que se separó a los dos años. El periodista y Merry se comenzaron a distanciar durante los años de relación y tras la separación él comenzó a revelar intimidades de la familia Franco. Vivió en Canarias y las Islas Virgenes con su segundo exmarido, el nortemericano Gregor Tamler. Merry ha participado en negocios familiares como la empresa inmobiliaria MarletMakai S.L. Actualmente en Miami con su hija Leticia, que celebró su boda en el Pazo de Meirás, al igual que su madre.

José Cristobal Martínez: nació en 1958 y comenzó la carrera de arquitectura, que finalmente dejaría por la militar. En 1979 se convirtió en teniente de infantería, tres años después dejó el ejército. En 1984 comenzó a salir con la presentadora de TVE y modelo, Jose Toledo López, con quién se casó en un Juzgado de Nueva York, ciudad en la que vivieron. Hace un años la pareja que separó, emprendiendo cada uno caminos distintos. 

Cristóbal es administrador de la inmobiliaria Renval inversiones S.L. Dispone de la empresa Joran Producciones S.L., dedicada a la producción y programación de campañas publicitarias y promocionales. Aquí aparece como accionista uno de sus dos hijos, Daniel Martínez-Bordíu Toledo, nacido en 1990.

María Aranzazu Martínez: conocida familiarmente como Arancha, nació en 1962. Quizás es la menos conocida de las nietas de Franco. Estudió secretariado industrial, pero tiene una empresa de restauración de muebles. Se casó en 1996 con el abogado coruñés Claudio Quiroga Ferro, hijo del director de Unión Fenosa. Aficionada a los caballos lleva una vida muy discreta alejada de asuntos familiares. Este año apareció ante las cámaras junto a su hermana Mariola en la inauguración del hotel Bless. Allí declaró que "Mariola y yo nunca hemos querido figurar en nada".

Jaime Felipe Martinez-Bordiu Franco: Es el pequeño de la familia y el que más problemas ha dado. Nació en 1964, se ha formado y críado en la sede familiar de Hermanos Becquer. Allí vivió muchos años junto a su siempre defensora, su ya fallecida madre Carmen Franco.

Se casó en 1995 con la modelo y relaciones públicas Nuria March Almela, de quien actualmente está divorciado. Es abogado del bufete también montado en el domicilio familiar de Hermanos Becquer.  Como su hermano Francis, Jaime figura como cargo directivo en varias inmobiliarias: Francoveda S.L., Proazca S.A., Urme S.A., Fiolasa S.L., Sargo Consulting S.L., Albargente S.A., MGO Consulting S.L. y Abanco S.L. 

Tras su traumático divorcio, Jaime tuvo problemas graves con las drogas. Fue acusado de malos tratos por una novia, Ruth Martínez,  y un año después, en 2010, fue interrogado por la Guardia Civil por posible tráfico de cocaína, en concreto un alijo de seis kilos incautado en Valencia que condujo a la detención de dos colombianos que tenían en su poder una tarjeta Visa oro y un carné de patrón de barco a nombre de Jaime Martínez Bordiú. 

La Guardia Civil consideró que el carné naútico serviría para trasladar la droga a Ibiza en un barco. Martínez-Bordiú alegó que les había prestado la documentación por amistad y que ignoraba que fueran a hacer algo ilegal con ella. Actualmente dice tener planes de boda con Marta Fernández, una empresaria gallega.

Estos son los siete nietos del dictador, herederos de un emporio que se calcula entre 500 y 600 millones de euros´. Un holding que ahora está bajo la lupa del Gobierno y, en algunos casos, también de la Justicia.

COMPARTIR: