22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José Antonio García, cabeza de la lista “IU, la izquierda necesaria”, asegura que la formación se ha olvidado de la movilización en la calle

Batalla en Izquierda Unida: Críticos con Garzón crean una candidatura para alejar al partido de los postulados de Podemos

José Antonio García Rubio durante la presentación de la Declaración de Zamora en 2016
José Antonio García Rubio durante la presentación de la Declaración de Zamora en 2016
Varios críticos con el rumbo que ha llevado Izquierda Unida bajo la confluencia de Unidas Podemos han creado una precandidatura a la dirección del partido con el objetivo de que la confederación de izquierdas se aleje de los postulados y las políticas de Podemos. Ya en 2016 se mostraron en desacuerdo con el pacto entre Iglesias y Garzón. Además entre las listas de esta candidatura figura el nombre de Lidia Falcón, la presidenta del Partido Feminista, el cual fue expulsado de IU en febrero.

El poder es un valor que corrompe al hombre, de esta forma lo han determinado a lo largo de la historia varios pensadores y filósofos. Y muchos se enfrentan por conseguirlo, no solo enemigos sino también amigos.

Una pugna por hacerse con el poder que en política es una cuestión muy común. No existe partido político donde se liberen batallas por imponer sus criterios ideológicos y sus formas de acción. Un hecho tan habitual en las clases políticas que Izquierda Unida no ha vivido al margen de estos hechos.

El pacto que el hoy ministro de Consumo, Alberto Garzón llevó con la formación de Pablo Iglesias para presentarse mediante una confluencia a las elecciones generales de 2016, a muchos de sus compañeros de esa izquierda clásica no les suscitó mucha satisfacción.

Sello del pacto Garzón-Iglesias

Cuando esta noticia salió en prensa un grupo de críticos entre los que se encontraba la ex eurodiputada Paloma López o el ex coordinador federal, Cayo Lara, no tuvieron ningún tipo de tapujos y manifestaron públicamente su discordancia con la decisión tomada por el que era su coordinador, Garzón.

Este grupo lamentaba que la unión de partidos se hiciera sin un debate previo a tomar la decisión del acuerdo y que ni siquiera hubiera ocasión para discutir el acuerdo programático.

De la misma forma aseguraban que a la dirección de IU solo les interesaba ciertos sillones y recriminaban al actual miembro del Gobierno de Sánchez que “había sido incapaz de imponer su perfil propio y ha dejado que Podemos tomara la decisiones unilateralmente”.

Además añadieron que “Podemos nunca tuvo la intención real de confluir, de sumar, su objetivo desde siempre ha sido desplazarnos y la dirección actual les ha hecho la mitad del trabajo”.

Este grupo de críticos pidieron a las bases del partido que votaran ‘no’ al referéndum para validar el acuerdo alcanzado entre Iglesias y Garzón. Además temían que Izquierda Unida tuviera una visibilidad más pequeña que el la formación morada, como así ha sucedido con el paso del tiempo. Donde la figura de Iglesias tiene más presencia y notoriedad que la de Garzón.

Nace “IU, la izquierda necesaria”

Ahora estas voces críticas y contrarias al plan de Iglesias se han unido para formar una precandidatura para dirigir Izquierda Unida. Esta precandidatura la encabeza José Antonio García Rubio, el mismo que ha dado a ElCierreDigital unas declaraciones en exclusiva.

                              Jose Antonio, candidato a la dirección IU.

En la precandidatura, que establece bajo el lema “IU, la izquierda necesaria” y que se acaba de presentar en la Comisión de Organización de la formación verde, integra a 31 hombres y 31 mujeres de 10 Federaciones, Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Euskadi, Madrid, Navarra, País Valenciano y Rioja.

“Pretendemos ganar y estamos sorprendidos por la acogida de la candidatura porque no es fácil luchar contra el aparato de una organización política fuerte. Pero hemos conseguido estar en 10 federaciones y vamos a conseguir estar en todas”, afirma García Rubio el líder de esta candidatura.

El Plan de Podemos de absorción de IU

Al final las teorías de los críticos sobre el rechazo a la coalición IU-Podemos con el paso del tiempo se confirmaron. Hace unos días este medio publicaba la estrategia del líder de Podemos para absorber IU y crear un nuevo “espacio de cambio”.

El pistoletazo de salida de esta operación fue el nombramiento de Amanda Meyer, hija del ex candidato de IU en las elecciones europeas de 2014, y una figura dentro del partido más proclive a la fusión entre ambas formaciones.

Entre las bazas para jugar y orquestar la armadura entre IU y Podemos, el líder de los morados pretende sustancial alejamiento del ministro de Consumo de la primera línea, ya que se prevé que Enrique de Santiago, jefe del Partido Comunista de España, le sustituya en la portavocía de la confederación de izquierdas.

Enrique de Santiago, jefe del Partido Comunista

También se intentará ganarse a los gallegos mediante el talante de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Quién, según cuentas las encuestas, cada día va recogiendo más adeptos entre los votantes de izquierdas. Así recoge todo este plan el medio de comunicación, VozPopuli.

No comparto exactamente lo que se ha recogido en los medios de comunicación sobre la fusión entre partidos. Podemos no ha dicho nunca que quiera fusionarse con Izquierda Unida. En IU si hay más pretensiones de unión. Hay documentos que lo corroboran. Izquierda Unida quiere supeditarse a Podemos. Para que se entienda es como un matrimonio en el que uno quiere casarse y el otro no”, asevera José Antonio García.

“Nosotros nos oponíamos a unirnos Podemos porque al final ha sucedido lo decíamos. Para hablar de Izquierda Unida, los propios periodistas ya la incluyen en Podemos”, remarcar el precandidato.

Apoyo a Lidia Falcón

El partido feminista estará incluido en la candidatura de “IU, la izquierda necesaria”, ya que se pretende dar pluralidad. Es la misma organización que con el respaldo del una amplia mayoría de la militancia en febrero de este año fue expulsado de la confederación de izquierdas.

La expulsión se produjo por las declaraciones que hizo su presidenta Falcón acerca del colectivo transexual y la ley para que los menores trans puedan transicionar de género sin la necesidad de un informe médico.

Lidia Falcón, presidenta del Partido Feminista Español.

La propia líder feminista se preguntaba si era de izquierdas hormonar a un niño para que cambie de sexo. Palabras que se recogían en el medio digital, El Español.

En el debate yo me manifesté en contra de la expulsión de Falcón. No entendía a que se debía si ya conocían las posiciones del Partido Feminista desde que fue admitido en Izquierda Unida. Además ella estaba afiliada y se encontraba a corriente de pago”, reseña el cabeza de lista de IU, la izquierda necesaria”.

Igualmente añade que “Nosotros estamos completamente de acuerdo con la línea de trabajo del movimiento feminista y comparto sus palabras sobre los menores trans”.

Palabras para los ministros Garzón e Iglesias

También sobre los papeles de Garzón e Iglesias el candidato a asumir la dirección de la formación de izquierdas ofrece su opinión.

“El problema es que la dirección de la política de Unidas Podemos se toma desde el grupo parlamentario. Eso no corresponde con la trayectoria histórica de Izquierda Unida porque el trabajo político de nuestro partido no tiene que ver con el trabajo en la administración”, responde José Antonio.

Y el candidato señala que. “Se tiene que apoyar a los trabajadores por ejemplo desde la lucha. Un pie en la administración sin perder el pie en la movilización con los sindicatos, los movimientos vecinales...”.

Garzón podría implicarse más con la ciudadanía. En la cuestión del juego podría hacer una ley para que regule su publicidad. El PCE lleva tiempo pidiendo el cierre de la casa de juegos”, asegura José Antonio.

Por su parte, al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, le dirige las siguientes palabras: “Prefiero no dar mi opinión. Siempre es mejor que cualquier ministro de derechas. Pero ahí me quedo”, concluye.

COMPARTIR: