17 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Al igual que ha ocurrido con Juan Carlos I, a su padre Juan de Borbón y a su hermana la Infanta Pilar se les descubrieron cuentas en paraísos fiscales

Los Borbones y la opacidad económica: El poder de un apellido real

Don Juan y Juan Carlos I
Don Juan y Juan Carlos I
El dinero y la vida sentimental siempre han sido dos asuntos que han perseguido a los Borbones. Dos temas sobre los que siempre ha pesado un manto de opacidad. Hoy, los escándalos del Rey Emérito Juan Carlos I han dejado al descubierto algunos de estos asuntos. Sin embargo, el padre de Felipe VI no es el primer miembro de la familia en verse relacionado con cuenta en paraísos fiscales. Ya ocurrió con don Juan de Borbón y con la recientemente fallecida Infanta Pilar.

Las investigaciones que el Fiscal suizo Yves Bertossa descubrieron que el ReyJuan Carlos tenía dos fundaciones para manejar un dinero cuyo origen todavía se desconoce: Zagatka, fundación creada Liechtenstein y que pagó vuelos privados del ex jefe del Estado y Lucum, fijada en Panamá para transferir una importante donación que habría llegado de Arabia Saudí y que en 2012 se clausuró y se traspasó a Corinna Larsen.

En esta última el Rey Felipe VI aparecía como segundo beneficiario según informó el diario The Telegraph. En la fundación Zagatka también aparecían como beneficiarias las hijas del Rey: la Infanta Sofía y la Princesa Leonor, en caso de fallecimiento de Felipe VI, y las infantas Elena y Cristina, según desvela el documento “Reglamento de la Fundación” que hizo público el citado diario británico.

El actual jefe del Estado conocía de la existencia de estas cuentas de su padre desde marzo de 2019 cuando un despacho de abogados se lo notifica. Es entonces cuando Felipe de Borbón acude a un notario para manifestar que no quiere participar del beneficio de esa cuenta.

Yves Bertossa.

El dinero que se haya en estas fundaciones presuntamente no se ha declarado a la Agencia Tributaria. Si el rey Juan Carlos quisiera regularizar esta fortuna lo tendría que hacer de la siguiente forma que explica el asesor fiscal José Manuel Aguilar: “Cualquier contribuyente que regularice de forma voluntaria su situación tributaria en renta y patrimonio en los términos anteriormente descritos, sin que medie requerimiento previo por parte de la Administración Tributaria, y que pague los correspondientes recargos de extemporaneidad e intereses de demora quedará exonerado de sanciones adicionales. El problema que se plantea con la situación que hemos conocido del Rey Don Juan Carlos reviste una especial gravedad por dos cuestiones, la primera por ser Jefe del Estado y la segunda porque las percepciones supuestamente obtenidas podrían ser constitutivas de ilícito penal al superar con creces la cuota defraudada a la Hacienda Pública el quantum de 120.000 euros previsto en el artículo 305 del Código Penal. Esta singular circunstancia reabre el controvertido debate jurídico de la prerrogativa personal del monarca ante el código penal que le atribuye la Constitución de forma solemne en su artículo 56 (La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad). Algunos juristas consideran que la inviolabilidad del rey no debe interpretarse en un sentido maximalista y omnicomprensivo, ni debe confundirse en modo alguno con una impunidad para todos sus actos. La inviolabilidad del rey debería restringirse exclusivamente a sus labores institucionales y no convertirse en una patente de corso para la comisión de estos supuestos delitos y tropelías. En cualquier caso, deberán ser la Fiscalía y los jueces quienes diriman la posible trascendencia penal de los hechos y actos que hemos conocido, analizar si se han cometido con posterioridad a su abdicación y fuera del estricto ámbito de sus funciones institucionales.”

Borbón S.A.

No es la primera vez que el apellido Borbón está vinculado con la opacidad, ni con PanamáEl Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación halló en los famosos ¡papeles de Panamá’ que la Infanta Pilar de Borbón mantuvo durante cuatro décadas una cuenta offshore en el país de América Central.

La hermana del Rey Emérito dirigió y presidió la empresa Delantera Financiera SA gestionada por el polémico bufet Mossack FonsecaDelantera Financiera SA se abrió en agosto de 1974, un mes después de que don Juan Carlos de manera interina asumiera la Corona, y se cerró cinco días después de la subida al trono de Felipe VI.

Pilar de Borbón.

 “La tenencia de una cuenta Offshore en sí misma no es constitutiva de ilícito tributario cuando su finalidad no radica en la evasión fiscal u ocultación dolosa de los fondos que a la misma se destinen. Las cuentas Offshore son sencillamente cuentas bancarias abiertas en un país distinto y habitualmente distante al de residencia de su depositario, en bancos cuyo domicilio fiscal radica en territorios que no gravan las rentas de fuente extranjera, es decir que su mera tenencia en el extranjero no supone para el depositario coste fiscal alguno. Tradicionalmente estas cuentas se han venido abriendo en países con los que no existe acuerdos de intercambio de información y en muchos casos se han vinculado con situaciones de evasión fiscal. Así las cosas y de acuerdo con datos de la OCDE, los destinos offshore son recurrentes y Suiza encabeza la primera posición como receptora neta de fondos internacionales por valor de 1,6 mil millones, seguida de Hong Kong y Singapur con 877.000 e Islas del Canal, Dublín, Panamá y el Caribe en último lugar con algo más de 800.000. Conviene significar que las cuentas offshore no suponen una infracción tributaria en la medida en que su tenencia no obedezca ni tenga como finalidad la ocultación de datos para eludir cargas fiscales”, explica José Manuel Aguilar, economista y asesor fiscal.

La propia Infanta Pilar reconoció a través de un comunicado la existencia de esta empresa creada por un amigo personal del marido de la hermana del Rey Emérito, Aleko Papamarkou después de que ETA intentara el secuestro de Luis Gómez-Acebo y Juan de Borbón, el Conde de Barcelona.

Este último también puesto en el punto de mira por tener supuestamente cuentas opacas. En marzo de 2013 el diario El Mundo descubrió que Don Juan de Borbón dejó una fortuna de 1.100 millones de pesetas, que incluía 728,75 millones en fondos depositados en cuentas en el extranjero. El documento Tramitación y cumplimiento de las voluntades testamentarias desglosaba la herencia del Conde de Barcelona en varias cuentas en el extranjero.

En la cuenta del número 28.668-2L4B de la S.B.S, siglas de la Société de Banques Suisses, tenía 3.032.000 de francos suizos (FS), en la cuenta de Lausanne 1.622.324 FS y en Ginebra 2.755.600 FS. En octubre de 1993, cuando se ejecutó el reparto de la herencia, 2.766.312 francos suizos pasaron al control de Juan Carlos IDon Juan pidió a sus hijos extrema discreción sobre estos depósitos para mantener la imagen de austeridad del Conde de Barcelona.

Don Juan de Borbón. 

Se ha demostrado que el apellido Borbón está muy ligado al nombre de varios paraísos fiscales. ¿Pero qué diferencias tributarias existen entre España, Suiza y Panamá? El asesor fiscal y economista José Manuel Aguilar nos lo explica:

 “En Panamá y respecto al impuesto sobre la renta de las personas físicas, o naturales como allí se denominan, dista considerablemente de la escala de gravamen vigente en España que con carácter general se establece en el artículo 63 LIRPF sin perjuicio de la potestad normativa de las Comunidades Autónomas para aumentar y complementar los tipos impositivos. En Panamá existe una escala de gravamen con el siguiente tramo de tributación:

Para rentas menores de 11.000 dólares al año no existe tributación

Entre 11.000 y 50.000 dólares se aplica un 15 por ciento sobre el excedente del tramo anterior de 11.000 dólares

Rentas superiores a los 50000 dólares se aplica un porcentaje del 25 por ciento sobre el excedente del tramo anterior.

Otra diferencia ostensible entre España y Panamá que conviene significar es la referente a la opacidad de las operaciones financieras. En España como todos ustedes conocen existen registros públicos de libre acceso de los que se pueden obtener información de contenido económico, como las cuentas anuales de las empresas y otros operadores, que dotan de cierta seguridad al tráfico jurídico en la medida en que permite conocer la bonhomía financiera de los agentes económicos para poder efectuar transacciones sin desequilibrios patrimoniales que puedan lesionar los derechos de cobro. Para mayor abundamiento, la Ley 10/2010, de 28 de abril, de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo complementada por el Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la citada Ley, introdujo el concepto de “Titularidad Real”, una especie de affidavit que permite acreditar que los intervinientes en las operaciones de cuantía superior a 1.000 euros, son realmente los titulares de los bienes o derechos de la sociedad implicada y no terceras personas interpuestas o testaferros. 

Felipe VI.

Otra diferencia sustantiva entre la tributación directa española y panameña es la referente al ámbito de aplicación territorial u objeto del impuesto. Según dispone el artículo 2 LIRPF constituye el objeto del IRPF español la renta total del contribuyente, entendida como la totalidad de sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales y las imputaciones de renta que se establezcan por la ley, con independencia del lugar donde se hubiesen producido y cualquiera que sea la residencia del pagador o dicho de otro modo, su renta mundial. 

En Panamá quedan exceptuadas de gravamen las rentas de fuente extranjera lo que hace especialmente atractiva y proclive la tenencia de capitales. Respecto a Suiza, cabe destacar que es un estado federal compuesto por 26 cantones con altas competencias en materia impositiva que redundan en grandes asimetrías recaudatorias. 

Existen diferencias plausibles entre los tipos efectivos de gravamen entre España y Suiza, pero esa baja tributación efectiva de los suizos debe contextualizarse para ponerse en valor en su justa medida. Ya lo dijo Miguel de Cervantes que las comparaciones que se hacen de ingenio a ingenio, y de valor a valor son siempre odiosas y mal recibidas. Los residentes en Suiza gozan de una menor carga fiscal, pero sin embargo están obligados a realizar cotizaciones no estatales obligatorias al seguro de salud o a la previsión profesional, que son directamente retraídas de sus estipendios. No obstante, lo anterior, la diferencia más notoria está en la imposición indirecta. Los sujetos pasivos con un volumen de facturación por debajo de los 100.000 francos suizos anuales podrán solicitar a instancia de parte, no tributar por el IVA. La base imponible se determina por el precio de los bienes o servicios y el tipo general a partir del 1 de enero de 2018 es del 7,7 por ciento.”

Opacidad en la información

No solamente existe opacidad en la familia Borbón en la cuestión financiera también en lo relativo al derecho a la información hay cierto hermetismo. Con la llegada de la Transición se habló de un pacto entre periodistas para suprimir aquellas informaciones negativas sobre el Rey Juan Carlos y su familia por deferencia al papel que el monarca realizó para conseguir traer a España la democracia. Así relata el articulista y escritor Javier Aroca cómo se produjo este pacto: “La Monarquía era la institución a proteger y blindar, en tanto que garantía de continuidad en los intereses de los que han ejercido el poder real en España en todos los regímenes. Juan Carlos no sólo era símbolo del cambio, sino el exponente máximo del gatopardismo español. Y todavía en ciertos sectores dura.”

Sin embargo, el reputado periodista de investigación Antonio Rubio me contaba que no sabíamos los jóvenes el papel que tuvo el rey y que por tanto era necesario protegerle. Sea por lo que sea ese acuerdo no escrito ya está roto y por fortuna los españoles pueden conocer con claridad el trabajo realizado por su ex jefe del Estado.

COMPARTIR: