06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La interpol no ha confirmado que el ex teniente americano se encuentre retenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Caracas

La justicia española no tiene todavía conocimiento oficial de la detención de Dahud Hanid-Ortiz, el asesino del triple crimen de Usera

Cadáveres de los fallecidos, junto a los agentes de la Policía Científica, el día del crimen el año pasado
Cadáveres de los fallecidos, junto a los agentes de la Policía Científica, el día del crimen el año pasado / Efe
La detención el pasado 13 de octubre en el Estado de Bolívar del ex primer teniente del ejercito estadounidense Dahud Hanid-Ortiz, nacido en Venezuela, no ha sido todavía confirmada por la Interpol ante el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid que lleva la causa y que ya ha solicitado la orden de entrega internacional

Fuentes relacionada con el caso del triple crimen de Usera, que conmocionó a la sociedad española en junio de 2016, han confirmado a El Cierre Digital que la policía venezolana sí montó un operativo liderado por el Comando Nacional Antiextorisión de la Guardia Bolivariana para detener a este presunto asesino. Fue arrestado en Ciudad Guayana, en el Estado venezolano de Bolívar, y posteriormente trasladado Dirección General de Contrainteligencia Militar, situada en Caracas. Sin embargo, ni la The Internacional Police, más conocida como Interpol, ni la policía española han confirmado al Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid, que el ex militar americano de origen venezolano sigue allí.

No obstante, el hecho de que el periódico El Nacional de Caracas y el portal cubano 14YMedio.com se hayan hecho eco de la detención de ese ex militar por funcionario del CONAS hace pensar que Dahud Hanid-Ortiz sí que fue detenido e identificado. “Otra cosa es que a día de hoy siga detenido en DGCIM. A lo mejor lo que está haciendo al policía bolivariana es esconderlo” afirman de la defensa de los tres asesinados.

La justicia española ya emitió hace unos meses una orden de búsqueda y captura y entrega internacional para que en el momento que fuera detenido pusieran al ex militar americano a disposición de los tribunales españoles.

Funcionarios del DFCIM de Venezuela detuvieron a Dahud Haid-Ortiz

La confirmación de la noticia de la detención del triple asesino de Usera viene también abalada por su publicación en el portal cubano 14YMedio.com ya que dos de las víctimas Marizza Osorio (46 años) y la abogada Elisa Consuegra (31 años) eran de nacionalidad cubana y máxime cuando el padre de ésta última era un militar de rango en el ejército de los hermanos Castro.

El abogado Víctor Joel Salas ya se ha personado en el juzgado

Fuentes próxima al abogado Víctor Joel Salas, la persona a la que verdaderamente quería matar el ex militar americano por la relación sentimental que mantenía con su compañera la médico alemana Irina Trippel, indican a El Cierre Digital que el abogado peruano ya se ha personado en el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid para solicitar toda la información referente a la posible detención de su potencial asesino.

Amigos próximos a Víctor Joel Salas hablan del abogado como una persona que “tiene un carácter muy frío, extremadamente frío. A los dos días de que pasara el triple crimen estuvo de lo más normal. Me llamó la atención la reacción tan fría que tuvo, no le dio mucha importancia. A él no le va a afectar la detención del asesino", comentan estas fuentes próximas al abogado peruano, quienes aseguran también que Víctor Salas es una persona con un carácter mujeriego, a la que le gusta en exceso el sexo y las relaciones pasionales. "Es un tipo que se arriesga mucho (en referencia a las relaciones con las mujeres), no tiene miedo de que algo pueda pasar, ni tiene ningún remordimiento. Pasa de todo, como decís aquí en España ‘tiene una geta que le sobra’", comentan las mismas fuentes a este periódico. Después del trágico crimen "estuvo hablando un tiempo con la Policía, pero no tenía ningún miedo de que le pudiera ocurrir algo. Incluso se habló de que era confidente. Por eso no tenía ningún temor de lo que le pudiera ocurrir. Después del asesinato iba con una pistola del calibre 38”.

El abogado Víctor Joel Salas

El abogado Víctor Joel Salas Cobeñas era muy conocido entre la comunidad extranjera que residía en Usera. Atendía fundamentalmente a chinos y a sudamericanos, ya que les tramitaba documentos y les asesoraba en materia de extranjería. Víctor Joel se vio en su día involucrado en la lucha contra el narcotráfico. Esto sucedió cuando trabajaba, según se dijo, como administrativo en la Fiscalía de su país de origen. Nada de ello tiene que ver con lo que pasó la tarde del 22 de junio de 2016. Aunque inicialmente se habló de que la principal sospecha era que alguien relacionado con su trabajo anterior en Perú intentase matarle, no hay nada de cierto en eso.

Sin embargo, también algunas sombras se extienden sobre este personaje, ya que Víctor Joel nunca ejerció de fiscal en su país como se dijo. Era funcionario administrativo. Se publicó que, en 2006, una jueza peruana le pidió al abogado que manipulara un proceso judicial contra un narcotraficante de origen israelí. Sus problemas en Perú le llevaron en el año 2008 a emigrar a España y a ejercer aquí primero como abogado en extranjería, para posteriormente pasar a ser confidente de la policía.

El abogado Víctor Joel Salas Cobeñas era muy conocido entre la comunidad extranjera que residía en Usera, chinos y sudamericanos fundamentalmente, ya que les tramitaba documentos y les asesoraba en materia de extranjería, reafirmando su presencia en el Barrio madrileño a través, incluso, de publicidad que repartía su secretaria asesinada. Su despacho, donde ocurrieron los crímenes, de nombre Euroasia, era una vivienda alquilada del Barrio de Usera. Hoy está  vacía y sin inquilino alguno.

Ahora, el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid está a la espera de que la Interpol le confirme y facilite toda la información relativa a la detención de este militar americano en Venezuela. Al haber solicitado ya la orden de entrega internacional no es necesaria pedir su extradición. Además, según fuentes de la investigación, podría darse el hecho de que al incorporarse al cuerpo de marines de Estados Unidos habría perdido la nacionalidad venezolana y ya no sería ciudadano del país de Nicolás Maduro, por lo que sería mucho más fácil su entrega a las autoridades españolas. Se trata de resolver de una vez por todas, uno de los crímenes que más ha conmocionado a la opinión pública en los últimos años, ya que Madrid no vivía un triple homicidio desde hacía más de una década.

COMPARTIR: