08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su progenitor, el peronista Alberto Fernández, se relaciona con líderes abiertamente antigays en América como Evo Morales o Nicolás Maduro

Así es Estanislao Fernández 'Dyhzy', el hijo dragqueen del presidente argentino que rompe los moldes oficiales

Dyhzy es el personaje del hijo de Alberto Fernández
Dyhzy es el personaje del hijo de Alberto Fernández
La intimidad es un aspecto casi sagrado en la vida de la mayoría de las personas, algo que famosos y políticos aprecian y entienden, después de perderla. Pero ¿qué ocurre con los familiares de los políticos que son figuras mediáticas y que no quieren incluirse en la política? Estanislao, el hijo dragqueen del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, denuncia que la intimidad y la política no se dan la mano en América Latina.

Estanislao es un joven de 24 años y el único hijo del presidente electo de Argentina. Aunque no fue muy criticado durante la campaña electoral la pasada semana ha saltado a la fama por los ataques públicos de opositores al Kirschnerista, la mayoría irónicamente, provienen de fuera de su país, que goza uno de los niveles de tolerancia LGBT más altos de Sudamérica.

La vuelta de los Kirschner al poder, de la mano de Alberto Fernández ha supuesto un terremoto para la región que parecía haber olvidado a los líderes del socialismo del siglo XXI como algo pasado. Ahora, la crisis de Venezuela y el renacer del foro de San Pablo auspiciado por Nicolás Maduro han unificado al continente al mismo tiempo que lo ha dividido.

Ahora, las revueltas, cambios de presidentes, acusaciones de fraude y sabotaje se han apoderado de la región que se divide en en centro-izquierda y centro derecha, representada por Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, El Salvador, entre otros; y los apoyos del régimen de Caracas que ha logrado respaldo del nuevo gobierno argentino y parcialmente el de México. Todo esto alrededor de Brasil, que ha girado en torno a un conservadurismo radical promovido por Jair Bolsonaro.

En la nueva lucha no queda nadie fuera, así lo descubrió Estanislao, que en las redes sociales se hace llamar Dyhzy, un drag queen y cosplayer argentino que acumula más de 180 mil seguidores en twitter y que ha sido víctima de varios ataques después de la victoria de su padre en las elecciones argentinas.

Alberto Fernández y su hijo Estanislao.

Fernández ha quedado no solo en medio del fuego cruzado en términos políticos por posicionarse a favor de los Kirschner, que acumulan una larga lista de cargos por corrupción en los tribunales, sino también por su trabajo. En un continente en el que las Iglesias evangélicas acumulan cada vez más poder y los partidos conservadores y socialistas utilizan la homofobia como bandera, un drag queen hijo de presidente irrumpe duramente en la política regional.

El “acoso” denunciado por Estanislao llegó después de una publicación de la revista de farándula “Caras”, que comentó su vida como drag queen sin entrevistarle en ningún momento. Desde entonces, la prensa latinoamericana ha estado sobre el joven argentino que ha reprochado la actitud de los periodistas a través de sus redes.

Foro de Fernández como modelo.

''Te piden una nota, no ves el mensaje y te sacan una nota titulada ‘la intimidad de’, ¿qué hicieron? ¿Revisaron mi basura?'', comentó Fernández sobre el reportaje de Caras. Posteriormente aseguró que: ''Me piden mi número pero lo tienen. Y me viven mandando mensajes, llamándome, cada día me siento más acosadx por esta gente. HARTA''.

Durante la campaña, algunos medios presumieron de que aparecería junto a su padre vestido como Dyhzyx, no obstante, el joven aclaró que no sería así, ya que no había sido contratado para participar en ningún acto. “No me pagan” aseguró el joven, que si celebró la victoria de su padre pero sin vestirse de drag queen.

Bolsonaro contra Dyhzyx

Aunque inicialmente el eco mediático fue lo único de lo que Estanislao se preocupó, después de la victoria de Alberto Fernández los ataques llegaron desde la política regional, cuando el diputado brasileño e hijo del presidente Jair Bolsonaro publicó una foto en Twitter burlándose de Estanislao.

La publicación incluía la foto de Fernández con un disfraz que utilizó en la ComicCon de Buenos Aires y una de él mismo mostrando armamento semiautomático. La polémica estaba servida en medio de la tensión entre presidente de Brasil y presidente electo de Argentina.

Fernández vestido del personaje de videojuegos Warrio.

Ante el ataque, Estanislao contestó en portugués diciendo “Hermanos brasileños, estamos juntos en esta lucha. Los amo”. Según varios estudios sociológicos, Argentina goza de una tolerancia hacia la homosexualidad alta, entre el 75% y 80% de los argentinos se consideran tolerantes. Son pocas las voces de partidos de izquierda y derecha que se oponen a leyes como el matrimonio gay.

Fernández, aunque ha presumido de que su pareja, Natalia, es mujer, se ha convertido en un icóno para varios movimientos LGBTI de Argentina.

Hijo del amigo de homófobos

Si bien, Alberto Fernández ha apoyado a su hijo abiertamente, sus socios de América no siguen el mismo patrón. Entre las nuevas relaciones que recupera el peronista están México, Evo Morales, Cuba, y los regímenes de Caracas y Nicaragua. Todos estos gobiernos conocidos por su historial poco tolerante con la población LGTBi.

Aunque ninguno de estos mandatarios se ha pronunciado sobre el hijo del presidente argentino, son célebres las frases homófobas de varios líderes del eje del socialismo del siglo XXI. Desde Chávez que se opuso frontalmente al matrimonio igualitario y cuyo heredero, Nicolás Maduro ha continuado una política de discriminación contra la población homosexual y transexual, según denuncia la diputada opositora y primera transexual en un parlamento latino, Tamara Adrián.

En los discursos de Maduro es común que surjan insultos homófóbos contra quienes se oponen al régimen. Los más conocidos: “mariposón”, “maricón” o “pelucón”, que también repiten varios líderes del chavismo.

Por otro lado, Bolivia. Recientemente el presidente electo de Argentina denunció un “golpe de Estado” en el país vecino que tras las denuncias de fraude y dos semanas de protestas populares lograron la renuncia de Evo Morales, tras 14 años en el poder. Aún queda en la memoria colectiva de América Latina aquella explicación hecha por Morales sobre cómo la homosexualidad se producía por consumir pollo con hormonas, que no dejó indiferente a nadie.

Por su parte, la Nicaragua de Daniel Ortega, otro aliado regional de Fernández, es conocida por sus represiones a la comunidad LGBTi. Durante los últimos años, el régimen ha prohibido cualquier manifestación, incluido el Día del Orgullo Gay, que ahora se celebra en el interior de la universidad jesuita de Managua para evitar la represión y en la que se suelen escuchar consignas como: "Viva Nicaragua libre" y "¿Cuál es la ruta?, que se vaya el hijo de puta".

Cierra la lista, Cuba, conocida por reprimir abiertamente a los homosexuales desde la revolución castristas y las famosas ejecuciones promovidas por Ernesto “Che” Guervara contra personas LGBTi. Esta imagen intentó eliminarse con la nueva constitución escrita por el régimen que en principio pretendía incluir el matrimonio igualitario, algo que finalmente no se materializó.

Estanislao Fernández vive ahora entre las críticas políticas del centro derecho y derecha latina, pero también se ha puesto en la mira de los aliados homofóbicos del presidente electo argentino. Fernández ha descubierto que aunque quiera alejarse de la vida pública, los próximos años saldrá varias veces a la escena mediática.

COMPARTIR: