04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

ATA calcula que 1,4 millones de trabajadores por cuenta propia no tendrán acceso a la prestación adelantada en los planes del Gobierno

Los autónomos piden el perdón de la cuota de abril y una tarifa plana de 100 euros en seis meses

Trabajadores autónomos.
Trabajadores autónomos.
Los autónomos son los grandes olvidados en toda esta crisis sanitaria. El Gobierno aprobó una prestación extraordinaria por cese de la actividad para aquellos autónomos afectados por la declaración del estado de alarma. Sin embargo, cumplir los requisitos que se solicitan es complicado y hay muchos trabajadores por cuenta propia que no van a recibir esta ayuda. Por eso han presentado una batería de peticiones al Gobierno y todavía esperan la respuesta.

 

Según los cálculos realizados por el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, "el 70% de autónomos se quedará sin ayuda por cese de actividad y sin exoneración de cuotas al no poder demostrar una caída de actividad y de ingresos superior al 75% en marzo".

Para cobrar la prestación del Gobierno será necesario haber suspendido la actividad como consecuencia del estado de alarma o acreditar que la facturación en el mes anterior a la solicitud de la prestación es, al menos, un 75% más baja que el promedio mensual desde septiembre de 2019 a febrero de 2020. También será necesario estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en el momento de la solicitud y durante se percibe la prestación y estar al corriente de pago de las cotizaciones sociales. Una batería de requisitos que parece complicada de cumplir.

Esta ayuda está valorada en 661 euros mensuales (70 por ciento de la base mínima de cotización) y en la web de ATA pueden verse testimonios de autónomos que explican las dificultades para acceder a estas ayudas.

Elcierredigital.com también ha recogido el testimonio de uno de estos autónomos, propietario de un taller mecánico que cuenta los problemas que tienen desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Reunión con la ministra de Trabajo

Este mismo lunes, Lorenzo Amor, presidente de ATA y Celia Ferrero, vicepresidenta de la misma asociación, se reunieron con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz y la directora general de Autónomos, Maravillas Espín, para tratar de mejorar las condiciones de 1,4 millones de autónomos que no tienen acceso a la prestación por Cese de Actividad Extraordinario. Amor explica que "hemos pedido que suspenda las cuotas a los autónomos del mes de abril. Hoy hemos lanzado un SOS al Gobierno con medidas y propuestas. Si no se llevan a cabo van a pasarlo muy mal muchos autónomos y se va a destruir mucho empleo”.

Lorenzo Amor y Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.

Las peticiones trasladadas al Gobierno han sido: Abono de las prestaciones extraordinarias con urgencia para los beneficiarios y las devoluciones de las cuotas e marzo, ingresadas de manera indebida. Desde ATA solicitan que "se acelere la tramitación de los ERTES y se garantice el acceso rápido a la prestación de desempleo de los afectados" entre otra serie de medidas que se pueden consultar en la web de ATA, como el "establecimiento de una tarifa plana de 100 euros durante 6 meses, una vez finalizado el estado de alarma para aquellos no beneficiarios de la prestación extraordinaria".

Durante la misma reunión, la ministra de Trabajo anunció la creación de una mesa de trabajo con los autónomos que se reunirá semanalmente. “Agradecemos el encuentro que hoy hemos mantenido y la disposición a dialogar. Creemos que es muy importante que nos escuche”, asegurí Lorenzo Amor.

“Hoy le hemos trasladado cuál es la situación real de los autónomos. Muchos están sumidos en el caos, y aunque un millón van a tener acceso a la prestación por cese de actividad extraordinario, y otros 800.000 que están facturando y teniendo una actividad relativa y medio normal, pero hay 1.400.000 autónomos ahora mismo que lo están pasando muy mal”, explicaba el presidente de ATA a la salida de ese encuentro.

“Para ese casi millón y medio de autónomos que tienen que seguir pagando la cuota, que apenas están facturando y que tienen muy difícil el acceso al crédito hemos pedido soluciones. La principal propuesta, aunque sabemos que es competencia de otros ministerios, es que suspendan la cuota del mes de abril. Que la cobre a los que tienen actividad después, dentro de un mes, pero ahora hay que proteger a esos autónomos que no están pudiendo acceder a la prestación por cese y no saben lo que van a facturar. También nos parece fundamental que si una bajada de facturación del 40% es ser autónomo vulnerable para las moratorias de hipotecas, o para establecer ayudas en los suministros energéticos, no es lógico que se establezca en el 75% de pérdida de facturación para acceder al cese de actividad”, explicó Amor.

 

COMPARTIR: