15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sin embargo, la Guardia Civil busca todavía el cadáver del sexagenario en fincas colindantes de las provincias de Toledo y Madrid

La investigación del caso de la desaparición de Roberto García, de Casarrubios del Monte, traspasa nuestras fronteras

Roberto García, todavía buscado por la Guardia Civil.
Roberto García, todavía buscado por la Guardia Civil.
El caso de Roberto García ya ha traspasado nuestra fronteras, mientras la Guardia Civil continúa incansable la búsqueda del cuerpo de este hombre, desaparecido en febrero y con un detenido que se encuentra en prisión, aunque solo ha confesado el uso de una tarjeta bancaria del sexagenario desaparecido en febrero en la localidad toledana de Casarrubios del Monte.

El caso de Roberto García, desaparecido en Casarrubios del Monte (Toledo) ya ha traspasado nuestras fronteras e incluso un lector de Argentina se ha dirigido a elcierredigital.com para alertarnos de la aparición de un cadáver en Buenos Aires, de características similares a la fisionomía de Roberto.

Este hombre no es, evidentemente, el que busca la Guardia Civil de Toledo desde el 22 de mayo de 2019, cuando fue detenido Juan José Valle, un vecino, sevillano, albañil de 57 años y devoto de la Virgen de la Esperanza, que vivía enfrente del desaparecido y principal sospechoso para la Guardia Civil del asesinato de Roberto por un supuesto móvil económico.

Cártel con la búsqueda de Roberto García.

El único detenido lleva internado en la cárcel de Ocaña desde el 26 de mayo por orden de Carolina Hidalgo, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Illescas, que instruye el caso. Desde su detención se aferra a la versión de que encontró la tarjeta bancaria de Roberto en la calle junto con el pin y por eso sacó en dos ocasiones dinero de dos cajeros automáticos diferentes, el 19 y el 20 de febrero de 2019, hasta 600 euros porque el hombre tenía un límite de 300 euros diarios. Roberto desapareció el día 18 de febrero.

Pero cuando esta información saltó a un programa de televisión el 24 de abril, el sospechoso no hizo ningún otro movimiento y tuvo tiempo de hacer desaparecer pruebas, según algunos investigadores de la Guardia Civil de Toledo, claramente molestos con la televisión que involuntariamente les "reventó" la trampa que habían tendido a Juan José y sus posibles cómplices, sorprenderle in fraganti sacando dinero o, como hipótesis, visitando el lugar donde estaría el cadáver de Roberto García para cercionarse de que estaba escondido.

Ahora los investigadores de la Guardia Civil están convencidos de que el cadáver de Roberto está en una de las numerosas fincas de la zona, en su mayoría despobladas y donde no es fácil encontrar un cuerpo escondido, ya que la zona no es frecuentada por paseantes, agricultores ni cazadores y es demasiado grande para rastrearla con perros especializados.

Esta imagen alertó al sospechoso.

Por todo ello, la magistrada Carolina Hidalgo le imputa  como presunto autor de un delito de desaparición forzada y de un delito continuado de estafa, ya que todavía la investigación de la Guardia Civil  continúa para encontrar al jubilado desparecido después de tres meses y no se pueden concretar aún otro tipo de delitos.

La familia nunca creyó en una fuga voluntaria

Desde que el 18 de febrero, cuando desapareció Roberto García, la familia lo buscó sin descanso. Nunca pensaron que se hubiera ido por propia voluntad. La familia no conoce al detenido y tampoco era amigo de Roberto. Juan José es natural de Sevilla, había vivido en Madrid y llegó a Casarrubios no hace mucho, donde residía alquilado. 

Juan José Valle, el detenido.

Los perros de la Guardia Civil detectaron en el piso de Juan José restos biológicos, que los investigadores creen de la víctima, a la falta de un análisis más profundo. Roberto desapareció unos días después de cobrar 30.000 euros de la venta de una propiedad.

Su hermano, Manolo, que siempre pensó en un móvil económico, cree que "lo tenían vigilado y lo sabían". Ahora, la familia solo quiere saber "dónde está el cuerpo para darle una sepultura digna", explicó a elcierredigital.com, Manolo, uno de sus dos hermanos.

COMPARTIR: