23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación de izquierda que integra Unidas Podemos ha cargado contra los ministros socialistas Margarita Robles y José Manuel Albares por su postura

El PCE enfada a La Moncloa al denunciar "el acoso" que sufre Rusia por parte de la OTAN

/ Enrique Santiago
Unidas Podemos sigue enarbolando el 'no a la guerra' para enfado del sector socialista de La Moncloa, atónito ante los ataques del PCE contra dos de sus ministros: Margarita Robles y José Manuel Albares por su postura adoptada. Mientras, la Unión Europa prepara una batería de sanciones contra Rusia después de que Vladimir Putin reconociera la independencia de dos regiones ucranianas pro-rusas, como Donetsk y Lugansk.

La Unión Europea prepara una batería de sanciones financieras contra Rusia después de que Vladimir Putin reconociera la independencia de dos regiones ucranianas pro-rusas, Donetsk y Lugansk. Alemania, además, ha frenado la autorización del gaseoducto Nord Stream II, impulsado por el gigante empresarial ruso Gazprom.

El presidente ruso, inquieto porque Ucrania podría adscribirse en la OTAN a pesar de las promesas de Estados Unidos de no expandir esta organización militar hacia el este, asegura que debería haber tomado la decisión "hace mucho tiempo".

Putin ha declarado que "Ucrania no tiene tradición de ser un país independiente" y que "fue creado por Lenin", contra el que cargó por sorpresa. La UE asegura que los movimientos del presidente ruso son inaceptables.

"Viola el derecho internacional, la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, los propios compromisos internacionales de Rusia y agrava aún más la crisis," dicen los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Consejo Europeo, Charles Michel.

El PCE enfada al bloque socialista de La Moncloa

La geopolítica crea extraños compañeros de cama. Una de esas parejas singulares la protagonizan Rusia y la izquierda occidental, utilizada por el Eje antiyankee para desestabilizar los territorios tutelados durante décadas por Estados Unidos (la UE y Latinoamérica).

El órgano mediático del PCE, Mundo Obrero, asegura que "Estados Unidos ha tendido la trampa ucraniana con una desaforada campaña mundial de propaganda, no con el propósito de asegurar la estabilidad de Europa sino con el objetivo de acosar a Rusia y continuar la expansión de la OTAN".

El PCE, miembro de Unidas Podemos, ha enviado un recado a la actual ministra de Defensa del Gobierno de España, Margarita Robles, y al de Exteriores, José Manuel Albares: "La palabrería de Washington y del cuartel general de Bruselas sobre las bondades de la OTAN, su supuesta vocación pacífica y su apuesta por la libertad es una retórica vacía desmentida de forma contundente por las guerras y las matanzas que la alianza inició en Yugoslavia, Afganistán, Iraq y Libia, y los bombardeos lanzados sobre otros países. La OTAN no defiende la paz sino la hegemonía de Estados Unidos en el mundo y para ello está dispuesta a seguir incendiando a otros países".

Así los responsable del PCE indican, sin cortapisas, que "El Gobierno español no debe colaborar en la operación de acoso a Rusia ni aceptar la trampa ucraniana con el pretexto de la 'solidaridad atlántica': el lamentable entusiasmo atlantista mostrado por la ministra de Defensa, Robles, y por el titular de Asuntos Exteriores, Albares, con el envío de fuerzas militares al Este de Europa, no defiende la paz ni la estabilidad en el continente y es una vergonzosa muestra de sumisión a Estados Unidos", añaden contra Robles.

La centenaria organización asegura que "España debe abandonar la OTAN y poner fin a las bases militares estadounidenses, Rota y Morón, que limitan gravemente la soberanía nacional. La OTAN debe disolverse: no es una alianza pacífica sino la prolongación armada del imperialismo de Estados Unidos y un factor global de riesgo y de amenazas de guerra".

Pablo Iglesias dolido 'los palos' de Putin a Lenin

El fundador de Podemos, el exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, dice que "Putin es más de derechas que el caballo de Don Pelayo" y ha asegurado que su postura no es "ni pro-Rusia, ni pro-Estados Unidos. Pro-paz. Es peligroso ir a la guerra con Rusia, que es una potencia nuclear".

Pablo Iglesias. 

Iglesias aseguró en la campaña de Castilla y León que cree que la OTAN es "una alianza militar para proteger intereses de EE.UU. que en la época de la guerra fría concernía también a las potencias occidentales europeas y que, sin embargo, ahora lo que se está jugando es si Europa pinta algo en la negociación o no". Además, se ha preguntado qué ganarían los europeos "con la ampliación de la OTAN hacia Ucrania".

El exvicepresidente recordó ayer que "Putin es un anticomunista convencido y un nacionalista de derechas. Ayer lo dejó claro en un discurso para la Historia en el que dejó muchas pistas sobre su imaginario cultural y sus referentes ideológicos, así como su sentido de la ironía y la imagen que tiene de sí mismo".

Iglesias añadía en Ctxt: "En su proclama, Putin atacó a Lenin y ya les digo que el hecho de que el presidente de la Federación Rusa ataque a Lenin en un discurso que vieron millones de rusos, en el contexto de una grave tensión militar, no es un asunto baladí. Putin cargó contra el federalismo, contra el pacifismo y contra el respeto de la plurinacionalidad propio de los bolcheviques que, al menos mientras Lenin mandaba, defendieron incluso el derecho de autodeterminación de los pueblos".

"Putin dijo ayer nada menos que Lenin era el arquitecto de la nación ucraniana y atacó incluso el talento geopolítico del Lenin de la paz de Brest-Litovsk. El Lenin consciente de la realidad de la correlación de fuerza militar con Alemania frente al poco racional optimismo de Bujarin y Trotsky fue, para Putin, un cobarde. Llamar a Lenin cobarde en Rusia es, para muchos rusos y para cualquier comunista, una provocación", asegura.

Esos defectos de Rusia, dice Iglesias, no hacen "de la OTAN una reserva moral y militar democrática ni convierte al corrupto gobierno ucraniano, que ha atacado los derechos civiles de buena parte de sus ciudadanos, en la encarnación de una resistencia popular anti-imperialista. Y tampoco resta lógica geopolítica a los deseos rusos de tener a la OTAN lejos de sus fronteras".

COMPARTIR: