03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El empresario siderúrgico fallecido en 2014 fundó el club baloncesto femenino de Valencia y dejó a sus hijos miles de ejemplares de animales disecados

El patrimonio de los Ros Casares: Del dominio del acero a una millonaria colección de caza

/ Francisco Ros Casares y su hijo Francisco Juan Ros García.
Además de empresario siderúrgico, el valenciano Ros Casares era un aficionado a coleccionar animales disecados. Así lo ha demostrado el último hallazgo de la Guardia Civil, que ha encontrado más de mil ejemplares en un museo clandestino que se encontraba en una finca privada en Bétera, Valencia. Ros Casares fue fundador también del club de baloncesto femenino Ros Casares Valencia en 1996.

La Guardia Civil encontró el pasado miércoles el mayor museo clandestino de taxidermia de España. 1.090 ejemplares de animales disecados de los cuales 405 pertenecen a especies protegidas y en peligro de extinción conforman una colección que el empresario valenciano Francisco Ros Casares dejó en herencia a sus hijos en una finca privada en Bétera, Valencia.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza, bajo el marco de la operación ‘Valcites’, encontraron este museo clandestino que sería causa de delitos de contrabando y uno relativo a la protección de flora y fauna. El acusado es el propietario actual, el hijo del empresario, Francisco Juan Ros García, que afirma que la colección forma parte de la herencia de su padre.

Además de las especies disecadas, se encontraron un sofá y veinte sillas de piel de cocodrilo que estaban en la casa del empresario. Actualmente, se está investigando qué partes del convenio CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) se han incumplido. Este convenio fue firmado en 1973 por 21 países y establece controles para determinadas especies amenazadas. También exige permisos para legalizar la obtención de algunos animales (se encuentren vivos o muertos). España se unió a este convenio en el año 1986.

Ros Casares, empresario siderúrgico

El patriarca de la familia Ros Casares, una de las más conocidas de Valencia, falleció en 2014, dejando atrás un imperio siderúrgico con problemas de liquidez y, aparentemente, todo un museo clandestino de animales disecados.

Ros Casares.

Sin embargo, antes de que se conociera al empresario por su colección privada, lo fue por su empresa, el Grupo Ros Casares S.L., que comenzó en 1954 como un almacén de hierro en Valencia. La liberalización del acero en España en 1959 propició que lo que empezó como un pequeño negocio creciera hasta llegar a obtener mil millones de euros en el año 2007. En este año, el grupo pasó a denominarse Corporación Ros Casares, que agrupaba distintas sociedades que pertenecían a sectores diferentes en los que la familia estaba inmersa.

La crisis inmobiliaria afectó al grupo, que tuvo que disminuir su plantilla y renunciar a algunos negocios e inversiones. Sus hijos, herederos del imperio de su padre, vieron como tras la muerte de este la compañía, que ya tenía problemas de liquidez, entró en concurso de acreedores en el año 2014. En 2017, según informaban Las Provincias, empezaron a liquidarse los bienes.

Ros Casares recibió, debido a su trayectoria empresarial, premios y reconocimientos tales como la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en el año 2003.

Ros Casares Valencia: el club de baloncesto femenino

En su etapa de auge, Ros Casares llegó a adquirir el club de baloncesto femenino de Valencia. El club, denominado Ros Casares Valencia, fue fundado por el empresario en 1996 tras la desaparición de la anterior entidad deportiva, el Dorna Godella, que fue el primer equipo español en conseguir la Copa de Europa del basket femenino.

Durante los trece años que se mantuvo en activo el club (que se despidió en 2012), fueron numerosos los éxitos que lo acompañaron, tanto a nivel nacional como europeo. En 2012 se había proclamado campeón de ocho de doce ediciones de la Liga Femenina, siete de once de la Copa de la Reina y seis de nueve de la Supercopa de España.

Tanto Francisco Ros como Germán Ros (hijos de Ros Casares) se hicieron cargo de la empresa y del club en sus últimos años de actividad.

COMPARTIR: