28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La fiscalía de Extremadura pretende derivar al alto tribunal la llamada Operación Cortés que afecta a 21 partidos con 840.000 euros estafados

La Audiencia Nacional estudia si es competente para investigar la trama de los amaños de las apuestas en el deporte

La Operación Cortés sigue siendo investigada por la fiscalía extremeña que ha llegado a la conclusión de que los amaños en partidos de fútbol estaban preparados y en el momento en el que la apuesta peligraba, quitaban el dinero invertido. Ahora se quiere pasar esta investigación a la Audiencia Nacional

Según la investigación denominada Operación Cortés, se maneja una cifra total de 40.000 euros por partido a repartir entre 3.000 y 5.000 euros para cada uno de los protagonistas. De esta manera, el beneficio total ascendía hasta los 840.000 euros según ha informado el portal El Periódico Extremadura.

De los 21 partidos que están siendo investigados y que denunció previamente la Liga de Fútbol Profesional ante el Servicio de Control de Juegos de Azar, cuatro de ellos correspondían a equipos extremeños. En la Operación Cortes junto a la Operación Pizarro, ambas llevadas a cabo por la Policía, han resultado detenidas un total de 52 personas entre las que se encuentran ex jugadores, intermediarios y futbolistas en activo. En el pasado mes de febrero, cuando se abrió la Operación Pizarro, se detuvieron a 32 personas implicadas en dicha trama y la gran mayoría eran nacidos en Extremadura. Por su parte en la Operación Cortes, en el pasado mes de junio fueron 20 los detenidos de los cuales la mitad eran extremeños o pertenecían a varios clubes de la región.

Estos datos que se han publicado figuran en el informe de la fiscalía extremeña sobre el fraude de las apuestas futbolísticas quiere que finalmente se lleve a la Audiencia Nacional en vez de al juzgado de Zafra que ha solicitado inhibirse debido al contexto geográfico español.

En los documentos existentes tanto judiciales como policiales se explica la existencia de dos organizaciones distintas en la trama. Una de ellas, estaba liderada por Iván Moreno y Jon Andoni García Arambilet, ambos ex jugadores de fútbol. Los dos obtuvieron la financiación mediante las apuestas de los mercados chinos. La otra organización señalada está liderada por Emilio Pérez Tejero y afirma que obtuvieron los beneficios únicamente ‘’a través de los mercados asiáticos’’.

Emilio Pinto uno de los cabecillas de la Operación Cortés

El nombre de Emilio Pinto, es uno de los que más aparecen en los informes tanto judiciales como policiales y pese a haber futbolistas de más renombre, únicamente pasaron a disposición judicial el propio Pinto y otros cuatro jugadores no extremeños. Dos de estos cuatro han sido identificados como tipster, que se encargan de buscar la financiación en mercados extranjeros, en este caso el asiático. Según la investigación cada uno operaba desde Madrid y Sevilla respectivamente.

El Servicio de Juegos de Azar de la Policía Nacional ha incluido todo esto en un informe remitido al Juzgado de Zafra tras ‘’iniciar una investigación profunda de los hechos denunciados, solicitando posteriormente la intervención telefónica de varios terminales para investigar los hechos denunciados, autorizándose por el Juzgado por ser la única vía posible para la averiguación de tales hechos’’.

Más allá de los jugadores que intermediaban, todos ellos en activo, había un jugador que residía en China que llevaba a cabo los amaños en las apuestas. En el momento en el que veían que las apuestas no se iban a cumplir, tenían todo orquestado para quitar el dinero invertido. ‘’Cuando por cualquier motivo el amaño previamente orquestado no salía, se proponía a los jugadores que devolvieran el dinero realizando una nueva manipulación’’. Según ha acreditado la policía que tanto Jon Andoni, José Iván como Emilio Pinto ‘’acordaban con intermediarios (ubicados en las provincias de Badajoz, Sevilla, Cádiz, Almería, Murcia y Valencia, entre otras) el amaño de partidos de fútbol profesional, contactando con jugadores de distintos equipos cuyos encuentros eran alterados’’.

El ex jugador entre otros de Badajoz, Extremadura o Jerez, Pinto, está señalado en varias ocasiones en las investigaciones de la policía como persona encargada de concretar las trampas que consistían en ‘’rebasar los tres goles en los partidos, con independencia de quién los marcara’’. Los partidos que enmarcaban estas condiciones eran de Tercera División y de la Primera División femenina. El escrito afirma que ‘’el investigado buscaba personas de su confianza para que se convirtieran en intermediarios con diversos equipos para controlar un mayor espectro de partidos de la Tercera masculina’’.

Los domicilios desde los que se realizaban todas las operaciones estaban situados en Madrid, Badajoz y Sevilla principalmente. A raíz de ello se realizaron un total de 18 detenciones, y más o menos la mitad de ellos eran futbolistas extremeños.

De los 21 partidos que fueron presentados por la LFP ante el Servicio de Control de Juegos de Azar para que los investigara, hay dos que llaman bastante la atención al organismo, uno es el Díter Zafra-Atarfe Industrial y otro de Segunda División, Almería Gimnastic de Tarragona, porque no se jugaron al parecer por un error.

Originariamente eran 21 partidos y añadieron tres más

Además de los partidos llevados a investigación se han añadido otros tres partidos, siendo un total de 24 y son los siguientes:

  • Aceuchal-Montijo.
  • Jerez-Calamonte.
  • Plasencia-Jerez.
  • Atarfe-Guadix.
  • Murcia B-Águilas.
  • Alcalá-Gualdacín.
  • Xerez-Alcalá.
  • Cieza-El Castillo.
  • Huércal-Overa.
  • Betis BP-Écija BP.
  • El Palo-San Pedro.
  • Alcalá-Gerena.
  • El Palo-Huéter-Vega.
  • Atarfe-El Palo.
  • Estrella-Unión Puerto.
  • El Palo-Jaén.
  • Gerena-Xerez.
  • Algeciras-San Fermín de Puerto Genil.
  • Almería-Gimnastic de Tarragona.
  • Alcalá-Sevilla C.
  • Atarfe-Antequera.

No obstante el informe ha especificado que ‘’no ha podido determinarse en el momento actual qué partidos de los indicados fueron definitivamente amañados y cuáles simplemente propuestos pero no llevados a cabo’’, y que todos los encuentros suponen ‘’una adulteración directa de la competición’’.

Finalmente la investigación está por ver si pasa a la Audiencia Nacional, como así lo ha pedido la fiscalía y juzgados extremeños, o si se queda en la región en la que se ha llevado a cabo la investigación desde el comienzo.

 

COMPARTIR: