23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde ACAIP también denuncian las condiciones de Picassent donde más del 40 % de los funcionarios están sin vacunar al tener más de 55 años

Funcionarios de Prisiones hartos del hacinamiento: Se colapsa la cárcel de Huelva con treinta ingresos en un día

Prisión de Huelva.
Prisión de Huelva.
En plena pandemia siguen la complicaciones en las prisiones españolas. En la cárcel de Huelva han ingresado 30 detenidos en una operación de narcotráfico pero desde ACAIP denuncian que este centro penitenciario "no tiene ni los medios ni el personal suficiente para absorber en tan poco tiempo" tal nuevo número de presos. Por otro lado, señalan que en la cárcel de Picassent (Valencia) más del 40 % de los funcionarios se quedan sin vacunar al tener más de 55 años.

En la mañana del miércoles 3 de marzo se dio a conocer en los medios de comunicación que, gracias a la labor policial donde participaron aproximadamente  350 guardias civiles de diversas provincias, se posibilitó la detención de 60 personas, de las cuales 30 de ellas fueron ingresadas en el centro penitenciario de Huelva, en el marco de la operación 'Soterrado' contra el narcotráfico.

Desde ACAIP-HUELVA denuncian que para que las 30 personas detenidas estuvieran custodiadas y en perfectas condiciones para comparecer ante las autoridades judiciales que se ocupan de la instrucción del caso, los funcionarios tuvieron que hacer un gran esfuerzo debido a que, según denuncian, "la prisión de Huelva no tiene ni los medios ni el personal suficiente para absorber en tan poco tiempo y con ninguna previsión y ninguna coordinación con Guardia Civil en el ingreso, en muchos casos temporal, este número personas, en contraposición con el despliegue de medios que hemos citado para esta operación policial de las fuerzas y cuerpos de seguridad". "Ni tampoco la unidad de ingresos reúne las condiciones arquitectónicas para acoger semejante número de detenidos a la vez", añaden.

Desde el sindicato se quejan de que "de un tiempo a esta parte y de una forma más frecuente, se dan este tipo de situaciones que colapsan el centro penitenciario, no sólo por el déficit histórico de personal en todas las áreas, denunciado por este sindicato y negado por instituciones penitenciarias, sino también porque no se tiene en cuenta que la provincia de Huelva se está convirtiendo, o ya es, uno de los puntos neurálgicos  del narcotráfico en España". "Esto, sin contar que el ingreso de un número tan elevado de personas dificulta asegurar las medidas especiales de prevención que se están realizando por los trabajadores penitenciarios en relación al COVID en la prisión de Huelva", puntualizan.

Para ACAIP, el Ministro del Interior Fernando Grande Marlaska "obvia que los funcionarios de prisiones son una parte imprescindible del ministerio para garantizar que los detenidos acudan a los juzgados en condiciones de seguridad".

Las vacunas

Por otro lado, más del 40 por ciento de los trabajadores de Instituciones Penitenciarias del complejo penitenciario de Picassent se quedan sin vacunar al tener más de 55 años. Acaip-Ugt había solicitado que la vacunación se realizara de forma simultánea para todo el colectivo.

Prisión de Picassent.

Durante la semana ha empezado la vacunación de los trabajadores de Instituciones Penitenciarias en el complejo penitenciario de Picassent, que comprende el Centro Penitenciario de Valencia y el Centro de Inserción Social Torre Espioca. El proceso se extenderá durante otras  tres jornadas.

Lo que debería ser una buena noticia, después de los últimos meses tan duros que se han vivido en el Centro Penitenciario (donde se llegaron a acumular más de 200 internos positivos, otros 500 en cuarentena y más de 20 trabajadores positivos confirmados y otros 30 en cuarentena) no lo es tanto, ya que más del 40 por ciento trabajadores no ha sido vacunado porque la vacuna utilizada está siendo la de Astra-Zeneca, que en España sólo se puede utilizar por el momento en personas de 55 años o menos.

Según ACAIP, "es bastante contraproducente que aquellos que por razón de la edad pueden ser más vulnerables a sufrir contagios, sean precisamente aquellos a los que se deja sin vacunar".

"Hay muchos trabajadores que superan los 55 años que siguen en “primera línea”, prestando servicio incluso en departamentos con internos que siguen siendo positivos o están en cuarentena (a fecha de ayer seguía habiendo casi 40 internos positivos y otros 400 en cuarentena o la espera de pruebas diagnósticas o del resultado de las mismas)", denuncian. 

Asimismo, trabajadores mayores y menores de esa edad comparten cada día dependencias y puestos de trabajo durante turnos de más de 14 horas continuadas, en espacios cerrados, pequeños y sin excesiva ventilación

En previsión de que esto pudiera suceder, el pasado mes de febrero, Acaip-Ugt presentó escritos dirigidos al Ministerio de Sanidad y a todas las Consejerías de Sanidad de todas las Comunidades Autónomas, solicitando que la vacunación a los trabajadores de prisiones se realizara de forma simultánea, independientemente de su edad, aplicando la vacuna que correspondiera a cada uno en función de la misma.

"Si los trabajadores de prisiones somos los que entramos y salimos de los centros cada día y, por tanto, hay un riesgo claro de que podamos ser el vector principal de la introducción del virus en los centros penitenciarios, no tiene sentido dejar al 40 por ciento de ellos sin vacunar", señalan desde el sindicato.

Estos hechos están provocando, primero desconcierto y más tarde indignación entre este colectivo de trabajadores, que no acierta a entender el porqué de esta situación. Por eso, Acaip-Ugt asegura que va a presentar un nuevo escrito a las autoridades sanitarias reclamando la vacunación de esta parte tan importante del colectivo.

COMPARTIR: