29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Obispos de la Conferencia Espiscal lejos de la línea aperturista del Vaticano han sido promocionados en los últimos diez años por parte del argentino

El Papa Francisco mima al sector conservador de la Iglesia española pese a la salida del cardenal Cañizares

El Cierre Digital en
/ Papa Francisco
El Papa Francisco sigue promoviendo el aperturismo en la Iglesia católica, que en España ha abierto una ventanilla digital para recibir denuncias por abusos cometidos en su seno. La salida de Antonio Cañizares y Juan Antonio Reig Pla no implicará un giro a la izquierda de la Conferencia Episcopal, ya que varios obispos conservadores han sido promocionados desde El Vaticano.

Jorge Mario Bergoglio (Argentina, 1936) cumplirá en marzo una década al frente de la Iglesia católica. El Papa Francisco ha promovido durante esta etapa el aperturismo de la prelatura, posiblemente más con guiños que con medidas concretas. 

Esta ligera renovación también se ha notado en la Conferencia Episcopal Española, que en 2020 elegía como líder por un cuatrienio al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, de cierta vitola progresista para alivio de La Moncloa y El Vaticano. 

Omella parece haber recibido con los brazos abiertos las salidas de Antonio Cañizares en el arzobispado de Valencia y, especialmente, la del ultramontano Juan Antonio Reig Pla al frente de la diócesis de Alcalá. 

Cabe recordar que Reig Pla es famoso por sus comentarios machistas y por promover las pseudoterapias de conversión heterosexual (al fin prohibidas por ley), algo contrario a las declaraciones de Bergoglio, que ha defendido al colectivo LGTBIQ+: "Son hijos de Dios y tienen derecho a la familia. Nadie debería ser expulsado o hacerse miserable por ello". 

Aperturismo con los abusos sexuales

Esta misma semana la Conferencia Episcopal Española ha sido noticia por haber abierto una ventanilla digital (Paradarluz.com) que tiene como objetivo recabar denuncias de abusos sexuales en su seno después de que en los últimos cuatro años hayan salido a la luz alrededor de 1.600 denuncias.  

om

Juan José Omella. 

"Es mucho lo que hemos hecho, y en esta página web puede verse; pero no es suficiente. Nunca lo es frente al sufrimiento. Por eso abrimos este espacio virtual en el que toda la sociedad podrá conocer las decisiones tomadas y las que estamos dispuestos a tomar. La lacra que son los abusos a menores es una lacra que no distingue. Nos duele a todos y por eso, nos afecta a todos", ha afirmado Omella tras destaparse este escándalo gracias a una entrevista emitida por la Cadena SER en Navarra y posteriormente a una tupida serie de investigación en El País. 

Compensación

Tanto el Papa Francisco como Omella no quieren descuidar los guiños a los sectores más conservadores de la Iglesia catolica. El jesuita argentina, tal y como explica El País, ha nombrado a 32 de los 74 obispos en activo en España y ha promocionado a otros 21 que ya gobernaban una diócesis cuando fue nombrado pontífice en 2013. 

Y más de la mitad de los 'agraciados' son de marcado perfil conservador, entre ellos el nuevo arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, o el actual arzobispo de Toledo, Francisco Cerro. 

La Iglesia se niega a participar en una comisión constituida en Navarra

La Comisión de Abusos Sexuales en el seno de la Iglesia católica ha quedado constituida esta semana en el Palacio de Navarra con la presencia del consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra, Eduardo Santos, y los siete miembros que van a formar parte de ella, en concreto, dos personas elegidas por el Parlamento foral, dos personas designadas por el propio Gobierno, dos representantes elegidos por las asociaciones navarras de víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia y la responsable de la Oficina de Atención a Víctimas del Delito del Ejecutivo foral.

La Comisión ha sido constituida al amparo del artículo 7 de la Ley Foral 24/2022, de 5 de julio, de reconocimiento de las víctimas de abusos sexuales cometidos en el seno de la Iglesia católica de Navarra, aprobada por el Parlamento de Navarra y que reservaba dos integrantes a designar por la jerarquía de la Iglesia católica en la Comunidad Foral, puestos que finalmente no han sido cubiertos por la negativa de la jerarquía eclesiástica a participar en la Comisión, si bien el Gobierno de Navarra sigue con la mano tendida para que esta se pueda llevar a efecto.

En concreto, han tomado posesión de sus cargos como miembros de la Comisión el historiador Mikel Lizarraga y el psicólogo Josean Echauri, ambos elegidos por los representantes de las asociaciones de víctimas de abusos, la historiadora Esther Aldave y la criminóloga Ana Carmona que han sido propuestas por el Parlamento de Navarra y la docente Camino Bueno y el experto en derechos humanos Mikel Córdoba, a propuesta del Gobierno, junto a Izaskun Gartzaron, responsable de la Oficina de Atención a Víctimas del Delito del Ejecutivo foral.

En la sesión constitutiva, los integrantes de la Comisión trazaron la hoja de ruta de funcionamiento que llevara a cabo este órgano, con al menos una reunión mensual en donde los miembros de la comisión valorarán los expedientes que les lleguen de la Oficina de Atención a Víctimas del Delito para proceder al reconocimiento oficial de todas aquellas personas que hayan testificado vulneraciones de índole sexual en el seno de la Iglesia o, en su caso, rechazarlas. 

COMPARTIR: