22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP-UGT, que ya denunció la complicada situación penitenciaria, pide mascarillas FFP2 para todos los trabajadores

Aumentan los contagios del brote coronavirus en la cárcel de Picassent: 161 positivos y 412 presos en cuarentena

Cárcel de Picassent, Valencia.
Cárcel de Picassent, Valencia.
El brote de coronavirus de la cárcel valenciana de Picassent se ha agravado y ya son 161 los presos afectados por el COVID-19, además hay otros 412 internos en cuarentena. Entre los funcionarios, también 18 han dado positivo y otros 30 se encuentran realizando la cuarentena.

Los nuevos datos aportados señalan que 219 personas internas en el centro han dado positivo y 415 están en cuarentena, o esperando a recibir la notificación del resultado de las pruebas.

En cuanto a los trabajadores, 18 han dado positivo y 30 se encuentran realizando la cuarentena.

Después de que el sindicato de los cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias ACAIP-UGT hiciera una denuncia pública de la situación, se ha conseguido establecer la realización de las pruebas a los trabajadores que estuvieron en contacto directo con los internos que habían sufrido un brote en el módulo 7 del Centro Penitenciario y que provocó aproximadamente 90 positivos.

Prueba de coronavirus

Sin embargo, según las fuentes consultadas, poco se ha hecho con las personas que tienen un contacto laboral directo con los trabajadores que se contagiaron, lo que supone un riesgo alto. A lo largo del jueves se estuvieron realizando pruebas a los internos del módulo 26, de las que han salido 55 positivos más que se suman a los existentes.

Para el sindicato, este aumento de contagios supone una carga sobrevenida para los funcionarios que trabajan en el centro, puesto que el nuevo implemento de casos positivos hace que la situación se torne insostenible por las dificultades que supone la distribución de los internos positivos y gestionar el equilibrio entre la situación sanitaria y la seguridad de ellos mismos.

Insostenibilidad interna

Según las declaraciones de los consultados, "el reparto de las tareas supone otro problema que se suma a la situación, porque es difícil encontrar personal interno auxiliar que se encargue de llevar a cabo tareas como, por ejemplo, el reparto de las comidas".

El sindicato exige un protocolo que establezca "un proceso claro de actuación ante la situación" y una "protección real para el personal de trabajo del centro pues por ejemplo, faltan de equipos de protección individual (EPI)". Para intentar solventar esta situación, según declaraciones del sindicato, se pide a los trabajadores que reutilicen los equipos, pero "eso supondría asumir un riesgo innecesario pues podría dotarse de mayor cantidad de equipos de protección, además de estar prohibido".

En su lucha por defender a los trabajadores, ACAIP-UGT ha vuelto a pedir durante esta semana que se entreguen mascarillas FFP2 a todo el personal con el fin de evitar en la medida de la posible el contagio. Hasta ahora, las mascarillas que se proporcionan son  las quirúrgicas.

En última instancia, sugieren que no se permita la entrada de paquetes en el Centro, puesto que se abre una puerta a tensiones innecesarias entre los internos, ya que hay familias que, debido a la situación sanitaria actual, no pueden acudir por el lugar de procedencia, lo que provoca diferencias entre reclusos, lo que consideran algo totalmente evitable.

COMPARTIR: