28 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata de una alternativa española a El Dhal, un plato indio que combina las lentejas estofadas con verduras y productos del Lejano Oriente

Una receta exótica para salir de la rutina diaria: Lentejas españolas a "la India" aderezadas con especias orientales

El Dhal de lentejas.
El Dhal de lentejas.
Con este tiempo lo que más apetece son unas buenas lentejas, un plato muy nuestro pero muy conflictivo en edades tempranas, todos conocemos lo de “si quieres las tomas y si no las dejas”, pero con el paso de los años, a todos nos acaban gustando. Hoy os acercamos una receta diferente de lentejas, españolas pero "a la India".

Las lentejas son una de las legumbres más consumidas en todo el mundo junto a los  garbanzos y las alubias, y de las más recomendables, al ser una de las más tiernas y fáciles de digerir, particularmente si las ponemos en remojo.

Muy nutritivas y beneficiosas para nuestra salud,  contienen gran cantidad de proteína y de fibra y son bajas en calorías, consecuentemente, muy apropiadas para seguir una dieta de adelgazamiento, siempre y cuando las combinemos con ingredientes sanos. Contienen hierro, manganeso, potasio, cobre, fósforo y zinc, en menor cantidad, selenio y calcio, nos aportan ácido fólico y nos ayudan a reducir el colesterol. 

El reto es incorporarlas más a nuestra dieta, y tomarlas una vez a la semana. Por lo general se suelen consumir estofadas con patata y chorizo, y en verano, se pueden hacer con ellas multitud de ensaladas. 

Para preparar unas lentejas tradicionales, bien con verduras, o con chorizo y morcilla, para unas 8 raciones, pongo en una olla grande, una cebolla picada, 3 ajos picados y 2-3 hojas de laurel. Sofreímos todo bien a fuego medio, después añadimos un par de zanahorias peladas, partidas a la mitad, un par de patatas partidas a chasquidos, si no quieres que lleven carne le puedes añadir un calabacín a trozos gordos, y si las prefieres con carne añádele un par de chorizos, una oreja cortada a trozos no muy grandes y un par de morcillas.

Seguidamente añadimos un par de cucharitas de pimentón, otro par de sal, una de curry y un poco de comino. Inmediatamente después de añadir las especias agregamos un chorrete de vino blanco y un par de cucharadas de tomate concentrado, o 6 de tomate frito. 

Una vez que reduzca el vino, añadimos 500 gr de lentejas y cubrimos unos 2 o 3 dedos por encima de las lentejas de agua o caldo de verduras, dejamos cocer a fuego medio lento durante unos 40 minutos si se trata de lentejas rápidas, dándole de vez en cuando un par de vueltas. Una vez que pase ese tiempo, tapamos y dejamos reposar una hora antes de servir.

Las lentejas españolas de toda la vida.

A las lentejas le podemos sacar un buen aprovechamiento. Si te han sobrado, y además te gusta el curry y probar aromas y sabores nuevos, te animo a que pruebes el Dhal de lentejas, una de las recetas más famosas de la India, que acepta mucha variedad de ingredientes. Aunque ellos utilizan lentejas peladas, esta receta será un Dhal más españolizado, con toques de chorizo. por aprovechar unas lentejas estofadas de toda la vida. 

Dhal de lentejas

Ingredientes para 4 raciones: 2 vasos lentejas aprovechadas de un estofado, 1 puñado de espinacas frescas, 1 cebolla, 6 tomates cherry, 2 ajos, jengibre rallado 2 cucharadas, pimentón 1 cucharada, cúrcuma 1 cucharadita, garam Masala o Curry 1 cucharada, comino 1 cucharada, pimienta y sal, perejil fresco y medio limón.

Elaboración: Echamos aceite en una sartén e incorporamos los ajos machacados y el jengibre rallado. Añadimos la cebolla cortada en trocitos medianos. Vamos incorporando las especias menos la cúrcuma y removemos bien para que no se quemen. Incorporamos los tomates cortados en dados y dejamos 6 minutos dándole vueltas de vez en cuando hasta que se deshagan y tenga un aspecto parecido al del tomate frito, después añadimos las lentejas, el puñado de espinacas, la cúrcuma y rectificamos de sal.

Lo dejamos cocer todo junto, a fuego muy suave, durante 8 minutos, más o menos, y listo. Para la presentación utilizaremos perejil picado y le añadiremos un chorrito de limón o lima.

El resultado es una especie de crema no muy pastosa y sabrosa, con mucho sabor a especias, un sabor muy oriental, y un toque fresco por el limón y perejil. Se puede acompañar con arroz largo o basmati cocido y con pan de pita.

COMPARTIR: