21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Han impulsado el plan Sea Conscious junto con el fotógrafo submarino Enric Gener que denuncia la situación de los mares llenos de plástico

Mar de Frades renueva su conocida botella azul para que pese menos por su compromiso con el medioambiente

La mítica bodega gallega Mar de Frades ha decidido aunar arte y sostenibilidad ecológica en su proyecto Sea Conscious con el que intenta llamar la atención sobre una realidad: el peligro de los plásticos en nuestro mares y océanos. 

En 2050 habrá más plástico que peces en el océano si no lo remediamos. Según el Foro de Davos (Suiza) cada año se vierten en los mares ocho millones de toneladas de residuos plásticos. Para señalar esta terrible realidad Mar de Frades ha recurrido a la mirada del fotógrafo Enric Gener, un creador balear que ha hecho de su pasión su trabajo, educando a través de sus fotografías sobre la importancia de conservar y cuidar el mar. 

Ese el objetivo de su exposición en el proyecto Sea Conscious, genera una doble mirada: una más superficial, donde se aprecia la belleza del paisaje o la escena; y otra en la que nos damos cuenta de que aquello que contemplamos está fuera de lugar: el plástico. 

'Mariscando entre plásticos' de Enric Gener. 

Enric Gener, nacido en Menorca en 1982, estudió Arte y Diseño en Barcelona. Tras años trabajando en el campo de la publicidad, decidió abandonar Madrid y dedicarse a sus dos grandes pasiones: el mar y la fotografía. Un proyecto que le ha llevado a realizar fotografías submarinas del Mediterráneo, Pacífico, Mar de Cortés, Atlántico, Mar Rojo o el Mar de Tasmania

Los cambios sostenibles en Mar de Frades

Más allá de lo artístico, Mar de Frades tiene claro que el asunto no se tiene que quedar ahí y su compromiso tiene que ser a largo plazo mediante lo que ellos llaman un "un plan del presente, para mejorar el futuro". 

Sus objetivos son reducir en un 20% la emisión de CO2 de aquí a 2023 con respecto a los datos de 2018. También quieren reducir en un 20% el consumo eléctrico y el de agua. 

Para ello, entre otros planes, se ha marcado el objetivo de hacer su mítica botella azul más ligera. El vidrio es uno de los envases más sostenibles en cuanto a su elaboración y es 100% reciclable. Sin embargo, su elevado peso hace que el transporte de las botellas conlleve de forma colateral un incremento de las emisiones de CO2. Así, una reducción del 16% del peso actual, supondrá un ahorro de 23 toneladas al año en vidrio y, por lo tanto, de 47 toneladas al año en emisiones de CO2.

Por otro lado, también la etiqueta de plástico con la icónica ola de Mar de Frades desaparece y se sustituye por una de celulosa y el estuche de Mar de Frades Brut Nature deja de ser de plástico para buscar alternativas más acordes con un plan sostenible. 

'Texturas marinas' de Enric Gener. 

Entre sus objetivos también está mejorar la biodiversidad de sus viñedos. Así, implementan en ellos sus casas-nido para la reproducción de aves, como los mochuelos, que en Galicia se encuentran en regresión.  

Además quieren reducir el uso de herbicidas y las emisiones de CO2 fomentando el pasto con ovejas. Las ovejas contribuyen a mantener las hileras del viñedo limpias de hierba y pastarán en Pazo do Monte y Finca Valiñas. 

Por último, su objetivo pasa por la conocida agricultura de precisión que permite gestionar los viñedos observando, midiendo y actuando de forma prematura contra los diferentes factores que les afectan. 

COMPARTIR: