22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Brasil y Colombia han visto afectada su producción a causa del fenómeno meteorológico ‘La Niña’, provocando una subida del 85% en el precio del grano

El precio del café sube a máximos históricos: La crisis de suministros y el cambio climático, los culpables

Los principales productores de café a nivel mundial han sufrido las consecuencias de varios problemas. Brasil y Colombia se han visto afectados por graves fenómenos meteorológicos, mientras que Etiopía y Vietnam responden a problemas políticos y de tráfico marítimo. El resultado es un encarecimiento del 85% del grano de café.

Las empresas torrefactoras empiezan a tener problemas. El precio del café que importan para tostar y comercializar se ha multiplicado en los últimos doce meses, llegando a aumentar en un 85% con respecto al año pasado.

El precio del café en grano alcanza su máximo desde 2011, cuando superó los 2,65 euros por cada, aproximadamente, 450 gramos. El motivo de este aumento en el coste del café tiene que ver con las dificultades en el transporte marítimo, los efectos de la emergencia climática y la crisis de suministros, sobre todo.

Brasil, Colombia y el clima

Por todos es sabido que Brasil y Colombia son los mayores productores y exportadores de café, sobre todo de la variedad arábica. En los últimos meses, el cambio climático ha llevado al extremo a algunas zonas de estos dos países americanos, provocando que algunos cultivos se vieran dañados. Ambos se han visto afectados por los efectos del fenómeno meteorológico “La Niña”, que provoca desde sequías hasta inundaciones.

Inundaciones en Colombia provocadas por el fenómeno 'La Niña'.

En el caso del país carioca, se han sucedido periodos de fuertes sequías e, incluso, heladas. Brasil, que es el responsable de la producción del 35% de café a nivel mundial, ha visto afectadas sus plantaciones, algo que ha perjudicado directamente al mercado internacional. La producción brasileña ha descendido en aproximadamente un 40%.

En Colombia, sin embargo, “La Niña” fue responsable de las grandes inundaciones que han vulnerado gravemente la producción de café del país sudamericano. El resultado del desastre meteorológico es de un millón menos de sacos de 60 gramos de café.

El caso de Etiopía y Vietnam

El caso de Etiopía es, quizás, el más peliagudo. Una guerra civil está a punto de estallar en el país, algo que afecta directamente a su producción y posterior exportación del producto. En la actualidad, el país es el tercer mayor productor de la variante arábica del mundo. Además, su producción constituye uno de los mayores motores económicos del lugar. Sin embargo, la situación política y social del país es extrema.

Trabajadoras de las plantaciones de café en Etiopía

Vietnam, por su parte, responde a una crisis distinta: la de suministros y el encarecimiento del transporte marítimo. El país del sudeste asiático, que se ha convertido en uno de los mayores productores de café de la variante robusta, ha visto afectada la exportación del grano a causa de los altos precios, sobre todo, en el comercio marítimo, ya que la mayor parte del producto es comercializado mediante buques de carga.

Los suministros, más caros

En cuanto a lo necesario para tostar los granos de café, se advierte una subida del precio del gas y de la energía, que alcanzan precios que dificultan el trabajo de los torrefactores. El café, que se tuesta con gas, conlleva un gasto estratosférico para aquellos que lo trabajan y preparan el producto para su consumo.

Por otra parte, también existe un repunte en el precio de productos y componentes químicos e industriales. Esto afecta directamente al uso de fertilizantes, que también han visto multiplicado su precio y que conlleva, de nuevo, problemas para la plantación y comercialización del café, que está cotizando en los mercados internacionales a niveles muy cercanos a los de sus máximos históricos.

COMPARTIR: