22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA PRESENCIA DE DOS sustancias toxicas SUPERABA EL LÍMITE MÁXIMO DE RESIDUOS PERMITIDO POR LA UNIÓN EUROPEA

Alerta en Alemania por la presencia de pesticidas en pimientos importados desde el Reino de Marruecos

Pimientos de diferentes colores
Pimientos de diferentes colores
Las autoridades alemanas emitieron una alerta después de la detección de una alta presencia de pesticidas en un cargamento de pimientos marroquíes. Mediante la realización de un control oficial de mercado, encontraron restos de pesticidas que superaban el máximo permitido por la regulación europea.

Por segunda vez en 2021, Alemania advierte del descubrimiento de niveles altos de pesticidas en pimientos procedentes de Marruecos. Ya en enero de este año, las autoridades alemanas se vieron obligadas a retirar del mercado pimientos procedentes del país africano por esta misma razón. En esa ocasión, se superó el límite máximo de residuos permitido por la Unión Europea por el uso excesivo  del insecticida Metiocarb. El sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos consideró como grave la presencia de este elemento, por lo que procedió a retirar esta fruta del mercado, con el fin de  evitar posibles problema de salud en los consumidores.

Al igual que que entonces, ahora también han sido las autoridades alemanas quienes han puesto en conocimiento la existencia de pesticidas en pimientos importados de Marruecos. Entre las sustancias detectadas destaca la presencia del Dimetoato y Ometoato, y en ambos se supera la cantidad máximo permitida por el reglamento europeo. En concreto, en el primero la presencia era de 0’17 miligramos por kilo y en en segundo, de 0’065 miligramos/kilo, cuando el LMR de ambos es de 0’01 miligramos por kilo, el mínimo detectable en laboratorio.

Cajas de pimientos para distribuir en los supermercados

No obstante, en esta ocasión, los órganos germanos han notificado la presencia de estos pesticidas con retraso y, como consecuencia, la mayoría de los pimientos podrían haber sido ya distribuidos por los supermercados y comprados por los consumidores.

Los pesticidas se utilizan como insecticidas y acaricidas y actúan contra los insectos por contacto e ingestión. Esta segunda vía de actuación también se cumple cuando es el comprador quien consume el producto. Sin embargo, se sabe que en dosis pequeñas los pesticidas pueden no desarrollar síntomas en los seres humanos. La problemática surge cuando las cantidades ingeridas se elevan, en cuyo caso  pueden verse afectados el sistema nervioso central y el periférico. También producen, en algunas ocasiones, depresión cardiaca y respiratoria.

Entre los síntomas habituales tras el consumo de pesticidas se encuentran los dolores de cabeza, náuseas, vómitos, calambres, debilidad, visión borrosa, pupilas puntiformes, opresión de pecho, respiración fatigosa, nerviosismo, sudores, ojos lagrimosos, salivación o formación de espuma en boca y nariz, espasmos musculares y coma, aunque en todos ellos la gravedad varía en función de la cantidad ingerida. 

Es la segunda vez que Marruecos exporta pimientos con alto contenido de pesticidas, una circunstancia que podría tener consecuencias negativas para el comercio del mercado agrícola del país.

COMPARTIR: