10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

A pesar de que pudieron agotar las existencias, los dueños del Muuxubar decidieron seguir ayudando con una campaña de crowfunding

Dueños de un restaurante en Hortaleza deciden donar la comida de su local para ayudar frente al Covid-19

Camareros Muuxubar.
Camareros Muuxubar. / Facebook
Los dueños de un restaurante en Hortaleza al ver que sus existencias iban a caducar en la cámara frigorífica tomaron una decisión que ha cambiado las vidas de muchas familias españolas durante la pandemia: donarla. En colaboración con Cáritas, los dos socios decidieron que agotar las existencias no sería suficiente y decidieron empezar una campaña de crowfunding en GoFundMe.com para poder seguir ayudando a las personas mientras dure la cuarentena. De momento han recaudado casi cinco mil euros.

La pandemia ha cerrado muchos locales y se ha cebado con la economía a nivel mundial. En España los comercios locales se están viendo muy afectados debido a la cuarentena y por ello las existencias de productos de los locales no parecían tener otro destino que caducar en las despensas y cámaras frigoríficas de los restaurantes y locales, o eso parecía hasta que el restaurante Muuxubar en Madrid decidió tomar una decisión completamente altruista, donar toda la comida de la cámara para que esta pueda ser aprovechada por los más necesitados.

Al principio fue una manera de ayudar a las familias que se viesen en situaciones difíciles debido a la pandemia. España sumó este mes de abril 3.831.203 personas en paro, lo que se traduce en personas que no tienen una manera de llegar a fin de mes y necesitan recurrir a la caridad para poder sobrevivir a la crisis. De esta manera los propietarios de Muuxubar decidieron contactar con Cáritas Madrid para poder aportar su granito de arena. Cáritas todos los días recoge del Muuxubar 100 raciones de comida.

El chef José Andrés

La primera organización con la que intentaron contactar fue World Central Kitchen, la ONG del chef José Andrés que también ha llegado a España con intenciones de ayudar, sin embargo, debido al ajetreo de la situación no obtuvieron una respuesta a tiempo, la comida tenía que ser donada sin más dilación y la respuesta más rápida fue la de Cáritas, así que se pusieron manos a la obra.

El fin de la comida no fue el final

No obstante, una vez terminada toda la comida en el restaurante, los propietarios y las personas que se habían presentado voluntarias para ayudar se dieron cuenta de que no querían acabar con su labor, que deseaban seguir ayudando a pesar de haber acabado que se había acumulado en la cámara del restaurante durante la cuarentena. Es así como deciden iniciar un crowfunding en GoFundMe.com donde en menos de una semana habían alcanzado ya cinco mil euros para seguir apoyando con alimentos a los más necesitados en el país.

Alberto Elorriaga, uno de los propietarios, explica que la campaña seguirá hasta que agoten el dinero o vean que han reunido suficiente como para seguir ayudando hasta el final de la cuarentena. Los voluntarios que se han presentado a echar una mano también se encuentran dispuestos a seguir ayudando.

Cáritas colabora con los dueños del restaurante en su labor de donar comida

“Nosotros seguimos recaudando, sigue abierta la campaña. El dinero es exclusivamente para hacer llegar la comida a la gente. Los chicos que vienen a trabajar vienen encantados, hicimos lo del crowfunding porque todos queríamos seguir”, explica Alberto.

El dueño del local también asegura que los proveedores se encuentran cooperando con la iniciativa y que no tienen interés de hacer negocio con la situación: “Casi 5000 euros en una semana, seis días y todavía está abierto. El dinero es solo para las comidas. Los proveedores regalan o dejan las cosas a precio de coste. No están haciendo negocio”.

Por otra parte, el futuro del bar una vez acabe la pandemia es incierto y eso preocupa a sus dueños. Tienen diez trabajadores en ERTE y no saben cuántos volverán a trabajar al parque empresarial donde se sitúa el restaurante. Por el momento no planean abrir estos meses, prefieren esperar a ver cuántas personas y empresas vuelven al parque ya que de momento solo han vuelto dos.

La campaña se pensó para ser difundida entre las empresas que pertenecían al parque empresarial y entre amigos y familiares. Los dueños no saben cómo se extendió el link de la campaña y se muestran muy sorprendidos de todo el apoyo que han recibido hasta ahora. Como el sitio de la iniciativa en GoFundMe.com sigue abierto, los dueños esperan que el dinero que mantenga constante hasta que vean que es necesario cerrarlo, ellos no buscan beneficio propio a través de esta página, solo desean seguir con su labor cívica mientras sea necesario.

COMPARTIR: