23 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo hacer pan en la sartén

Cada vez tenemos cocinas mejor equipadas. No solo se trata de electrodomésticos, también de todo tipo de menaje, por ejemplo si buscas las mejores sartenes, en este enlace que te dejo a continuación puede encontrar un listado de la marca tefal http://www.lamansiondelasideas.com/mejores-sartenes/tefal/ y complementos que nos facilitan cocinar hasta el punto de convertirse en uno de los ocios más importantes para muchas personas.

Por todo ello es importante tener todo lo necesario para sacar el mejor partido con todo tipo de recetas, algunas sorprendentes. Por ejemplo, el pan. Uno de los alimentos que más se han cocinado en casa durante el confinamiento, se asocia a realizarlo en el horno o comprando una panificadora. Pero no es la única forma, también puedes usar una sartén con la que conseguirás de forma sencilla un resultado sorprendente.

Cómo triunfar haciendo pan con sartén

Con la sartén podemos hacer panecillos estilo inglés o muffin, ideales para el desayuno, ya sea tostados o no, acompañados de todo tipo de alientos, desde dulces como chocolate o mermelada a salados, como queso, embutidos e incluso carnes.

Además, con una ventaja añadida, poder tener estos panes recién hechos y conseguir con ello comidas mucho más sabrosas, por ejemplo, en una merienda con invitados. Y es que la receta no puede ser más sencilla y tan solo necesitas para una ración:

350 gramos de harina (blanca, pero también puedes atreverte con integral)

175 mililitros de agua (es importante que esté tibia)

1 huevo

34 mililitros de aceite de girasol

7 gramos de levadura para sal

Media cucharada de sal

Cómo hacer pan en la sartén paso a paso

El primer paso es similar a si preparas pan para el horno o si haces un bizcocho. Depositas toda la harina en un bol y en un hueco en el centro añades el resto de los ingredientes: el agua templada, aceite, la sal y la levadura. Mézclalo bien hasta que consigas una masa uniforme.

Conseguida esta bola hay que prepararla para la sartén. Pero lo primero, debes preparar la superficie (como una encimera de piedra) para poder trabajarla correctamente, por lo que es necesario espolvorearla con harina para evitar que se pegue. Sobre esta superficie amasa durante unos cinco minutos. Aquí llega uno de los puntos clave para hacer pan en sartén: estirar y doblar la masa. El objetivo es que se esponje.

Finalizada, vuelves de nuevo a darle forma de bola y lo dejarás a un recipiente también enharinado. No debes dar el siguiente paso aún, tienes que taparla con un paño y dejarla reposar.

 

Los panecillos con sartén son perfectos para desayunos y meriendas

En este tiempo habrá aumentado de forma importante su tamaño, ahora toca trabajar el pan. Con el rodillo estiramos la masa hasta que tenga aproximadamente un centímetro de grosor y recortas los panecillos. Puedes coger como medida un molde o, sencillamente un vaso. Con los restos los vuelves a unir y para poder realizar más panecillos.

De nuevo toca esperar unos minutos, una media hora, para que se esponjen, un punto fundamental en los panecillos. Ahora toca pasarlos a la sartén, el equipamiento más importante para la receta y en el que es importante elegir una de calidad y, por supuesto, antiadherente. Coloca los bollitos con suficiente separación, los tapas y algo fundamental, los cocinas a fuego suave para que no se quemen. Pasados los cuatro minutos les das la vuelta y esperar cuatro minutos más.

Toca por último darles la vuelta de nuevo y cocinarlos por ambos lados tan solo un par minutos más. Pasados estos tendrás unos deliciosos panecillos, recién hechos que acompañarán tu comida de una forma deliciosa.

COMPARTIR: