16 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Gran fuente de vitaminas y minerales y con alto aporte de ácidos grasos Omega 3 que ayuda a controlar el colesterol

El salmón, un pescado azul sabroso, saludable y muy versátil en la cocina

El salmón,  uno de los pescados azules más saludables y consumidos
El salmón, uno de los pescados azules más saludables y consumidos
El consumo de pescado azul es fundamental dentro una dieta equilibrada y tiene importantes beneficios para nuestra salud. Su ingesta debe ser de unas dos raciones por semana, ya que es un alimento muy completo y una extraordinaria fuente de vitaminas (A, B, C, D y E) y minerales (calcio, yodo, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, hierro...).

El pescado azul contiene un bajo porcentaje de grasas, y las que tiene son de muy buena calidad. Es también la primera fuente natural de los ácidos grasos Omega 3, muy beneficiosa para nuestra salud. Esta grasa se encuentra debajo de la piel y en la zona más oscura de la carne del pescado y su consumo  ayuda  a controlar la presión arterial, aminora los niveles de colesterol malo o LDL y aumenta los de colesterol bueno o HDL.

El pescado azul es el más recomendado en una dieta equilibrada y sana. 

El pescado azul también nos aporta cantidades de calcio elevadas, sobre todo en los pescados cuya espina se come, por ejemplo los pescados pequeños o enlatados como pueden ser las sardinas. Este tipo de pescado posee propiedades antiinflamatorias que pueden resultar beneficiosas para enfermedades como la artritis ya que a partir de la grasa omega-3 se forman sustancias antiinflamatorias.

Esta vez me centraré en el salmón, ya que otros pescados azules más pequeños como pueden ser la sardina o la caballa ya fueron tratados en una publicación anterior.  

Salmón

El salmón es un pescado azul o graso que aporta unos 11 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne, un contenido similar al de las sardinas, el jurel o el atún. La grasa es rica en omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y además aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos. Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de salmón a la población general, y en particular en caso de trastornos cardiovasculares. El salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, al igual que el resto de pescados, y está considerado como uno de los alimentos mas saludables.

El salmón y sus especies 

Salmón salar: es el famoso salmón noruego, el más conocido de todos los tipos de salmón. La carne de este tipo de salmón es compacta y jugosa, de color rosada, es muy sabrosa y aromática. Se pesca durante todo el año, y se encuentra en las aguas del Atlántico y el mar Báltico, también se consigue en los ríos de Francia, Escocia, Noruega y norte de España.  

Salmón salvaje de Alaska: en aguas de Alaska vive la mayor población de salmón salvaje del mundo y al contrario que en el océano Atlántico, en el Pacífico se encuentran varias especies de salmón, en concreto 5, salmón real, rojo, plateado, keta y rosado.

El salmón es uno de los principales pescados utilizados para elaborar sushi.

El salmón keta  tiene un excelente sabor y una textura muy delicada, por lo que es ideal para  el famoso tartar. Sus huevas son de gran tamaño y se comercializan con el nombre de caviar keta. Gracias a su calidad y sabor va gozando cada vez de mayor presencia en nuestras mesas, compitiendo con el clásico salmón salar.  

Para poder disfrutar al máximo de su exquisita textura, su jugosa carne y de su penetrante sabor, solo hay un secreto, no hacerlo demasiado, además así conservará mejor todos sus nutrientes.

El tiempo de cocción según el tipo de preparación

Salmón a la plancha o a la parrilla: Cocinar un minuto por cada lado para los filetes, o tres minutos para los lomos, dado que son algo más gruesos.

Salmón al horno: En el horno, basta con cinco minutos de cocción para conseguir un plato jugoso y lleno de sabor, más aún si se acompaña de unas patatas y verduras carnosas. También el salmón ahumado lo podemos utilizar en multitud de elaboraciones frescas y saludables.

 

COMPARTIR: