01 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El aporte calórico necesario para pasar el invierno requiere que nuestro cuerpo ingiera comidas basadas en legumbres, caldos y cremas de verduras

Les mostramos los mejores alimentos para combatir los rigores del invierno

Crema de zanahoria.
Crema de zanahoria.
En el invierno tenemos que tener un mayor aporte calórico, ya que nuestro cuerpo necesita más energía para combatir las bajas temperaturas, pero debemos ser moderados, o al menos, procurar que el aporte de esa energía proceda de alimentos lo más saludables posible. Los ricos en grasas saludables, proteínas y carbohidratos nos ayudarán a mantener caliente nuestro cuerpo.

Aquí os traigo una lista de ingredientes y unas recetas saludables que nos ayudarán a combatir el temporal de nieve que nos ha regalado Filomena en este comienzo de año tan atípico. Además, si somos generosos con las cantidades, con unos cuantos ingredientes podemos tener resuelta la comida de toda una semana sin complicarnos mucho en la cocina. 

- Legumbres. Puedes comerlas unas 3 o 4 veces por semana, y en mi humilde opinión, la estrella del invierno son los potajes de garbanzos, espinacas y bacalao. Aunque, cualquier legumbre es una opción saludable para conservar nuestra temperatura corporal, y  obtener las vitaminas y minerales que necesitamos. Las legumbres nos aportan muchas calorías, pero sin grasas.  Por otra parte, si las combinamos con un cereal, como el arroz, tendremos un plato completo, rico en proteínas y aminoácidos  esenciales.

Los garbanzos son fundamentales en invierno.

- Caldos y consomés de pollo y verduras. Un clásico, reconfortante y nutritivo, que nos hará entrar en calor, muy sencillos de preparar, con pollo, un trozo de jamón, garbanzos y las verduras de temporada que más nos gusten. Los nutrientes que contienen nos ayudarán a mantener fuertes nuestras defensas.

- Cremas de verduras. Sirve cualquier verdura. Y si combinas varias, mucho mejor y más rica estará. Calabaza, puerro, zanahorias, calabacín y espinacas. Les puedes añadir curry y jengibre que son buenos aliados para mantener caliente nuestro cuerpo.

- Los cítricos. Aprovecha que es temporada de naranjas y mandarinas para fortalecer tus defensas, eso sí comidas en gajos mucho mejor que exprimidas en zumo.

- Frutos secos. Aunque no más de un puñado al día, ya que aportan muchas calorías.

- Jengibre. Hace que suba la temperatura corporal al igual que los picantes, muy recomendable tomarlo en forma de infusión o también puedes incluirlo en cantidad de recetas, usándolo como si de ajo se tratara para tus sofritos. 

Jengibre.

- Las especias. Cúrcuma, orégano, pimienta, cayena, canela y curry, al igual que el jengibre, te ayudarán a entrar en calor, solo con añadirlas a tus elaboraciones. 

- Los pescados azules. Tienen mucha grasa, pero grasa buena, por ejemplo, la caballa es muy versátil, barata y se puede conservar muy bien en escabeche.

Al tiempo que estoy escribiendo este artículo, se me ocurren algunas recetas de aprovechamiento, con la que podemos sacar cuatro platos con solo cocinar una tarde o una mañana y engloba todos estos ingredientes aconsejados para aguantar el frío. 

Receta 1 : Consomé de pollo y verduras

Receta 2 : Salsa pulled pollo al curry exprés

Receta 3 : Crema de zanahorias y puerro

Receta 4 : Potaje de garbanzos

La elaboración base para realizar estas  4 recetas, con las se pueden alimentar a cuatro personas, comienza con poner en una olla un par de contramuslos de pollo, 3 zanahorias peladas, 1 puerro con la parte verde y 4 puñados de garbanzos previamente en remojo la noche anterior. Los garbanzos se introducen en una malla para que no se pierdan. Todo esto se cuece a fuego medio lento durante unas 3 horas y si tienes olla rápida con 1 hora vale. 

Con esta receta base de un caldo o cocido simple, sacamos el consomé y la crema de zanahorias y puerro a la que podemos añadir alguna especia y triturar unos cuantos garbanzos tampoco le viene mal.

Pollo al curry.

Para la salsa pulled de pollo al curry, ya tenemos el pollo cocido, que podemos desmigar para hacer nuestro plato, en una sartén añadimos el pollo desmigado con un par de cucharadas de curry, pimienta y sal, una vez marcado añadimos 200 ml. de nata para cocinar o leche de coco y dejamos reducir por unos 5 minutos dándole vueltas, esta salsa nos sirve para añadir en un arroz blanco, unos fideos de arroz chinos, hacer un sándwich e incluso con esa salsa resultante podemos hacer una bechamel para hacer croquetas de pollo al curry, quedarán buenísimas.

Y los garbanzos ya cocidos los podemos utilizar para hacer un potaje exprés, al que simplemente añadiremos unas acelgas o espinacas y unas tiras de bacalao (previamente desalado) en el caldo o en agua con una pastilla de avecrem de verduras, incluso, si nos sentimos con ganas podemos hacerle unos rellenos con pan, huevo, ajo y perejil y añadirlos a la olla. 

COMPARTIR: