11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El mundo del vino piensa en digital

Las duras semanas de confinamiento que hemos pasado, y que esperemos no volver a pasar, han supuesto un duro proceso de readaptación para muchas familias en las que la digitalización se ha convertido en una herramienta fundamental de ayuda para superar el día a día.

De todas las tendencias hay tres que claramente han sido fundamentales:

En primer lugar, el teletrabajo: Sin ser una novedad, especialmente en grandes empresas, se ha generalizado y mostrado que se puede ser igual de eficiente ahorrando en tiempo y costes.

En segundo, y fundamental, ha sido la enseñanza online, que en estos casos se ha generalizado en todo tipo de enseñanzas regladas desde infantil a universitarias y ha permitido continuar su formación a millones de niños, jóvenes e incluso adultos.

Y, en tercer lugar, las compras online, que han dado un respuesta eficiente y que han demostrado que en todos los sectores, las mejores webs como en vinos ocurre con Vinotecarium.com han sabido combinar los dos aspectos que más valora el consumidor a la hora de realizar sus compras no presenciales: tener la mejor información sobre el producto, que en este caso cubre todos los aspectos del mundo del vino y, posteriormente, con este consumidor informado poder realizar si lo desea una compra “inteligente”.

Digitalización, pero con calidad

 

El ejemplo del vino a través de Vinotecarium y su editor jefe, Javier Monzón, es uno de los más paradigmáticos de como se ha ha propagado la digitalización pero como la base siempre está en ofrecer valor al consumidor, en que tenga contenidos de calidad que aporte un claro beneficio al que busca y recibe.

Y es que, la digitalización tiene dos caras y muchas veces, cuando se “vende” sus ventajas a las empresas solo se hace la parte sencilla y no la más compleja. La “sencilla”, es que se abre un universo de posibilidades a la hora de promocionar o vender todo tipo de productos y servicios y lo hace a través de un canal que no parece excesivamente costoso.

La “compleja” es que potencialmente todos podemos hacer lo mismo, y se expande nuestro universo de búsqueda de lo local a lo nacional y en muchos casos lo internacional, por lo que la competencia se multiplica y la fidelización, al menos aparentemente se reduce. En muchos factores la tiranía del producto más barato, por ejemplo, es lo más valorado en un principio y por ello hay que saber ofrecer muchas otras cosas y esto se resume en la calidad que muchas páginas webs ya nos muestran.

Del impulso a la consolidación

 

Aún no sabemos que supondrá el impulso de esta primavera sobre la digitalización. Está claro que acelerará muchos procesos, pero aún no sabemos hasta que punto. España partía de tasas más elevadas en crecimiento de comercio electrónico que muchos países vecinos que superaban el 20% interanual, pero especialmente muy concentrado en determinadas épocas del año (Black Friday y Navidad) que ahora puede conseguir ser más homogéneo.

Lo mismo pasa con el consumo de contenidos de calidad, pero para conseguirlo el factor fundamental ya no solo está en captar la visita sino en fidelizar y para ello, con la facilidad de sustitución que hemos visto, se tiene que buscar que el cliente encuentre lo que realmente está buscando.

La situación del mercado del vino y perspectivas

 

Esto nos lleva de nuevo al ejemplo que hemos puesto del mundo del vino. Los cierres y limitaciones en la restauración han acelerado una tendencia que ya se venía percibiendo en los últimos años, que es un cada vez más particulares consumen y disfrutan del vino en sus casas.

Esto no quita, ni quitará, la importancia del consumo del vino en restauración, pilar fundamental para el sector, pero si como el consumo en los hogares, en familia o en pequeñas reuniones sociales se consolida y se apoya en la digitalización.

Y es que, otro de los puntos positivos de la digitalización está en la búsqueda de información a demanda, adaptándose a los tiempos y vida de quién la demanda y en el conocimiento del mundo del vino, para el que se introduce o el que busca profundizar su conocimiento es fundamental.

COMPARTIR: