23 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con imaginación y una batidora podemos elaborar rápidamente gustosas cremas para abrir boca en nuestra comidas y cenas festivas

Las principales recetas de patés caseros, los más sabrosos, económicos y fáciles de preparar en cualquier momento

Los patés son una opción muy sabrosa como aperitivo y entrante.
Los patés son una opción muy sabrosa como aperitivo y entrante.
Se acerca la Navidad, y nos reuniremos con la familia y amigos. Primeros, segundos, postres.. Hoy, vamos a centrarnos en los aperitivos. Proponemos unos entrantes para iniciar esas comidas y cenas familiares y entre amigos que hacen más gratas las fiestas y reuniones. Estos aperitivos son resultones y baratos para quedar bien, como la tabla de patés caseros, indispensable como primer paso en cualquier celebración gastronómica, o como “picoteo” informal o ante una visita inesperada.

Muchos de estos patés podemos prepararlos con ingredientes sanos y naturales, incluso, aprovechando que hemos encendido el horno para elaborar otras comidas, podemos asar unas berenjenas, unos pimientos y unas cabezas de ajo, que nos servirán de base para realizar varios de los patés del repertorio que proponemos.

Son muy fáciles de realizar, pues solo tendremos que mezclar los ingredientes y batirlos en el vaso de la batidora hasta obtener una pasta. La variedad de sabores es tal, que hay para todos los gustos. Además dan mucho juego, podemos utilizarlos para preparar canapés o presentarlos en un bol para que cada comensal se sirva a su gusto. Incluso nos pueden servir como acompañamiento de cualquier plato de carne o pescado que preparemos. Una ventaja, es que se pueden guardar en frascos de cristal, herméticamente cerrados, durante tres o cuatro días en la nevera o durante más tiempo en el congelador. 

PATÉ DE BERENJENA 

-1 berenjena grande asada (para sara se corta por la mitad, se le pone sal y aceite de oliva)

-media cabeza de ajos asados (para asarla se corta por la mitad, se frota con aceite de oliva y se envuelve en papel de aluminio)

-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

-zumo de medio limón

-perejil 

Berenjenas asadas. 

PATÉ DE BERENJENA, MIEL, SOJA Y MOSTAZA 

-1 berenjenas asadas

-1 cucharada de mostaza antigua.

-zumo de medio limón.

-1 diente de ajo.

-1 cucharada de aceite de sésamo

-2 cucharadas de miel

-sal y pimienta. 

PATÉ DE BERENJENAS Y SARDINAS 

-1 berenjena asada.

-1 lata de sardinas/o atún.

-1 diente de ajo.

-1 tomate asado.

-aceite de oliva/ se puede sustituir por zumo de medio limón. (obtendremos sabores -completamente distintos)

-sal y pimienta. 

Paté de pimientos. 

PATÉ DE PIMIENTOS 

-2 pimientos rojos asados

-media cabeza de ajos asados

-30g de almendras

-perejil

-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

-un poco de pimienta, sal y guindilla seca si queréis. 

PATÉ DE PIMIENTOS Y ANCHOAS 

-2 pimientos rojos asados y pelados.

-1 lata de anchoas

-1 huevo cocido 

PATÉ DE AJO ASADO

 -2 o 3 cabezas de ajo asadas.

-aceite de oliva.  

Solamente con esos dos ingredientes, resulta delicioso, y otra variedad es añadir un trozo de queso Idiazábal ahumado rallado/ o queso camembert,  y un poco de  pimienta negra recién molida.

Este paté resulta ideal, además de para untarlo en el pan, para acompañar carnes, pescados, mariscos o verduras, tiene un sabor muy suave. Recomendación también para este paté es untarlo junto con queso camembert fundido.  

También podemos elaborar otro tipo de patés que ni siquiera se necesita horno, solamente imaginación y ganas de sorprender a nuestro invitados.  

El ajo asado es una delicia en cualquier momento y con cualquier plato. 

FALSO PATÉ DE CENTOLLO O CANGREJO 

-10 anchoas.

-10 mejillones (pueden ser de lata al natural).

-10 palitos de cangrejo.

-2 cucharadas de mayonesa.

-un trozo de cebolleta fresca.

-un chorrito de vino blanco

-1 huevo cocido.

Para eliminar el exceso de sal, es conveniente lavar las anchoas, introdúcelas en la batidora con los mejillones, la mitad de los palitos de cangrejo y medio huevo, añade un trocito de cebolleta, dos cucharadas de mayonesa, un poco de vino blanco y tritura todo, (en lugar de poner la cebolleta cruda, se puede poner cortada muy fina en un cazo con el vino, para que reduzca éste). El resto de los palitos de cangrejo se pican finamente junto con la mitad del huevo cocido y se añade a la mezcla triturada anterior. Así conseguirás una textura parecida al centollo, resulta delicioso.

PATÉ DE SALMÓN

150 gramos de salmón ahumado

150 gramos de queso fresco (tipo philadelphia)

1 cuarto de cebolleta

6 pepinillos 

PATÉ DE MEJILLONES 

1 lata de mejillones en escabeche.

1 lata de atún en aceite de oliva.

3 quesitos o media tarrina de crema de queso untable.

6 palitos de cangrejo

2 cucharadas de mayonesa. 

Paté de mejillones. 

PATÉ DE ACEITUNAS VERDES 

100 gr de aceitunas verdes sin hueso.

 4 filetes de anchoa.

125 gr de queso crema tipo Philadelphia.

50 ml de aceite de oliva 

PATÉ DE LATA 

Podemos usar atún, bonito, caballa, anchoas, palitos de cangrejo o mejillones :

Ingredientes

100 gramos de la lata que queramos

100 gramos de queso fresco (tipo philadelphia)

2 cucharadas de mayonesa

Podemos añadirle ajo, cebolleta, pepinillos, alcaparras o especias, para darle otro toque. 

Elaboración para todos los patés

En un vaso de batidora, batimos muy bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta semicompacta. Se sirve acompañado de galletitas saladas, tostadas de pan o ya que encendemos el horno podemos hacer rulos de hojaldre aliñados, con pesto, por ejemplo, y utilizarlo para acompañar los patés.  

Consejo práctico 

Nunca tiréis a la basura el líquido de las latas de conserva, ya sean conservas al natural o en aceite (si es de oliva mejor), se les puede sacar mucho partido en la cocina. El  líquido de las latas es ideal para dar un toque especial a muchas de nuestras recetas. Una mayonesa aliñada con el caldo de los mejillones en escabeche o de los berberechos, por ejemplo, puede resultar increíble. También podemos utilizarlos para potenciar el sabor de nuestros guisos de pescado. Si la conserva es de una alta calidad mejor,  es una lástima desperdiciar ese “caldo” con todo el sabor y nutrientes que lleva.

COMPARTIR: