17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

TAMBIÉN LLAMADO BOLO REI, KING CAKE O ROSCA DE REYES ES UN POSTRE TÍPICO QUE NADA TIENE QUE VER CON LOS REYES MAGOS NI ASPECTOS RELIGIOSOS

La tradición del roscón de Reyes: Su origen, historia y dulces parecidos en el resto del mundo

Roscón de Reyes
Roscón de Reyes
Cada 6 de enero, el roscón de Reyes se sirve en multitud de hogares en España y las sorpresas que se encuentran en su interior se convierten en las protagonistas de todas las mesas. Este tradicional bollo navideño guarda mucho más que un muñeco de cerámica en su interior, y es que existe una larga historia que nada tiene nada que ver con los Reyes Magos ni con las creencias religiosas.

El roscón de Reyes, es un dulce cuyo origen se remonta a los romanos y no tiene nada que ver una tradición religiosa. La historia de este dulce se asocia a Las Saturnales o Fiesta de los Esclavos, que se celebraban en diciembre como conmemoración del final del duro trabajo en el campo y el nacimiento de un nuevo período de luz.

En aquella época se elaboraban unas tortas redondas, que incluían higos, dátiles y miel, y estas se repartían entre todos los trabajadores como regalo por el trabajo bien hecho. En el siglo III, se introdujo la tradición de esconder en el rosco un haba seca como símbolo de la prosperidad y el afortunado que la encontraba era nombrado 'rey de reyes' durante un tiempo establecido. Un premio exclusivamente destinado a los esclavos, quienes encontraban el haba, tenían como recompensa un día libre.

En el siglo IV la Iglesia convirtió las fiestas en celebraciones cristianas y la historia del roscón de Reyes quedó en el olvido. Solamente en Francia se mantiene esta tradición y se celebra Le Roi de Fave (el rey del haba). En ella, los niños son los protagonistas y quien encontraba el haba era agasajado con regalos. Más adelante, Luis XV cambió un poco la tradición escondiendo una moneda en el roscón además del haba. En España introdujo esta tradición Felipe V, tío de Luis XV, y la convirtió en una fiesta popular.

A partir del siglo XIX, la moneda se sustituye por una figurita y el haba se vuelve negativa, a la persona que le toca el haba, paga el roscón. 

Donde es típico consumirlo

España es uno de los países donde más fuerza tiene la tradición del roscón de Reyes. En comparación con el roscón en sus orígenes, sus condimentos han cambiado, en su origen tenían dátiles, higos y miel. Y ahora están rellenos de crema o nata y decorados con trozos de fruta escarchada.

Pero consumir un dulce similar también es muy popular en otros países europeos: En Francia mantienen la tradicional fiesta de Le Roi de Fave que consiste en comer un bollo muy similar al roscón de Reyes, escondiendo en su interior un haba, como ya hemos contado.

En Portugal celebran el Bolo Rei o “bollo real”, tradición que tiene su origen en la segunda mitad del siglo XIX, y que se come el 6 de enero, igual que en España. En su aspecto es muy similar al clásico roscón de Reyes, pero en su masa contiene pasas y frutos secos (nueces, piñones o almendras) y se aromatiza con vino de Oporto.

Bolo Rei o bollo real, típico de Portugal

En Alemania y Suiza para celebrar la llegada de los Reyes Magos, comen el Dreikönigskuchen, que no es más que un pastel elaborado con masa de levadura dulce que se forma en bolas dispuestas en forma de flor y espolvoreadas con almendras laminadas y azúcar glas; y adornado con una corona dorada. Además, en su interior se esconde un rey.

Dreikönigskuchen, bollo típico de Suiza y Alemania

Esta tradición también se encuentra en países americanos como México. Incorporada desde España, consiste en la Rosca de Reyes, un dulce muy similar al roscón de Reyes, pero con algunas diferencias. Aparte de la fruta escarchada que decora el roscón, le acompañan tiras de masa crujientes y membrillo. La otra diferencia es que, a pesar de que se esconda una figurita en su interior, a quien le toca tiene que preparar los tamales tradicionales del Día de la Candelaria, festividad mexicana que se celebra el 2 de febrero.

O en Estados Unidos, concretamente en Nueva Orleans. Allí comen el King Cake, un colorido dulce con aspecto parecido al roscón, pero hecho a base de una mezcla de rollo de canela y bizcocho de café. Están rellenos de quesos cremosos y fruta, y decorados de color verde, amarillo y morado en honor al Mardi Gras (martes de carnaval). A pesar de que se coma en carnavales, se empieza a vender desde el 6 de enero, la fecha en que comienza la cuenta atrás para su tradicional fiesta. Al igual que en el resto, se esconde una figurita y al que le toque tiene que pagarlo.

COMPARTIR: