21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Además de la paella, numerosas elaboraciones gastronómicas deleitan a los visitantes de la región mediterránea y vanguardista

Valencia, una tierra rica en sabores e ingredientes que va más allá de la internacional paella y la dulce horchata

Valencia, tierra de sabores y colores
Valencia, tierra de sabores y colores
Esta vez viajamos a Valencia y a su provincia para hablar de su gastronomía. Valencia, máximo exponente de la cocina mediterránea, junto con las provincias de Alicante y Castellón, se caracteriza por la riqueza de unas recetas tan ricas como saludables gracias a la calidad de los productos naturales tanto del mar como de la huerta.Es imposible pensar en la gastronomía valenciana sin pensar en el arroz, la horchata, las naranjas o los buñuelos de calabaza que todos hemos probado en Fallas.

La paella y los arroces son sus estandartes, no solo en Valencia, sino en España entera, ya que en muchos lugares del mundo la paella valenciana es identificada como un plato español. La Comunidad Valenciana ha conseguido hacer de sus platos de arroz y sus paellas todo un fenómeno social, una elaboración que asociamos a vacaciones, a día festivo y que nos complace degustar en compañía de amigos, símbolo también de nuestros encuentros dominicales con la familia. 

La Albufera de Valencia, inconfundible. 

Además de los arroces, la cocina valenciana posee tantos y tan variados platos como pueblos recorren su geografía, desde la cocina marinera de los pueblos del litoral, pasando por la Albufera, donde no podemos dejar de probar un  All i pebre, plato autóctono, elaborado con  ajo y las anguilas, y la huerta valenciana, hasta los sabrosos platos de guisos y ollas populares del interior. Junto a ellos, destacan también los exquisitos vinos con Denominación de Origen Utiel-Requena y Valencia.  

Carnes:

Las carnes más frecuentes de la gastronomía valenciana son las de buey o la de ternera, así como carnes típicas de caza, por ejemplo, el conejo o el pato. Es muy habitual encontrarlos enriqueciendo los platos de arroz. En materia de asados, atentos a los platos de cordero, otra de las especialidades.

Lo mismo ocurre con los embutidos de cerdo, entre los que destacan las botifarres (morcillas), la longaniza fresca, la llonganissa de Pascua (estrecha y delgada), los blanquets (butifarra blanca), chorizos y sobrasadas.  

Pescados:

Las anguilas de la Albufera se emplean en numerosas preparaciones de la provincia: uno de los ejemplos más comunes es el All i pebre. Otras variedades de la Albufera es el llisa, el dentol (dentón), el reig, corball y llobarro.

Sabroso All i pebre de anguila. 

Frutas y verduras:

Las verduras y hortalizas de esta comunidad poseen una calidad excepcional. Con cebollas, acelgas, judías tiernas y patatas, se prepara el famoso bullit (hervido); y con habas, pimientos alcachofas, berenjenas, cardos, calabazas y nabos, mil y un platos que empiezan en las ensaladas más imaginativas y concluyen en las verduras surtidas a la plancha.  Destacar la chufa de Valencia, el kaki de la Ribera del Júcar o las famosas naranjas. 

Junto a la paella y la horchata, las naranjas identifican a Valencia.  

Repostería:

La oferta valenciana es de lo más extensa. Imperdonable no disfrutar de una magnífica horchata de chufa, uno de las opciones más emblemáticas, y, si es posible, acompañada de los típicos fartons.

Buñuelos de calabaza: Estos buñuelos son muy típicos de la comunidad valenciana, y suelen consumirse durante las fiestas de las Fallas. Se trata de un dulce exquisito y muy fácil de hacer, elaborado con calabaza cocida, harina, levadura, gasificante, agua, aceite y azúcar.

Buñuelos de calabaza.

Coca de Llanda: La Coca de Llanda es un bizcocho típico de la Comunidad Valenciana que está hecho en una lata metálica que valenciano se llama llanda. Normalmente se suele tomar en la merienda o para desayunar. 

Bebidas 

Son muy populares las bebidas refrescantes en los meses calurosos de verano, por ejemplo, el agua de Valencia, consiste en una especie de combinado que incluye cava, zumo de naranja, vodka y ginebra. Por lo general, se sirve en jarras de varias raciones y se bebe en copas anchas de cóctel. En Algemesí, en el mes de septiembre, es popular el colpet, una bebida un poco más grande que un chupito, compuesta por vodka, granadina y tónica, que se toma realizando un ritual, que consiste en tapar el vaso y darle tres golpes contra la barra, para beberlo seguidamente de un trago.  

Hay una forma peculiar en Valencia de servir el café que se denomina café del tiempo. Se trata de un café con hielo al que se le añade una rodaja de limón.  

Vinos   

Valencia ha exportado sus vinos desde siempre, de hecho buena parte de la producción de esta D.O. se destina al mercado exterior, esto hace que sus vinos tintos, blancos, rosados, rancios, dulces, espumosos de licor y espumosos aromáticos no sean aún muy conocidos en España. El área de cultivo se divide en cuatro subzonas: 

  • Valentín, situada al noroeste y la de mayor extensión. Dado que el terreno de cultivo va asciendo desde la costa hacía el interior, podemos, a su vez, distinguir tres áreas situadas a distintas altitudes: Cheste y Marquesado a 180 metros sobre el nivel del mar, Campos de Liria, a 280 metros de altitud y Serranía, a 550 metros.
  • Alto Turia, al oeste de Valentín, y a 625 metros de altitud sobre el nivel del mar.
  • Moscatel, que parte de límites occidentales de la ciudad, al nivel del mar, hacia el interior alcanzando una altitud de 100 metros
  • Clariano, aislada de las otras zonas de cultivo y que limita al norte con Valencia capital y al sur con Játiva y Gandía.

Vinos de Valencia. 

En la mesa 

Como hemos ya comentado, los arroces son, sin lugar a dudas, los platos más emblemáticos e indispensables de la gastronomía de la Comunidad Valenciana. Se pueden degustar en infinidad de restaurantes, chiringuitos y arrocerías donde probar las mil y una variedades que encontrarás a tu disposición: arroces caldosos, a banda, arroces negros, con cangrejos, con mariscos, con verduras, “con costra”… y, por supuesto, la famosa paella valenciana. Además, encontrarás platos con cierta similitud como la fideuá. 

Algunas recetas típicas: 

-Aspencat: consiste en una ensalada elaborada a base de pimiento rojo, acompañado de bacalao y berenjena al horno, lo que hace que su valor calórico sea muy bajo.  

-All i pebre (ajo y pimienta) es una salsa valenciana, muy apreciada para acompañar los platos de pescado. Existen muchas variantes de la misma, siendo la más conocida la de la albufera con ingrediente principal las anguilas.

-Esgarraet: es una especie de ensalada cuyos ingredientes son el bacalao en salazón, pimiento rojo asado, ajos y aceite de oliva. Hay quien añade también aceitunas negras. El esgarraet, además de constituir un plato principal, es también una tapa muy típica en los bares de la ciudad de Valencia.

Esgarraet. 

-Ensalada valenciana: ensalada a base de lechuga, pepinos, tomates, cebolla, olivas, atún, huevo y maíz.  

Y, por supuesto, la paella valenciana, lo que ya no sabe tanta gente es que la auténtica paella valenciana lleva carne y verduras, no marisco. Sus ingredientes principales son pollo, conejo, hígado de conejo, judías verdes, garrafón, tomate, pimentón y arroz de la albufera.

Siempre apetecible, paella valenciana tradicional. 

COMPARTIR: