15 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cerdo ibérico, las cerezas del Valle del Jerte o la Torta del Casar son algunos de sus productos bandera reconocidos en todo el mundo

Gastronomía extremeña: sabores potentes e ingredientes de gran calidad que dan lugar a platos contundentes

La Torta del Casar, uno de los más famosos quesos de Extremadura
La Torta del Casar, uno de los más famosos quesos de Extremadura
Dentro de nuestro recorrido gastronómico por la geografía españolas, nos detenemos esta vez en Extremadura. Una tierra rica en productos exquisitos y de gran calidad, y también una tierra dura de tradiciones arraigadas. Esta comunidad autónoma tiene ingredientes mundialmente conocidos y que cuentan con el sello de Denominación de Origen Certifcada. Y si queremos resumir las notas características de la cocina extremeña, solo nos bastarían dos palabras: sencillez y calidad.

Extremadura

La gastronomía de la Comunidad de Extremadura es muy sencilla en su elaboración y de carácter rural, pero basada en la extraordinaria calidad de sus productos, destacando los derivados del cerdo ibérico, con denominaciones de origen protegidas como el Jamón ibérico Dehesa de Extremadura. Destacamos también sus exquisitos quesos, como  Queso Torta del Casar, Queso de la Serena, Queso de los Ibores. Merecen además, una mención especial sus buenos vinos, como el Ribera del Guadiana, y su famoso Pimentón de la Vera o las Cerezas del Jerte.

Las cerezas son típicas de Extremadura. 

Cada comarca, cada pueblo aporta un toque muy especial y particular a su cocina que la hace diferente del resto, aunque los productos sean idénticos. Si viajamos por Extremadura, no dudamos en parar a comer en cualquier pueblecito, por pequeño que sea, quedaremos sorprendidos por su  gastronomía. 

Badajoz

Es la provincia situada más al sur de Extremadura, con gran influencia de la cocina del interior de Huelva.  

Carnes: Es evidente que el ingrediente estrella es el cerdo ibérico, con su carne alimentada de bellotas de las dehesas, cuyas matanzas proporcionan diversos productos de chacinería, pues del cerdo se aprovecha todo, pero la ternera (Denominación de Origen Ternera de Extremadura) y, sobre todo, el cordero (D.O. Corderex) también forman parte de muchos platos típicos.

El jamón de cerco ibérico extremeño es mundialmente reconocido.

Frutas y verduras: Extremadura, por otra parte, es tierra de frutas. Destaca  el cultivo de frutas de hueso, aparte de las cerezas, están la ciruela, el melocotón y la nectarina, aunque la región también tiene paraguayas, kakis o albaricoques. La huerta de la provincia permite que algunos platos y preparaciones posean influencia andaluza como lo es el gazpacho y el ajoblanco. Existen preparaciones como el ajo de calabaza. 

Repostería: Dentro del inventario español de productos tradicionales de repostería se incluye el turrón de Castuera, cuyo origen se remonta a época musulmana, el bollo turco de Jerez de los Caballeros, elaborado con almendra, huevo, azúcar y ralladura de limón, y las perrunillas de diversas localidades de la provincia.  Y si visitamos Olivenza, no dejemos de probar la Técula mécula en la pastelería Casa Fuentes, una tarta cuya receta original es  muy antigua y secreta de origen árabe. 

Bebidas: Son excelentes los vinos de denominación de origen Ribera del Guadiana.

También se da el fenómeno de la elaboración artesanal y familiar de vinos espumosos y cavas extremeños.

La misteriosa tarta Técula Mécula. 

Curiosidad: Dicen que el origen de la 'tortilla española' se sitúa en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena (Badajoz), al menos, allí es donde se ha encontrado el documento más antiguo, del Siglo XVIII, con la receta, y a la que se le llamaba “pan de patatas”.  

Algunas recetas típicas: La ternera retinta condimentada a la pimienta, el salmorejo de ternera, la caldereta de cordero, el conejo, la perdiz o la liebre se unen a los platos de la cocina tradicional de nombres muy extremeños, como el cojondongo,  antecesor del gazpacho andaluz,  elaborado con ajo, pan, aceite, tomate, pimiento vinagre, sal y agua, a los que se pueden añadir uvas o aceitunas. Las migas extremeñas, el zorongollo.... Mención especial merece la Sopa de Antruejo, propia de esta localidad.

Cáceres

Por su situación, tiene notables influencias de las culturas árabe y sefardí. Es tierra de matanza del cerdo y de abundantes productos porcinos, todos ellos curados con pimentón (Pimentón de la Vera).

Típico y tradicional ingrediente de la cocina española, el Pimentón de la Vera. 

Carnes: La provincia es pródiga en diversas variantes de los productos cárnicos del cerdo. Entre ellos se encuentra el jamón de Montánchez, del Piornal. También son dignos de mención por su calidad los chorizos, el lomo embuchado y la patatera, elaborados con pimentón de la Vera y ajo.

Frutas y verduras: Entre las frutas cabe destacar las cerezas de Jarandilla. El Valle del Jerte al norte de la provincia proporciona numerosas frutas y hortalizas. En el valle de la Serena se cultivan de melones y sandías.

Repostería: Se consumen perrunillas  similares a pastas de café, pero más grandes, elaboradas con manteca de cerdo, harina, huevos, anís, azúcar. Buñuelos de viento, rosquillas de alfajor de Casar de Cáceres, pestiños, hornazos y mantecados.

Bebidas: El vino de pitarra.

Otros: El pimentón de la Vera, utilizado en el mundo entero, con una calidad y aroma característico. La Torta del Casar, queso cremoso de oveja que cuenta con Denominación de Origen Protegida, ideal para mojar pan, picos o colines.

 Algunas recetas típicas: El zorongollo que consiste en una ensalada de pimientos y tomates asados deliciosa, muy típica de la comarca de La Vera, se puede tomar como ensalada o como tapa sobre una tostada.

Son sorprendentes por su sabor refrescante las ensaladas de naranja y las de limón, elaboradas con la fruta en rodajas muy finas, aros o tiras finas de cebolla, pimentón, aceite de oliva y sal, a las que se les añade bacalao, huevo cocido y aceitunas.

Chanfaina extremeña.

La manteca colorá, conocido también con otros nombres como pringue extremeño o cardillo, la Chanfaina, guiso contundente elaborado con asaduras de cordero o el Cochifrito, cochinillo cortado en trozos pequeños, cocido y finalmente freírlo a fuego fuerte para que la piel quede muy crujiente. 

Si visitamos Trujillo, en su Plaza Mayor es el lugar donde se concentran la mayoría de restaurantes, vale la pena dar una vuelta por cada uno de ellos para comparar las cartas que ofrecen. También en Trujillo se celebra anualmente la Feria Internacional del Queso, en el mes de Mayo, que reúne en su Plaza Mayor a más de trescientas variedades de quesos procedentes de toda la geografía nacional y de algunos países europeos e iberoamericanos.

COMPARTIR: