26 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su inmejorable situación geográfica ha convertido a esta región en una de las más ricas en el ámbito gastronómico

La Rioja: los sabrosos platos de una tierra agraciada con buenos vinos y una huerta variada

La Rioja ofrece parajes y gastronomía inigualables.
La Rioja ofrece parajes y gastronomía inigualables.
En esta ocasión, continuando por las distintas regiones de España, damos un salto hasta La Rioja, “la tierra del vino”, sin menospreciar su sencilla y deliciosa gastronomía, basada en la riqueza, calidad y variedad de los productos autóctonos que pueden disfrutarse en los numerosos restaurantes riojanos, ya sea degustando su menú del día o en elaborados platos de autor con estrella Michelín.

Lo más típico y que no podemos dejar de hacer si visitamos La Rioja es ir de pinchos. La costumbre del “chiquiteo” está fuertemente enraizada en esta tierra donde el vino forma parte de su cultura más apreciada. En Logroño la zona de la calle Laurel, es de obligada visita, referencia en el mundo del tapeo en España y en el extranjero, cuenta con más de sesenta establecimientos, y cada uno de ellos es conocido por ser especialista en la elaboración de una tapa concreta, de hecho, muchos de ellos son conocidos más que por su nombre, por su pincho estrella. En ellos encontraremos cientos de referencias de vinos y  una oferta gastronómica sin fin, siendo además, buena época para, aprovechar y conocer pueblos pintorescos y descubrir la naturaleza y la rica gastronomía de los valles del Iregua y del Ebro.

Pinchos. 

Situación: Por su situación geográfica, en el norte de la península ibérica, su cocina representa una transición entre la cocina vasca, navarra, castellana y aragonesa. Las diferencias climáticas y geográficas de la región, tienen fiel reflejo en la cocina de la Rioja, pudiéndose distinguir entre la cocina tradicional de la Sierra y la cocina de la Ribera del Ebro, ya que abarca parte del valle del Ebro. Un valle que da lugar  a una franja de tierra muy fértil, con abundantes huertas, destacando sus verduras y mucha industria conservera.

Carnes:  La carne es uno de los ingredientes fuertes de la cocina riojana. Los verdes pastos de las colinas del sur de la región acogen un ganado de gran calidad, que permite disfrutar de una excelente carne de ternera camerana o el placer único que representan unas chuletillas de cordero asadas con los sarmientos secos que se podan de las vides de Rioja, las chuletas al sarmiento. Se dice que el sarmiento al quemarse proporciona la temperatura exacta para que la carne se haga en su punto.  

También se puede degustar el sabroso cordero en caldereta, la asadura de cordero a la riojana, los embuchados, las lecherillas de cordero, los asados a la panadera o el famoso cabrito asado de cameros. El patorrillo, que es un guiso a base de tripa de cordero (o de cabrito) que se envuelve en las patas del animal como una madeja.​ Entre los guisos se encuentra la rancho riojano. De vacuno son populares los villagodios (un chuletón asado de lomo medio-alto), muy populares en Navarra y País Vasco.  

Patorrillo.

También es popular la matanza del cerdo (denominada "moraga" en la región). Entre los productos de cerdo encontramos el picadillo de lomo, los callos a la riojana, la pepitoria a la riojana, la morcilla riojana, el jamón riojano característico por su adobo con pimentón y el conocido chorizo riojano. Entre las aves son famosos el pollo a la riojana (rehogado en aceite, con sal y pimienta), las perdices escabechadas y los asados de cordero.

Aunque no sea zona de pescado, estos también son tratados con mimo, destacando  las truchas a la riojana y el bacalao a la riojana.  

Frutas y verduras: La Rioja, además de contar con parte del valle del Ebro, está poblada por numerosos ríos que riegan sus ricas huertas y ofrecen los mejores ingredientes para sus platos estrella de verduras, desde las alcachofas, el cardo o la borraja, hasta la combinación magistral de todas las verduras  que dan como resultado su plato estrella: una excepcional menestra de verduras (menestra riojana).

Otro de sus platos típicos que emplea una mezcla de verduras y embutido son las patatas a la riojana o patatas con chorizo, y fruto de la influencia de las comarcas vecinas, también son frecuentes platos como la porrusalda (sopa de puerros procedente de la cocina vasca), las castellanas sopas de ajo, las sopas canas y las sopas de molinero, la sopa alavesa con ajo y aliñada con huevos cocidos, o el pisto riojano. Muchas platos riojanos tienen como ingrediente el pimiento najerano (o Riojano), que son pequeños pimientos del piquillo, así como las alegrías riojanas, las cuales son guindillas utilizadas sobre todo como acompañamiento de otros platos. También son muy populares los pimientos rellenos (asados y rellenos de carne y miga de pan).  

Entre las frutas típicas, destaca la ciruela de Nalda, donde en verano se celebra la Fiesta de la Ciruela Reina Claudia, y en Rincón de Soto es la pera la gran protagonista, siendo las Peras de Rincón de Soto la única denominación de origen de peras de España. Las mermeladas,  preparadas a base de frutas regionales también tienen una gran popularidad.

No podemos dejar de hacer referencia a la vendimia de la uva que, con diferencia, es la recolección más popular de fruta durante los meses de septiembre/octubre.  

Repostería: La repostería riojana recibe el nombre de golmajería (Golmajo), y destacan tradiciones heredadas de su pasado árabe, los fardelejos de Arnedo son una tentación de almendra y aceite (hojaldres rellenos de almendra), perfectos para acompañar con un café. Los famosos mazapanes de Soto, que tienen su origen en Soto en Cameros y son uno de los dulces más famosos de esta tierra.

Faredelojos.

Bebidas: No podemos hablar de la Rioja sin hacer referencia a su vinos. La zona vinícola de Rioja se divide en tres partes: la Rioja Alta, la Rioja Alavesa y la Rioja Baja. La Rioja Alta, aguas arriba del Ebro, tiene como centro o capital a Haro y comprende parte de las cuencas del Tirón, del Oja y del Najerilla. Se producen vinos blancos, rosados y tintos, siendo los más conocidos estos últimos. Se trata de un vino con historia reconocido internacionalmente. Las uvas empleadas en su elaboración suelen ser tempranillo, mazuelo, graciano, garnacha, viura y malvasía. Además del vino tinto y el blanco existe el clarete que es típico de la región.

También es una bebida muy  típica y popular, consumida principalmente en las fiestas,  el zurracapote (a veces abreviado como zurra) consistente en una mezcla que toma como base el vino tinto, al que se añaden diferentes frutas como melocotones, naranjas o limones además de azúcar y canela, dejándose macerar durante varios días. En algunos casos se cuece la mezcla en vez de dejarla macerar para acelerar el proceso.

El licor de Valvanera realizado en el Monasterio de Valvanera (La Rioja) es una receta elaborada con ciruela y guardada como secreto la aromatización de doce hierbas diferentes empleadas por los monjes benedictinos desde el siglo XVI. Su graduación oscila entre 36° y 40°. El patxaran, aunque es una bebida originaria de Navarra, es muy popular en el área de La Rioja.

Queso de Cameros D.O.P.

Otros:  Entre los productos lácteos se encuentran los quesos de Cameros. Elaborados con leche de cabra y siguiendo métodos artesanales, es uno de los más sabrosos y sanos de España, en la Sierra de Cameros, se encuentra en tres de sus variedades: fresco, tierno, semicurado y curado.

Las legumbres, entre las que se encuentran las pochas (una variedad de alubias blancas), que son ingrediente de las pochas blancas a la riojana. También destaca el caparrón pinto o caparrón a secas (caparrones “coloraos"), es una variedad de alubia roja típica en la región de La Rioja (España) y algunas comarcas limítrofes, con la que se prepara el un cocido con chorizo, uno de los platos más tradicionales de la gastronomía riojana.​  

Algunas recetas típicas: Patatas a la riojana, también llamadas patatas con chorizo, plato rico, típico y muy sencillo, elaborado con ingredientes básicos como las patatas, cebolla, pimiento, pimiento choricero, laurel y ajo.

Patatas a la Riojana.

Pochas con Codornices, guiso con base de alubia blanca acompañado de codorniz. La Menestra de Verduras, elaborada con verduras de primera calidad cultivadas en la zona como la cebolla, la alcachofa, puerro, judías verdes, espárragos verdes, guisantes y todo lo que uno pueda imaginarse. Su elaboración se hace verdura a verdura, ya que cada una tiene un punto de cocción diferente y así se puede servir todo en su correcto punto.

Los Huevos a la riojana, plato sencillo elaborado con 3 ingredientes fundamentales, ajo, pimiento rojo o pimiento choricero y huevo duro. La Fritada, es una de las salsas riojanas por excelencia, que se puede degustar con carnes, pescados y sola, elaborada con ajo, cebolla, pimiento y tomate, también constituye el  sofrito base para guisos, aparte de utilizarse como acompañamiento, el pollo con fritada o el bacalao con fritada son algunos de los ejemplos. 

La mayor parte de los platos, tienen la coletilla “a la riojana”, esto se debe a que en muchos de ellos se utiliza el pimiento como uno de los ingredientes principales. Es el caso del bacalao a la riojana servido con una salsa de pimiento rojo y tomate. El embuchado riojano,  producto que se sirve en muchos bares de La Rioja, consiste en un ovillo hecho de tripas de cordero enrolladas que al cortarlo finamente se pasa por la plancha.

Postres: Broche perfecto tras degustar una deliciosa comida, una Peras al vino,  fácil de hacer, generalmente con vino tinto, que se suelen servir frías con su salsa convertida en un almíbar, producto local 100% y un perfecto ejemplo cuando hablamos de maridaje de comida y vino.

Os animo a que visiteis La Rioja, os sorprenderá.

COMPARTIR: