24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las obras del colector subfluvial de la bahía llevan paralizadas dos años

Suspendido el juicio sobre la contaminación de Santoña por enfermedad del magistrado

Obras del colector subfluvial en Santoña ahora paralizadas.
Obras del colector subfluvial en Santoña ahora paralizadas.
El juicio sobre la contaminación de la bahía de Santoña que se está celebrando estos días en el juzgado de Primera Instancia número 89 de Madrid, ha sufrido un nuevo parón por enfermedad del magistrado José Ramón Manzanares Codesal. Las vistas han quedado suspendidas sine die hasta que, previsiblemente, el juez esté recuperado de su enfermedad. Quedan por declarar, al menos, dos peritos y que las partes presenten sus conclusiones.

Las vistas de este juicio, que parece tocado por la mala suerte, se reanudaron el pasado 27 de diciembre en el juzgado número 89 de Madrid, pero ese mismo jueves el acto ya comenzó con retraso por un problema informático en los juzgados.

La defensa de Tragsa, denunciada por la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada de las obras, había previsto la comparecencia de tres peritos especialistas y, sin embargo, solo uno pudo declarar y exponer sus teorías sobre la pararalización de la tuneladora. Estas, están apoyadas en una hipotética sobrecarga del fluido eléctrico. Sin embargo no se han presentado hasta la fecha pruebas que pudieran parecer concluyentes para avalar esta tesis.

Una vista aérea de las marismas de Santoña.

El perito, un ingeniero de Minas, experto en hidrología, concluyó su exposición aseverando que la UTE no debería haber parado las obras durante el fin de semana, lo que hubiera supuesto ignorar las instrucciones dadas por la Confederación Hidrográfica del Norte para que no se trabajase los fines de semana y así evitar molestias a los vecinos de la comarca. Los demandantes explicaron que "nuestra intención no fue nunca parar, pero si la Administración nos ordena que paremos tenemos que obedecer, como es lógico".

Este largo proyecto comenzó su tramitación en el año 2001, pero la obra no comenzó realmente hasta enero de 2015.  Fue en noviembre del 2016, cuando se produjo el accidente que inutilizó la tuneladora al derrumbarse un macizo rocoso encima de los escudos de perforación del equipamiento. La UTE subcontratista de Tragsa intentó buscar una solución para continuar y finalizar esta obra que es básica para los pueblos de la bahía de Santoña, pero tras no conseguir ningún avance, meses después, en la primavera de 2017 demandó a Tragsa para desbloquear la situación en sede judicial, no llegando, de momento, a ningún acuerdo.

Mediación sin éxito de la Administración

La Administración también  intentó mediar y en este sentido, el pasado 24 de octubre, la vicepresidenta de Cantabria Eva Díaz Tezanos, y el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, acordaban iniciar medidas para desbloquear, de manera urgente, la situación de las obras de saneamiento de la comarca, pero no lograron tener éxito, a pesar de que el retraso de esta obra afecta negativamente a la economía de la rica zona mariscadora de Santoña.

De esta manera, el juicio se alargará previsiblemente hasta enero de 2019, ya que después de la declaración pendiente de los peritos, las partes tienen que presentar sus conclusiones y el juicio quedar visto para sentencia que se estima sería dictada para el mes de abril.

COMPARTIR: