29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los beneficios de utilizar una instalación solar para cargar un coche eléctrico

La subida del precio de la energía que estamos viendo en estos últimos meses nos muestra como el futuro de la energía se tiene que sustentar en las energías renovables. Limpias, eficientes y económicas, su aplicación en los hogares gracias a los mejores productos y profesionales en instalaciones solares como los de https://topsolar.es/ nos permite no solo conseguir un ahorro muy considerable en la factura de la luz, que amortiza el coste de la instalación en muy pocos años. No solo eso, también nos comprometemos con el medio ambiente y la sostenibilidad y podemos llevar todas estas ventajas incluso a la movilidad con el uso de un coche eléctrico gracias a los puertos de recarga de https://puntoycarga.com/

Cómo sacar el máximo partido a la instalación solar

El primer punto que debe llevarte a apostar por una instalación solar en España es la alta productividad que se consigue en nuestro país al beneficiarnos de uno de los índices de radiación más altos de Europa. El autoconsumo nos proporciona un importante ahorro energético en nuestra factura de la luz y desde el año 2019 con la posibilidad de vender la energía que no consumimos.

Pero para conseguir, el primer punto está en crear una instalación acorde a tus necesidades. Este estudio del consumo es fundamental para conocer cual es tu demanda de energía, y cada vez más hogares incluyen en el mismo un punto de carga para un coche eléctrico que suponen una importante mejora en la movilidad del hogar.

La cuestión que se plantean muchos consumidores no es solo si una instalación solar es compatible con la recarga, si no también si es posible realizar una carga cuando en la mayoría de los casos hacemos este proceso que dura muchas horas durante la noche y no hay radicación solar.

La solución es sencilla, cuando se calcule la energía que se necesita, incluyendo momentos de mayor consumo como con la climatización en verano, añadimos las del vehículo eléctrico, con lo que la superficie de captación debe ser acorde a todas las necesidades y, además, debemos siempre incluir acumuladores. 

Gracias a ellos podemos “guardar” buena parte de la energía que hayamos captado en los momentos de sol para su uso posterior, que va desde los electrodomésticos que funcionan de noche, sistemas de calefacción a, por supuesto, poder realizar la carga de nuestro vehículo siempre que lo queramos.

No producimos lo mismo a las mismas horas, de hecho, hay horas que no se hace y si consumimos mucha energía como el arranque de la noche. Por ello, estas baterías y su capacidad también deben estudiarse de acuerdo con el consumo de cada hogar y son el complemento indispensable al punto de recarga del vehículo eléctrico.

Además, solo si fuera estrictamente necesario, puedes usar energía de un operador eléctrico y así no quedarte nunca sin luz, aunque si tienes una instalación optimizada lo que conseguirás es lo contrario, que puedas vender tu energía sobrante a una compañía eléctrica.

Y es que el resultado de una instalación solar en el hogar ya no se traslada solo a un ahorro en la energía que consumimos en casa, sino también, al permitir cargar nuestro vehículo se traslada en importantes ahorros en movilidad.

COMPARTIR: