19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresa encargada de su extracción calcula que para el año 2025 se podrán obtener 40.000 toneladas anuales de este material

Descubrimiento de litio en el Rin: Alemania, mayor productor de baterías para coches eléctricos

Mina de litio en Cáceres
Mina de litio en Cáceres
El litio, también conocido como el oro blanco, es uno de los materiales indispensables para la industria del automóvil eléctrico. Pese a los problemas que supone la extracción y el uso de este material, el descubrimiento de un depósito de litio en el río Rin puede permitir que Europa deje de depender de los países de Sudamérica y Australia para el acopio de este material.

Cuando el proyecto de la creación de los coches eléctricos se convirtió en una realidad, las previsiones sobre su masiva y rápida implantación para sustituir a los coches convencionales no tardaron en aparecer. Pero, en ese momento, no se contaba con uno de los principales problemas de la fabricación de estos coches, la necesidad del uso de litio para crear sus baterías.

Uno de los argumentos empleados para que la industria del transporte abandone el uso de petróleo es que no es un material renovable y que llegará a agotarse pero hay que tener en cuenta que el litio necesario para crear las baterías de los coches eléctricos es aún más escaso. Además, el petróleo puede elaborarse de manera sintética, algo que no puede llevarse a cabo con el litio. Otro problema que se achaca al petróleo es que sus mayores reservas se encuentran en países inestables políticamente, pero esto también sucede con el litio, ya que el 85% de las reservas mundiales se encuentran en países de Sudamérica como Bolivia, Perú o Argentina.

Operario extrayendo una muestra de salmuera con litio en Argentina

En cuanto al medio ambiente, es cierto que los coches que utilizan baterías de litio no producen emisiones, pero, tanto la extracción como el reciclaje de este material suponen un gran problema ecológico. Actualmente, el proceso de reciclaje de las baterías de litio es muy caro y contaminante, además solo se recupera un 50% de sus componentes, pudiendo alcanzar el 80% en los mejores casos. De hecho, este es el motivo por el que muchos fabricantes optan por reutilizar estas baterías en lugar de reciclarlas, para tareas que no sean tan demandantes, como los sistemas de iluminación de emergencia o de campos de fútbol.

Pese a los problemas que supone, el litio seguirá utilizándose como fuente de energía, y más aún tras el descubrimiento de enormes depósitos de litio en Alemania. Se calcula que las reservas que se han encontrado bajo el río Rin podrían proveer de energía a las baterías de 400 millones de coches eléctricos, convirtiendo este yacimiento en uno de los más grandes del mundo. Por una parte, supondrá un gran avance para Europa, ya que dejará de depender tanto de las regiones de América del Sur o de Australia, en las cuales se encuentran la mayoría de los depósitos.

Según han explicado las autoridades alemanas, el proceso de extracción de litio no tardará en dar comienzo. La empresa Vulcan Energy ha confirmado el proyecto que construirá centrales de energía geotérmica gracias a las que se extraerá este material. La empresa se enfrenta ahora a varios retos, en primer lugar, realizar la extracción de forma correcta y eficiente, proceso que no resulta sencillo a lo que se suma el grave impacto ambiental que las excavaciones causarán, y por otra parte, la oposición de los residentes de la zona que cuenta con una gran densidad de población, al contrario que los yacimientos de América o Australia.

Lugar de extracción de litio en Chile

La inversión inicial para extraer este material ascenderá a 2.000 millones de euros, con los que se podrán obtener 15.000 toneladas de hidróxido de litio por año en dos instalaciones para el año 2024. Un año más tarde comenzará una segunda fase, con la que esperan llegar a las 40.000 toneladas al año. Teniendo en cuenta que el pasado año Australia fue el mayor productor con 40.000 toneladas, y Chile fue el segundo con 18.900, si las previsiones de la empresa Vulcan Energy son correctas, Alemania podría convertirse junto a Australia en el mayor productor mundial de hidróxido de litio en pocos años.  

En cuanto a España, en Cáceres se encuentra uno de los yacimientos de litio más grandes de Europa aunque los enfrentamientos acerca del impacto de la actividad minera en esa zona hacen que no se esté optimizando. 

COMPARTIR: